BARÓN ROJO – Sábado 13 de abril de 2002, Sala Gamma (Murcia)

¡ Comparte esta noticia !

Fin de semana sabático el que decidimos tomarnos Silvia y yo, el sábado por la noche y como no pillaba lejos de dónde estábamos pues pillamos el coche y para Murcia a ver a los Barón; concierto histórico el que os voy a relatar ¿histórico porqué? ¿qué tuvo de especial? Seguid leyendo y ya veréis, en primer lugar en la entrada venían anunciados Barón Rojo y Morerock, pero estos últimos no tocaron.

La sala estaba llena, se apagaron las luces y ahí estaban ellos ¡joder siempre que les veo me emociono! Empezaron con la instrumental “El Barón vuela sobre Inglaterra”, con un sonido increíble y es que suenan mucho mejor en salas de este tipo (aforo medio-pequeño) que en un escenario al aire libre. Por cierto, me encanta la puesta en escena que tienen en este tema ¡Heavy Metal a la vieja usanza!, seguidamente enlazaron con “Breaktoven” ¡qué comienzo! Los Barón están que se salen, Armando no para de moverse, le ves disfrutar; Carlos y Ángel en la línea de siempre, o sea, algo pasivos y Vale detrás de esos timbales. Por cierto, me llamó mucho la atención la camiseta de la Bon Scott Band de Ángel Arias y el new look de Carlos con perilla y totalmente rapado (aunque eso ya lo había visto en el DVD),. Seguidamente tocaron “Fronteras” tema que abre su hasta ahora último CD en estudio “20+”, tema en el que me di cuenta que mucha gente no conocía, y aquí vuelvo a reiterar, el “20+” no es un “Volumen Brutal”, pero es un buen disco!

Barón volvieron a levantar la sala con el infalible “Incomunicación” a la que le siguió “Anda suelto Satanás” con sólo de bajo a cargo de Ángel Arias. Esto sólo había hecho más que empezar, “Te espero en el Infierno” fue el siguiente en caer, tema que abría el “Desafío” (primer LP de la formación sin Sherpa ni Hermes), y aquí la primera sorpresa, Armando sacó una guitarra de dos mástiles (2 palos como dijo alguno) para tocar “Campo de concentración” tema que él mismo cantó, y “Concierto para ellos” donde la voz de Carlos empezaba a flojear y tuvo que apoyarle su hermano Armando. “Famosas” volvía a devolvernos al grupo en su momento actual, hay que ver qué tema! Cada vez me gusta más, y es que en directo tiene un sonido muchísimo más nítido y compacto que en el CD –aunque claro está prescindieron de la sección de viento-

Llega la primera sorpresa: “Caso perdido”, tema que dijo Armando estrenaban para la ocasión y que él cantó, por cierto en este tema le dije a Silvia “aquí tienes el mejor riff de la historia del Heavy Metal”. Llega el momento cumbre con “Las flores del mal”, la voz de Carlos empezó cascada, pero a medida que avanzaba el tema flojeaba más hasta que se quedó totalmente afónico, Armando le miró y le preguntó algo así como “¿puedes seguir?” y Carlos con la cabeza hizo un gesto como diciéndole que iba muy forzado, así que Armando sustituyó en todo lo que queda de concierto a Carlos en la voz y la verdad es que no lo hizo nada mal (y por eso lo de histórico). “Buenos Aires” canción instrumental dedicada a los argentinos dio paso a un solo de batería de Vale, a Carlos se le veía agobiado, aunque no por ello dejó que el concierto decayese. Otro tema que no me esperaba: “Se escapa el tiempo”, los Barón están que se salen!

El clímax llega con “Cuerdas de acero” ¡vaya feeling tiene la canción! “Hermano del Rock and Roll” precedió a “El malo” canción que a Armando se le olvidó un pedacito de la letra, problema que por otra parte subsanó el público. La siguiente en caer fue la ya convertida en clásica “Cueste lo que cueste”, sin duda uno de los temas más representativos de Barón Rojo en su última época y espero que se quede como titular en su repertorio; y ahora tocaba el turno del “experimento” como dijo Armando, al lado de su micrófono le pusieron otro pie con otro micro ¿dos micrófonos? ¿qué irán a hacer? Entonces dio paso a “Con botas sucias” y me dije “me lo imagino”, efectivamente, el micrófono tenía un distorsionador de voz con el que Armando jugó con su guitarra y su voz distorsionada, así como para hacer la parte central, sí, esa que dice con voz robótica “y yo tu prisionero he dejado de ser…”, le quedó bordao!

De nuevo sacó la guitarra de doble mástil y presentó la balada “Siempre estás allí”, ¡hay que ver como me pone la cancioncita! Y después de la balada vino el apoteósico “Resistiré”, increíble, hay que ver como están los tíos!, se despidieron de la audiencia y se fueron, pero claro, son Barón y cuando tocan sabes que va para rato, así que al ratito volvieron a escena tocando con las guitarras lo de “oé oé oé oé oé…” y claro, la audiencia pues tenía que cantar, así que se montaron una instrumental que desconozco, aunque a alguien le escuché decir que era de Rainbow, pero vuelvo a insistir, un sonido nítido, contundente y muy brillante, y claro, hora era ya de irnos al infierno con “Los rockeros van al Infierno” con las inclusiones del “Smoke On The Water” y el “Highway To Hell” en la parte intermedia del tema

¿Queréis más? Pues ahí teníamos a los Barón tocando el tema “Baron Rojo”. La sala estaba ya al borde del caos, pero si no teníamos bastante la enlazaron nada más y nada menos con “Son como hormigas”, impresionante, si yo ya estaba al borde del colapso con “Baron Rojo” cogen los tíos y me la juntan con uno de mis temas favoritos ¡y sin tiempo para respirar! Y para acabar la velada no podía faltar la otra balada (¡toma pareado!) evidentemente se trataba de “Hijos de Caín” dónde a Armando se le volvió a olvidar otro pedacito de la letra.

Un concierto con todas las de la ley, sonido potente y dos horas y media más o menos sin cortes ni parones ni nada, es de agradecer que Armando tomara las riendas cuando Carlos se quedó sin voz, ya qué llegué a pensar que no seguirían al estar Carlos afónico, obviamente me equivoqué; estoy seguro que otros grupos hubieran suspendido el concierto; otro punto que quiero comentar es la difícil labor tanto de Vale como de Ángel, tiene que ser muy difícil para ellos ver como las miradas mayormente se centren en los hermanos, es muy difícil suplir dos piedras fundamentales como fueron Sherpa y Hermes (y Carolina claro está) pero os aseguro que como músicos son excepcionales, me encanta la forma de tocar de Ángel y Vale está hecho toda una máquina.

Supongo que si finalmente voy al Viña Rock les veré de nuevo, aunque como he dicho antes, actualmente creo que les va más lo de tocar en salas de este tipo que en grandes eventos, pero ya os contaré.

Por cierto, no quiero dejar de escapar unas palabras que me dijo Silvia “el DVD es una mierda comparado con lo que he visto hoy”, y es que tenía ganas de llevarla a un concierto de mis Barón!

Texto: Agustín Galiana «Aguskill»