TEBAS “Juegos de amor” (2014)

¡ Comparte esta noticia !

tebas_juegosdeamorSegundo trabajo de los murcianos Tebas, tras aquel debut llamado “Regeneración” (2012) en el que se decidían a dar el salto de grupo maquetero a banda “con disco”. Ese salto no fue muy grande, ya que “Regeneración” parecía una maqueta llevada a más, como comentábamos en nuestra oportuna reseña que podéis consultar en esta misma web.

Dos años más tarde, la banda muestra sus progresos en “Juegos de amor”, su segundo trabajo. Estos avances son notables, aunque aún les queda bastante camino por recorrer.

La única novedad en la formación recae en la bajista Betsabé Sánchez, quien sustituye a Ginés Martínez “Ignis”. El resto de componentes siguen siendo Leandro de la Poza (voz), Adrián Vera (guitarra), Juanpe Romero (batería) y J.C. Redondo “Snoopy” (teclados), a quien siempre le recordaremos por su participación en aquel brillante primer disco de Banzai.

“Juegos de amor” nos trae mejor sonido, fruto de un mayor presupuesto en la grabación. La diferencia es grande, ya que el punto de partida en “Regeneración” era muy bajo. Ahora, sin tener una calidad sonora sorprendente, se asemeja más a lo que debe ser un disco y no una maqueta. La calidad de los temas también se ha visto incrementada, aunque siguen sonando demasiado ochenteros, lo cual no sería malo de aportar algo más de frescura.

Con una base rítmica que cumple su función, sin más, son la guitarra de Adrián Vera y los teclados de J.C. Redondo “Snoopy” los elementos más destacados del disco y quienes aportan mayor interés en la escucha de este trabajo. El trabajo de Adrián tiene momentos notables, como en los solos de “Juegos de amor”, el tema que da título al disco.

Por el contrario, la voz de Leandro de la Poza es el Talón de Aquiles de la banda, con constantes problemas de afinación sobre unas líneas vocales que necesitan ser más trabajadas, hasta el punto de arruinar por sí solo algún tema como la balada “A un ángel”. En general, es el punto más flaco de la banda y el que necesita más trabajo para mejorar. La excepción es “Un mundo mejor”, el tema en el que la voz está más entonada.

El estilo de Tebas sigue siendo netamente ochentero, produciendo la sensación de haber viajado en una máquina del tiempo 25 años atrás. Y es que estos temas pudieran haber sido compuesto en plena eclosión del rock melódico en España a finales de los ’80. Temas como “Sigo luchando” o el blues “Me has hecho vudú” se tornan interesantes, sobre todo para los amantes del estilo y sonido añejos de esa época.

El disco se cierra con “Loca”, una interesante versión rockerizada y cantada en español de “Maniac”, de Michael Sembello, muy conocida por los que vivimos los ’80 por ser el tema principal de la película “Flashdance”.

La buena noticia es que Tebas sigue mejorando como grupo. Este “Juegos de amor” es claramente superior a su debut, y se ven trazas de que en el futuro será aún mejor. La mala es que aún les queda mucho camino por recorrer. Esperamos que lo transiten cuanto antes y que en su próximo disco vuelvan a dar un salto cualitativo hacia adelante.

Imagen de previsualización de YouTube

Santi Fernández «Shan Tee»