[IN MUTE] “Gea” (2017)

¡ Comparte esta noticia !

Nunca he sido aficionado al Death Metal. Algún disco del estilo hay en mi discoteca, pero son casi anecdóticos y no están, desde luego, entre mis favoritos. No es por nada en especial, simplemente es un estilo que no termina de encajar en mi estructura musical. Al que esto escribe le gusta la caña, por supuesto, y hay discos súper cañeros, endiablados, con los que disfruto muchísimo y que, en algunos casos pueden andar rozando el death o incorporar elementos y detalles que perfectamente podrían encuadrarse en este estilo. De hecho, ¿existen fronteras claramente delimitadas entre el speed, el thrash europeo, el black y/o el death? El llamado “metal extremo” es como los vasos comunicantes, unos y otros beben y reciben influencias de sus primos o hermanos. Me atrevo a decir que este “Gea” de los valencianos In Mute recibe con los brazos abiertos influencias de los estilos mencionados; es Death Metal, sin duda, pero regado por multitud de fuentes que han hecho de este disco una obra de interesante escucha y análisis por parte de un servidor.

Cuando recibí el CD promocional pensé “buf, death metal. No es lo mío”. Cuando digo que un disco “no es lo mío” no quiere decir necesariamente que no me vaya a gustar, quiere decir, más bien, que no sé si voy a ser capaz de entenderlo y, por lo tanto, de analizarlo adecuadamente. Tuve mis dudas sobre si ponerme con “Gea” o no. Lo puse varias veces para decidir si me lanzaba con la reseña o se la cedía a otro compañero más puesto en estas sonoridades pero a medida que el CD iba sonando y sonando, encontraba detalles que no me resultaban del todo extraños, e incluso en algunos momentos me venían a la cabeza sonidos, detalles y melodías no ajenas a mis poco deathmetaleros oídos. Así que me decidí. Escribí al jefe y le dije: “voy a por él”. Y aquí estamos, escribiendo unas líneas sobre un disco de Death Metal.

“Gea” empieza con una suave intro acústica, con acordes de guitarra y lo que identifico, tal vez erróneamente, como chelos para, a continuación, golpearnos frenéticamente hasta el final del CD. A lo largo del disco hay elementos plenamente identificables con el death, como la voz, el doble bombo y la velocidad de las composiciones, pero he decir que eso no está reñido con la melodía, que está presente a lo largo de los 10 cortes que contiene el CD. Me ha llamado atractivamente la atención la presencia de algunos riffs muy pesados, cercanos al thrash más potente de grupos como Kreator, Destruction o Angelus Apatrida, y quiero señalar que la presencia de esos riffs han sido clave para que este trabajo de In Mute me llamase más la atención, ya que yo, que soy básiamente “heavy” disfruto también mucho del metal más pesado de grupos como Coroner, Vendetta, Nasty Savage y otros que priorizan más la pesadez que la velocidad. No es el caso de In Mute (¡son Death Metal!) pero sí que la presencia de esos elementos más thrashers han provocado que alguien quien no tiene al death entre sus estilos de referencia haya podido, en buena medida, disfrutar de las escuchas del álbum.

El tema que más he disfrutado ha sido “The Eternal Return”, tal vez el que desde mi punto de vista incorpora más elementos pesados, de thrash, menos veloz que el conjunto del disco pero muy, muy contundente. Con unas melodías de guitarra en el estribillo la mar de interesantes y donde el tratamiento de la voz de Steffi me gusta más. ¡Sorprendente la voz de esta mujer!, no puedo evitar acordarme de Holy Moses al escucharla. El disco se cierra con una versión del “Damage Inc.” de Metallica, dejando patente (por si no había quedado claro aún) la influencia thrashera que respiran los In Mute.

En fin, no sé qué les habrá parecido a los entendidos en Death Metal este “Gea” de In Mute pero creo que puede ser interesante conocer el punto de vista de una persona no excesivamente introducida en el género, que escribe esto sin referencias previas sobre la trayectoria discográfica del grupo (un EP y un LP anteriores) ni tampoco sobre los grandes discos del estilo en general. Para bien o para mal, este “ir en bragas” a la hora de enfrentarme a “Gea”, me ha permitido encararlo sin ideas preconcebidas sobre “lo que debería ser un buen disco de Death Metal” ni excesivos prejuicios. Y ha valido la pena. Si, como yo, no eres ducho en el estilo pero te gusta la contundencia, eres abierto de oídos y tienes curiosidad por introducirte en las sonoridades más extremas del metal, este disco te puede interesar.

Imagen de previsualización de YouTube

Jebimetal