SHERPA – mayo 2007

¡ Comparte esta noticia !

Martes 8 de mayo de 2007. Pocos días después de la salida a la venta de “El Rock me mata”, Sherpa estaba en plena labor promocional con todos los medios. Tal como hicimos con el anterior disco, “Guerrero en el Desierto”, quisimos contactar con él para que nos contara de primera mano sus impresiones y opiniones. Debido a que en nuestra anterior entrevista con él ya tratamos ampliamente cuestiones referentes a su pasado en Barón Rojo y repasamos su larga historia, en esta ocasión quisimos centrarnos únicamente en su presente, pleno de actualidad por la salida de su nuevo disco. Como siempre, os ofrecemos la transcripción íntegra de nuestra conversación.

Shan Tee: Bueno, el disco está ya en la calle. Te ha costado un poquito, según tengo entendido.

Sherpa: De momento me ha costado pasta. Y luego también esfuerzo, claro. Pero lo bueno tiene que costar.

sherpa_elrockmemataShan Tee: “El Rock me mata”. ¿Qué quiere decir el título del disco? Porque hay varias interpretaciones.

Sherpa: Quien me conozca sabe que yo siempre he tenido una vena un poco humorística, o ácida. Y bueno, “El Rock me mata” se puede entender como que el Rock es tan duro, tan jodido, es una vida tan dura que te mata poco a poco, pero el Rock es tan maravilloso que te mata de placer. Es como el slogan que salió aquí de “Madrid me mata”, que te mataba porque te gustaba. Eso es. Siempre con doble sentido, tiene más chispa.

Shan Tee: Y ahora, con el disco en la calle, según ha quedado todo ¿estás satisfecho de cómo ha quedado?

Sherpa: Muy satisfecho. Siempre que valores un producto tienes que valorar calidad / precio, y en la relación calidad / precio creo que sale ganando, muy bien.

Shan Tee: Cuéntame un poco el follón que ha habido con las copias, con el orden de las canciones.

Sherpa: Es que vivimos en el país de Pepe Gotera y Otilio, de verdad. Por mucho que intentes hacer bien las cosas, yo que además soy perfeccionista, siempre hay alguien que mete una gamba y no hace bien su trabajo, y han salido las canciones cambiadas, que realmente no es muy grave tampoco, es una mínima incomodidad al principio, porque ya cuando te acostumbras ni miras las letras ni miras el orden, pero te jode. Lo que pasa es que eso se ha convertido, de repente, en algo positivo, porque los chavales quieren tener esa rareza. Estamos empezando a sacar los discos en plan bien y hay gente que quiere pillar esa rareza. Pues mira, no hay mal que por bien no venga.

Edurocks: ¿El orden lo estudiaste tú concienzudamente?

Sherpa: Claro, hombre, el orden va poco a poco. Va “Ángeles de la Ira”, que es la canción más Heavy, más Black Sabbath… que es una canción de culto ya, porque hay algunos que la adoran y otros a los que no le gusta. Está bien para empezar. Luego seguimos con “El fuerte eres tú”, que es el single, que es muy Rainbow, muy cañera, te sube mucho el ánimo. Luego estamos con “Ser libre”, que es más americana, más comercial, luego desembocábamos en “Yo por ti”, que es una canción preciosa, es la que más está gustando… O sea, era un pico muy bien estudiado, y de repente nos cambian todas las canciones… pero bueno, qué se le va a hacer.

Edurocks: Son 300 copias. Y el disco se está vendiendo bien, según tengo entendido. Igual se han vendido ya todas.

Sherpa: De hecho me han dado hoy las cifras y se han vendido más del doble de las 300.

Edurocks: Por eso te digo, ya no habrá gente que lo tenga.

Sherpa: Se ha vendido más de tres veces eso.

Shan Tee: El disco trae 8 canciones, son 40 minutos, como antiguamente. ¿Eso es algo buscado aposta así?

Sherpa: No, es que no dio tiempo a más. No hubo tiempo y no hubo más dinero, tío, porque los estudios cuestan dinero, y los ensayos cuestan tiempo y cuestan dinero. Y se llegó a 8 canciones, ojalá se hubiera llegado a 14, pero eso implica ensayar muchas más horas, implica que la gente se tenga que desplazar, y la gente se está buscando la vidilla, porque el Rock, que lo sepáis, muchachos que me escucháis, salvo contadas excepciones, no da para vivir. Eso ya, empezaros a mentalizar. Yo creo que en vez de “El Rock me mata” tendría que haber puesto “El Rock no da para vivir”. Porque hay que picar de muchos platos para poder pagar las facturas, porque los euros vuelan. ¿Y qué pasa? Que yo no puedo decir a Luís Cruz que deje “We Will Rock You”, donde está tocando todos los días, para venir a ensayar y poder tocar 8 canciones más. O no le puedo decir a Raúl, que vive en Ciudad Real, que se gaste todos los días 30 euros en el AVE para venir a ensayar 6 días a la semana. No puedo, tío, ojalá pudiera. Lo habría pagado con mucho gusto. Pero tío, hay que hacer cuentas y decir: hasta aquí llegamos y hasta aquí ofrecemos. Ojalá lleguen tiempos en los que nos permitamos el lujazo de meternos en la sauna de no sé donde y ensayar y tocar como las estrellas del Rock, como hace Metallica y toda esta gente.

Shan Tee: De todas maneras yo creo que tampoco es tan grave por el hecho de que no tienes un CD, tienes dos. Tienes luego el directo.

Sherpa: Hombre, claro. Es que en principio se pensó dar como regalo no el directo, sino el estudio. Sacar el directo y meter un bonus track de 2 ó 3 canciones. Al final David dijo de meter 6 canciones y a mi me pareció muy poco. Y al final, cuando pusimos 8 ya empezó a tomar más peso el de estudio, y nos quedamos ahí haciendo equilibrios. Al final casi era de regalo el directo. El disco en su conjunto está de puta madre.

Shan Tee: El directo está grabado íntegramente en Madrid.

Sherpa: Sí, íntegramente en Madrid. Por lo mismo, hicimos varias grabaciones. Hicimos una grabación en Valencia… pero lo hicimos con un dat, y eso no es, tío. Para haberlo hecho bien habría que haber hecho 5 capitales, o 6 ó 7 capitales, haber grabado los 7 conciertos con una unidad móvil como Dios manda, con 3 tíos ó 4 que van allí, págales las dietas, los hoteles, los viajes, paga el alquiler del equipo, paga… y es que no podíamos. Lo que no puede ser, además es imposible. Y al final nos tuvimos que jugar la baza de hacerlo en Copérnico y bueno, salió bastante bien. Eso sí, hemos querido que el disco sea tal y como sonó en Copérnico, queremos romper una tendencia horrible en la que ya últimamente cae todo el mundo, que es que un directo se retoca tanto en estudio que ya da asco, que ya dices “¿estoy escuchando de verdad un directo o estoy escuchando un proceso que le han lavado la cara tanto que ya ha perdido todo?” No, tío, esto es lo que hay. Y claro, hay gente que dice “es que hay alguna vez que le sale algún gallito al Sherpa”. Pues mata al gallito con una escopeta, tío. Esto es lo que hubo, no te estoy engañando. Esto es lo que hubo, y cualquier chaval que no haya visto nunca a Sherpa y a su banda y que vaya a verme algún día, sabe que se va a encontrar eso, o quizás mejor porque tengamos un mejor día, o a lo mejor un poco peor, pero eso es lo que se va a encontrar. No que estafes a la gente, tío. Es que es más, yo te juro que prohibiría por ley retocar las cosas de directo. Yo me acuerdo de cuando yo era joven y veía programas en televisión de artistas, que venían de Estados Unidos, estaba prohibido el play-back. En España no porque ni siquiera había medios para meter play-back, pero en Estados Unidos, yo sé gente que vivía en Estados Unidos, te estoy hablando de cuando yo tenía 14 años, gente que me aseguró que estaba prohibido por ley actuar en play-back en Estados Unidos. Y yo la primera vez que fui a Estados Unidos, yo no sé los años que tenía, y puse la televisión, aquí teníamos sólo un canal y allí había 100 canales. Y empecé a ver grupos y, hostia, era todo en directo. ¡Y joder cómo sonaban en directo! Vi a unos tales Flash, un trío que se llamaban Flash y me quedé flipado totalmente de cómo sonaba aquello, y tocaban en directo, con sus Marshall aquí a toda leña, de puta madre y sudando, macho. Y era un programa de gente con corbata ¿eh? O sea, que cuidado…

Shan Tee: Aquí antes se hacía, vosotros hicisteis programas en televisión y salíais tocando en directo.

Sherpa: Mercedes Milá, cuando tuvo tanto éxito con el programa aquel de “Buenas Noches” o no sé como lo llamaba, que se hacía en Barcelona, como la tía es muy lista y como nosotros éramos los número 1 y todo el mundo se peleaba por vernos, nos quiso llevar a su programa. Dijimos “¿tocamos en directo?” y nos dijeron “no, no se puede”. “Pues hasta luego”. Estuvo persiguiéndonos meses Mercedes Milá. Y de Zafiro nos rogaban, que por favor que fuéramos, que era el programa de máxima audiencia. Era mucho más que el Buenafuente, era mucho más que el Sardá, pero en aquella época. Te digo, el día que tocamos, que tocamos en directo porque por fin accedieron, estaba Maradona, cuando estaba en el Barcelona, estaba Bertín Osborne de su época de “amor mediterráneoooo…”, estaba Imanol Arias en su mejor época de actor. No sé quien más había de invitados, y la estrella invitada musical era Barón Rojo. Y tocamos en directo. Los poliespán de arriba se caían, volando de la presión que había en escena. Y Mercedes le dijo a Maradona “¿tú les conoces, Diego?”. Y Maradona le dijo “cómo que si les conozco, si les fui a ver al Obras, cuando tocaron en Buenos Aires, y mi hermano es fanático de ellos”.

Shan Tee: Sí, e hicisteis más programas, estaba “Musical Express”, estaba “Tocata”…

Sherpa: “Aplauso”…

Shan Tee: Pero “Aplauso” en directo… no recuerdo yo que tocarais allí en directo.

Sherpa: Quizás metimos la voz en directo.

Shan Tee: Es posible, que eso también se hacía, meter todo lo instrumental en play-back y luego la voz en directo. Pero luego no hubo nada.

Sherpa: ¿Sabes qué pasa con esto? Que los que trabajaban en televisión, bien con razón, bien sin razón, bien porque no estén pagados o bien por que sean los sindicatos una puta mierda, siempre ponían pegas y nadie quería arrimar el hombro. Lo puedes entender o no, yo no me meto en esa discusión, el caso es que quien salía perjudicado era el público, porque al final es mucho más fácil enchufar la banana y que suene el play-back a decir: tío, vamos a colocar el equipo, vamos a probar sonido… El tiempo es oro en televisión y aquí todo es mentira

Shan Tee: La idea inicial, o al menos eso leí en alguna parte, era sacar un DVD de la actuación.

Sherpa: Lo vamos a sacar. Está grabado, lo que pasa es que está todo en bruto, eso sí hay que procesarlo. Tenemos que editarlo porque yo me tiro unas parrafadas a lo mejor, que no veas cómo le doy a la húmeda, y a lo mejor hay que meter 3 canciones seguidas y una entrevista en tu casa, o pintando un cuadro, o sacando el perro a pasear, o meando en la cuneta…

Edurocks: Sacar algo más de lo que es el concierto.

Sherpa: Hombre, claro, porque si no es un peñazo, tío. ¿Tú sabes lo que es un DVD de principio al final una actuación? Buff… Además eso creo yo que ya no se estila, ¿eh?

Shan Tee: ¿Tenéis idea de cuando podría salir?

Sherpa: Cuanto antes, todo depende de cómo vaya el disco, porque luego meterse a procesar el DVD es pasta, porque lo ha hecho una Compañía de prestigio y que cobra dinerito, ¿eh? Entonces, si el disco empieza a ser rentable, por lo menos que no perdamos dinero, invertiremos en sacar el DVD cuanto antes. Es que son habas contadas.

Shan Tee: Sobre el disco en estudio, hay algunas canciones que quería comentar contigo porque me han llamado la atención. La primera, “Campo de Concentración”. Me gustaría que me dijeras el motivo por el cual has hecho esa versión.

Sherpa: Porque en mi Foro se pusieron muy pesados, y gracias a Dios que se pusieron tan pesados, porque decían que esa es la única canción en la historia del Barón que estaba grabada únicamente en directo, y que por qué no la hacíamos en estudio. Y la verdad es que está muy bien. La hicimos, y yo rescaté a un grandísimo músico amigo mío que se llama Miguel Ángel Collado, todo el mundo le recuerda de Santa, de Ñu… y se hizo un solito bien bonito.

Shan Tee: La novedad en esta versión es precisamente ese solo de Hammond.

Sherpa: Y los estribillos, cantados con coros armónicos, que me hice yo a las voces. Ha gustado mucho. Muy purpeliano, muy de los ’80. Muy como yo quería que sonara.

Shan Tee: Serviría bien para… bueno, la historia esa de sacar singles yo creo que se acabó, ¿no?

Sherpa: Pues qué quieres que te diga. Lo bonito sería grabar varios video-clips con algunas de las canciones concretas y colgarlo en el Youtube. Vamos a ver…

Shan Tee: Otra de las canciones que me ha llamado la atención es la de “Silla de Metal”. Por la letra, sobre todo por saber a quién está dedicada. Me gustaría que tú nos dijeras a quién está dedicada, y por qué.

Sherpa: No. No lo voy a decir porque es algo demasiado íntimo y me da un poco de pudor. Está hecha para alguien a quien quiero mucho, es un familiar al que admiro mucho porque nos ha dado una gran lección a lo largo de toda su vida con lo que ha sufrido con su minusvalía, y que encima es un rockero. Es lo que digo, que “una guitarra en su habitación” es un bajo que yo le regalé. “Posters de grupos, esa es su afición” y va a conciertos en su silla de ruedas, o con sus bastones cuando podía. Tenía que hacerle un homenaje, y se lo hice.

Shan Tee: ¿La banda que tienes ahora la puedes considerar ya estable?

Sherpa: Hombre, sí, ya la puedo considerar estable. Pero yo soy de los que piensan que qué nos deparará el mañana.

Shan Tee: Luis puede ser el que está un poco más en el alero, por aquello que está liado con lo de Queen…

Sherpa: Sí, pero Luis es como todos, tío. Si hay trabajo, Luis se queda, porque Luis disfruta, y además se le da chance, se le da bolilla.

Shan Tee: ¿La baza de Juanjo Melero ya está descartada?

Sherpa: Lo que pasa es que Juanjo está muy bien situado. Juanjo es sincero, y me dice “tío, yo con quien más me divierto es con vosotros, y esta es mi música, pero macho, yo tengo una nenita…” que por cierto, ahora ha tenido otro niño, y se ha comprado un chalecito, y tiene una familia, y eso hay que mantenerlo. Y es como si ahora a alguien se le ocurriera llamarle desertor. Pues sería para meterle una hostia. ¿Cómo desertor? ¿Pagas tú sus facturas y su teléfono, cabrón? ¿Desertor porque está tocando ahora en la obra de teatro de Mecano, no te jode…?

Shan Tee: Hermes y Raúl parecen, desde fuera, los más estables. Con Hermes ya sabemos todo que es una relación de hace muchos años, y con Raúl parece que se os ve un rollo muy especial.

Sherpa: Es que Raúl es un tío tan generoso… Raúl hace honor a su tierra manchega.

Shan Tee: Otra colaboración que tiene el disco, a parte de la del gran Miguel Ángel Collado, me ha llamado la atención lo de Vicky y Luisi.

Sherpa: Vicky, Luisi y Susi, la tercera.

Shan Tee: Vicky y Luisi eran las que estaban en Jerusalem, y que colaboraron con Ñu en los ’80, en aquella gira que hicieron de “El Mensaje del Mago”.

Sherpa: Claro, claro. Las tres Supremas, que son… vamos, para comérselas de buenas personas.

Shan Tee: Y que cantan de la hostia, la gente no las valora mucho, pero…

Sherpa: Cantan que te cagas.

Shan Tee: ¿Como surgió?

Sherpa: Pues porque somos amigos desde hace tropecientos años. Ya cantaron en la versión que hice de “La Casa del Sol Naciente”, en El Guerrero.

Shan Tee: ¿Tanto lo de Collado como lo de estas chicas es sólo para la grabación o hay pensado que actúen en algún concierto?

Sherpa: Mira, Collado está en las alturas, tío. Collado es un músico cotizado, es un musicazo de carrera, está en otros vuelos. Está ganando mucha pasta en comparación con este mundillo del Rock. A mí sí me gustaría tener, algún día, suficiente infraestructura, suficiente poder, suficiente fama y suficiente todo para hacer un concierto en Madrid, en un pabellón o donde sea que te cagas, y hacer invitados como Dios manda, que Collado se hiciera dos o tres temas, que las Supremas me hicieran los coros en otro lado, invitar al Fortu y a todo el que se quisiera unir, pero claro, es complicado, hoy por hoy.

Shan Tee: Porque de conciertos está la cosa jodida.

Sherpa: Está la cosita muy mala, pero ahí vamos. Y menos mal que yo no necesito el Rock para vivir. Menos mal, porque por eso me mantengo, por eso mantengo el asunto “Sherpa”. Si yo necesitara el Rock para vivir, ya me estabais viendo el pelo. Pero yo me he hecho más o menos mi modus vivendi, soy un pobre que vive bien. La gente se ríe cuando lo digo, pero es la puta verdad. Soy un pobre que vive bien, pero soy un pobre, tío. Yo no tengo capitales. Si tuviera capitales, habría hecho un disco en Estados Unidos y a lo mejor había invitado al de Metallica a cantar, yo qué sé.

Shan Tee: La última vez que hablamos, que te hice otra entrevistilla, eras muy reacio a todo el tema de Internet, ordenadores, etc. Últimamente veo que te has animado.

Sherpa: No, lo que pasa es que era un paleto. Un paleto que había dejado el arado y con un dedo le daba al teclado, pum, pum. Y ahora me voy soltando. Yo aprendo enseguida.

Shan Tee: Has hecho una cosa en la que eres pionero. Yo al menos no se la he visto a nadie, y es que a la gente de tu Foro que te pregunta, no solamente les contestas sino que te grabas en imagen para que te vean contestar.

Sherpa: Sí, y discuto con ellos. ¿Has visto el último post que he puesto hoy? Pero me da por épocas. Algún día daré la espantada y la gente dirá “Joer, ¿dónde se ha metido Sherpa?”. Yo es que soy así. Me muevo a impulsos y bueno…

Shan Tee: ¿Notas ahora que los medios son más receptivos contigo que cuando sacaste “Guerrero en el Desierto”?

Sherpa: Todavía no noto que la cosa haya subido, porque la verdad es que con Guerrero me trataron muy bien y con esto están empezando a tratarme muy bien, así que me imagino que será igual o mejor.

Shan Tee: ¿Con este disco te planteas algún tipo de objetivo concreto? O lo que dé de sí, bienvenido sea.

Sherpa: Yo no sé si mañana, o dentro de un instante, me va a dar un infarto y me voy a caer aquí muerto.

Shan Tee: ¡No jodas!

Sherpa: Vamos a ver. No hay ni un solo día en el que yo no piense en mi muerte. Ni uno solo. Y eso es muy bueno, porque te hace estar vivo. Porque la gente piensa que no se va a morir nunca. Porque no piensa en la muerte. Si todos pensáramos que tenemos fecha de caducidad y que hay que aprovechar la vida, seríamos mejores personas. Eso te lo garantizo.

Shan Tee: Si quieres añadir alguna cosa que no hayas dicho y te apetezca decir… antes de que te mueras (risas)

Sherpa: Salud, buena música y larga vida.

Shan Tee: Pues muchas gracias.