TRITTON «Face Of Madness» (2013)

¡ Comparte esta noticia !

tritton_faceofmadnessCon músicos que llevan a sus espaldas más de una década dentro del underground metálico en La Ciudad de México o México D.F., debutan Tritton (no confundir con nuestros históricos Tritón) con su primer álbum.

Tritton se forman a finales de 2009, pero hay que echar la vista atrás y ver la experiencia pasada de sus instrumentistas. Por un lado el guitarrista Enrique Torres (ex-Mekate, Nova, Zamak, Chronos, Dracko) y el bajista Víctor Varas (ex-Simbiosis Atroz, Entropía, Nova, Chronos, Dracko, Mourtoria, Agnus Dei, y en directo requerido para tocar con Prohibitory y Voltax) llevan tocando juntos desde 1999, al principio en Nova, y más adelante en Chronos. Formando también en Dracko (2001 – 2008), grabando con esa banda la demo «Harmaguedón» (2002) y el álbum «El mundo de los dioses» (2004), aparte de participar en discos tributo a Luzbel (con la canción «En el filo de la oscuridad») y Ángeles del Infierno (grabando «Con las botas puestas»); llegando a tocar con Dracko, entre otros festivales, en el Monterrey Metal Fest. II de 2005, integrando el cartel, entre otras bandas Motörhead, Danzing, WASP, Hammerfall, Mägo de Oz, Jag Panzer, Neil Turbin, Cristal y Acero…; y en el Union Metal Fest. I de la capital mexicana. Además de compartir escenario con otras bandas mexicanas como Luzbel, Raxas, Agora, Calvaria, Psicofonía, Agnus Dei… Por otro lado el guitarrista José Gómez Mójica (ex-Agnus Dei, Dracko), fue miembro fundador de Agnus Dei (2002 – 2013), entrando en Dracko en marzo de 2006, justo para el concierto en el que abrían para el vocalista británico Paul Di´Anno (ex-Gogmagoc, Iron Maiden) en Cuautitlán (México). Enrique, José y Víctor dejaban Dracko en enero de 2009, y a partir de ahí empezó a gestarse la idea de Tritton.

El trío invitaba a sumarse al grupo al batería Yohann Torres (ex-Hathor, Letania), para ocupar el puesto de Roberto «La Toña» Peralta. Ya que los cuerdas anteriormente habían coincidido con Yohann en Dracko, tocando el batería con esa banda en un par de conciertos en julio de 2006. Así que el cuarteto, con el guitarra José Gómez encargándose también de la voz, se lanzaron a tocar constantemente en vivo de 2010 a 2012. Empezando con la grabación del disco en octubre de 2012, ocupándose aún de la voz José.

La vocalista Lorena Cabrera (ex-Soma, Orquídea Purpúrea, Síncope, Carabás) se unía a Tritton en marzo de 2013, y en agosto de 2013 autoeditaban «Face Of Madness», aunque meses antes (abril 2013) lanzaron una demo, con igual título del disco, compuesta de tres temas.

La formación mexicana tiene de base en sus composiciones el Heavy Metal más clásico, pero enriqueciéndolo con el aporte también de elementos del Power / Speed o del Thrash Metal. Sonando en su limitada producción naturales y compenetrados, escuchándose claramente cada instrumento, incluido el bajo; percibiéndose que no son unos advenedizos y que llevan años tocando. Lo que puede chocar al escuchar las canciones, y que puede ser un gran lastre a la hora de apreciar el disco, es la voz. Para servidor los temas requieran de una voz potente y con su dosis de agresividad, pero sin embargo nos encontramos con la voz de Lorena (la cual se puede escuchar con su anterior banda, Orquídea Púrpura, en la versión de «Jugando al amor», dentro del tributo mexicano de Ángeles del Infierno, «Un Ángel de Culto» (2008), en el que también participó Dracko), quien tiene una limitada voz melodiosa, y cuando intenta dar otros matices a su registro, no quedan nada logrados. Pero otro punto en contra para la vocalista es su pronunciación del inglés, la cual evidencia inmediatamente una gran mejora.

Realmente si te gusta el Heavy Metal de raíces tradicionales, podrás sacarle partido a temas como «Martyr», «Face Of Madness», «Insurrection»… pero cuesta escuchar conjuntamente la combinación de la música con la voz de Lorena, quedando más evidente el contraste por ejemplo durante «Wanton War», donde suenan impetuosos coros masculinos, como también sucede en «Asphyxia». Apareciendo como invitado Alberto Ávila (Hathor) realizando coros en «Martyr» e «Insurrection»; y Martín Gutiérrez guturales en «33 Degrees North».

«Flash Of The Blast» es una instrumental de algo más de seis minutos, con sus cambios de ritmo. Siendo una antigua composición de Dracko, aparecida primigeniamente en el disco de éstos y titulada «Nostalgia efímera».

El veloz «33 Degrees North», si no me equivoco, es otro tema rescatado de la etapa de Dracko, y titulado por entonces «33 Grados Norte». Acabando la canción, transcurre un minuto de silencio hasta que surge sólo la voz / susurro de Lorena que alarga la duración innecesariamente a lo seis minutos.

Recibíamos el kit digital del álbum por medio de Zineaholic PR, compuesto de siete temas. Pero en realidad en el CD incluyen al final un corte más, «Mártir», siendo la versión en castellano de «Martyr», cantada por el guitarrista José.

Quizá en la próxima grabación de Tritton los temas ya estén compuestos y mejor trabajados para que encaje mejor la voz de Lorena, o ésta cambie su manera de cantar, porque sinceramente, el Talón de Aquiles en este debut discográfico es la diferencia de nivel entre los instrumentistas y la voz de la fémina. ¡Suerte!

Starbreaker