GAUTAMA «All Is Silence» (2013 / 2014)

¡ Comparte esta noticia !

gautama_allissilenceDesde el distante y exótico archipiélago de Nueva Caledonia viene este cuarteto de, digamos grosso modo, Thrash / Death Metal con vocalista femenina al frente.

Surgidos en 2008, su primer concierto tuvo lugar el sábado 23 de mayo de 2009, en el Café Musique Le Mouv, durante «La Nuit Du Rock», junto a otras bandas neocaledonias: LSD, ODD, Vertigo Trias y Shotgun. Siguiéndole otros tantos conciertos durante 2010 en su ciudad, Numea, capital de Nueva Caledonia.

En 2011 destaca el compartir escenario con Mass Hysteria en su tour por el citado archipiélago de Oceanía en el mes de octubre. Además de formar parte de nuevo de la «Nuit Du Rock» a comienzos de julio de ese año en el Centre Culture Du Mont Dure.

Llegado diciembre de 2012 registraban este primer álbum, «All Is Silence» en BigSound-NC Studio, siendo el productor e ingeniero de sonido Christophe Planche. Masterizando los diez temas del trabajo en Cutting Room Studio de Suecia.  

«All Is Silence» se editaba en octubre de 2013 en Nueva Caledonia, y en junio de este 2014 a nivel mundial.

Aún presentado como un disco, el sonido de las canciones me parece más propio de maqueta o demo (sobre todo por como suena la batería), algo cada vez más común en los últimos años, el publicar «álbumes» con sonido maquetero; pero lo principal y negativo que hallo a través de las escuchas del álbum son pocas cosas destacables que me atraigan y me gusten. De todo el trabajo me podría quedar quizá con temas como los iniciales «Ebony», «Delirium» y «Octopus», aunque tampoco es que me entusiasmen del todo,  y más adelante también con «At The Gates» o «L Ashet», y ya es decir bastante, porque por lo demás…

La vocalista Cloé Soriano, además de dejarse el alma vociferando, se permite concesiones melódicas en su voz («Black Anvil», «Shanti Land»… «Oniromancie»…). Estando su Thrash & Death Metal, con bastantes dosis de Groove, principalmente influenciado por bandas surgidas (o con más éxito) a partir de la década de los 90.

Incluyendo algunos temas con una excesiva duración que en su mayoría se terminan haciendo bastante pesados de escuchar, algunos situados seguidos: «Black Anvil», «Shanti Land» (éste en un buen tramo es un medio tiempo con aportación vocal masculina)… «Dharma» (con algunos ramalazos inspirados)… «Oniromancie» (alternando melodía con rabia) y «All Is Silence», llevándose el tema-título, y corte final, la palma con algo más de diez minutos.

La formación, además de Cloé Soriano (voz / guitarra), está compuesta por Alexandre Verdier (guitarra), Bruno Fontebasso (bajo) y Colin Soriano (batería).

Salvo por el «exotismo» de ser una banda de un sitio como Nueva Caledonia -porque a estas alturas no es nada peculiar ni novedoso que una mujer cante Metal Extremo- el cuarteto, con su bastante normal y corriente Thrash / Death Metal, que evidencia mejor trabajo compositivo y mejorable sonido y producción, no creo que de momento cause un considerable grado de interés al ser escuchado.

Starbreaker