Editorial Noviembre 2014: “El ataque del muerto viviente”

¡ Comparte esta noticia !

editorial_noviembreMe tomo la libertad de usar y traducir en castellano, y en singular, el título de la canción compuesta por el más que admirado y apreciado Miguel «Patillas» incluida al final del último larga duración de su banda, Omission, para titular la editorial de este mes que comienza, hoy Día de Todos los Santos. Aunque siempre me gustó y preferí más la denominación mexicana del Día de los Muertos. Editorial dedicada al amado / odiado Paul Andrews, más conocido como Paul Di´Anno, y reconocido internacionalmente por haber sido el vocalista de los dos primeros discos de los, después afamados, Iron Maiden.

A ese cantante de pelo corto que dio a aquellos dos álbumes de la Doncella de Hierro su filo más Punk, uno lo descubría algo después de agenciarse en un período de tiempo bien corto, y en cassettes originales, gracias a aquel añorado y recordado catálogo de Discoplay, primero el disco «Powerslave» (1984), nada más salir al mercado, y después en otro pedido, quizá sería el siguiente, «The Number Of The Beast» (1982) y «Piece Of Mind» (1983). Añorados tiempos en que uno los cassettes se los aprendía de pe a pa tras escucharlos una y otra vez durante días, semanas, meses… Ese más que grato y simpático recuerdo cuando acababa un tema, y mientras «sonaba» el espacio en blanco, uno ya empezaba a tararear el comienzo de la siguiente canción cuando aún ni había empezado.

Aunque quizá la primera vez que escuché a Di´Anno no fuera con los dos primeros discos de Iron Maiden, los cuales me agencié en un catálogo de grabaciones de Zaragoza. Sino al escucharlo de madrugada en el programa radiofónico de «El Pirata» en aquel tema-título del EP «I Will Be There» (1985) perteneciente al fugaz proyecto Gogmagoc compuesto por el propio Di´Anno (voz), el también ex-Iron Maiden Clive Burr (batería; R.I.P.), los guitarristas Janick Gers (por aquel entonces ex-Gillan, White Spirit) & Pete Willis (ex-Def Leppard), y el bajista Neil Murray (ex-Whitesnake). La verdad que siempre tuve especial cariño y atención a músicos «perdedores» o que no tuvieron el apoyo constante de los medios de comunicación y público en general. Recordando también con nostalgia aquella actuación del programa musical de televisión «Tocata» donde Paul salió junto a su banda Battlezone presentando temas de su segundo disco «Children Of Madness» (1987); teniendo esa actuación grabada, junto a videoclips y otras actuaciones televisivas de grupos, en alguna de las cintas Beta que usaba en aquella época y que hoy en día lamentablemente no puedo ver.

Pero ni el proyecto Gogmagoc, ni Battlezone -anteriormente tuvo otro llamado simplemente Di´Anno, desconocido en aquella época para el que suscribe- tuvieron continuidad. Realizando después una gira por Japón, a comienzos de la década de los ’90, junto a Praying Mantis, y su antiguo compañero en Iron Maiden, el guitarrista Dennis Stratton, interpretando canciones de la Doncella de Hierro; e intentando subirse al carro de un Metal más moderno y contemporáneo con el proyecto Killers. Pero nada, Di´Anno con el paso de los años no transcendía más allá de cierto reconocimiento, siempre cargando con la etiqueta de ex-Iron Maiden. No sé si al final por él mismo, o por Sellos, también hizo que ese sambenito le haya acompañado hasta nuestros días, ya que son numerosas las intervenciones de él en álbumes recopilatorios y tributos al grupo de Steve Harris y otros.

Al parecer que le echaran de Maiden por abusar de consumo de drogas y alcohol no hizo que se olvidara de esos vicios, acarreándole a lo largo de los años peleas, problemas.. y lo que es peor, un estado físico que da pena si lo comparamos con otros compañeros de profesión con la misma edad.

Tuve la oportunidad de ver al vocalista británico una única vez, en aquella gira por España de octubre de 2005 (reseñada en The Sentinel; está en la web antigua), y recuerdo habérmelo pasado en el concierto más bien de lo que esperaba escuchando en su repertorio temas de los primeros Iron Maiden, y en menor medida de sus etapas posteriores. Y aunque ya lo vi deteriorado físicamente (con kilos de más y cojeaba de una pierna, sabiendo después, si mal no recuerdo, que era debido a un disparo), no estaba en el alarmante estado que lo he visto después en fotos de la gira que hace poco ha realizado de nuevo por nuestro país. Según he leído pasó por chirona de nuevo y le van a operar de las dos rodillas. Realizando un repertorio casi calcado a cuando lo vi, y eso que han pasado nueve años, pero creo que así será hasta el final. La mayoría de gente que sigue acudiendo a sus conciertos quiere temas de Maiden, y no de después, y quizá él mismo tendría que haberse ido alejando de la cruz de Harris, Eddie & cía. y haber luchado más por el reconocimiento de su carrera posterior, pero aunque más de una vez en sus declaraciones ha echado pestes y renegado de Iron Maiden, al final sigue exprimiendo esos años.

Sinceramente, de primeras dan ganas de mandar a Mr. Paul a que le den por… el final de su apodo… pero pensándolo bien, a mí me da pena en lo que se ha convertido este hombre.

Starbreaker