MOTÖRHEAD “Aftershock” (2013)

¡ Comparte esta noticia !

motorhead_aftershock

Si tuviéramos que contar el número de bandas que pueden jactarse de haber seguido fieles a su sonido durante toda su carrera (se entiende que me refiero a carreras extensas), seguramente podríamos hacerlo con los dedos de una mano y nos sobraría alguno, pero lo que es seguro es que, entre esas pocas bandas, estarían sin duda MOTÖRHEAD.

Partiendo de esa premisa, no es difícil saber qué nos vamos a encontrar en «Aftershock»

Si te gusta la banda, no vas a sentirte defraudado, pero si eres de aquellos a los que los discos de Lemmy & cía nunca les acabaron de entrar, éste no va a ser la excepción. Afortunadamente yo me encuentro entre los primeros y puedo decir que el vigésimo primer trabajo de MOTÖRHEAD, es un disco más que digno. Quizás la segunda mitad se me ha hecho un poco pesada debido a la inevitable sensación de déjà vu que me han transmitido alguno de los 14 temas (algo por otra parte comprensible); y es que una banda con un estilo tan marcado y que lleva casi 40 años haciendo canciones, tiene que acabar repitiéndose en algún momento.

En cualquier caso “Aftershock” cuenta con unos cuantos buenos temas que demuestran que no es un disco sacado para cubrir el expediente. Al margen de resultar un poco “más de lo mismo” en algunos momentos, aquí hay suficiente calidad compositiva como para darle unas cuantas vueltas a alguna de sus pistas. Desde el tema “Heartbreaker”, pasando por la intensidad de “Coup De Grace”, los acordes disonantes de “Death Machine”, la embriagadora cadencia de “Lost Woman Blues” (me encanta cómo suena ese bajo distorsionado), el frenético traqueteo de “Going To Mexico”, o la pegadiza “Crying Shame”, asistimos a toda una lección de cómo hacer rock & roll con mucha clase y más vísceras.

Lo que me pregunto ahora mismo, dado el actual estado de salud de Mr. Kilmister y su edad, es si habrá más trabajos de estudio de la banda en el futuro, o debemos ir pensando en desempolvar aquella famosa frase con la que hace años se despedía de nosotros cierto lagomorfo: “That´s all Folks”. ¿Quién sabe? En cualquier caso, y hasta que el tiempo nos saque de dudas, la máxima vigente seguirá siendo: “We are MOTÖRHEAD and we play rock´n´roll”.

J. Galiana