HEAVY TIGER – Sábado 25 de octubre de 2014, Madchester Club (Almería)

¡ Comparte esta noticia !

logo_heavytiger

Sábado 25 de octubre de 2014, Madchester Club (Almería)

Las chicuelas de Heavy Tiger regresaban a España tras su primera gira por nuestro país del 18 al 22 de diciembre de 2013, días después de la edición de su 7″ EP «Talk To The Town» (Ghost Highway Recordings). En aquella ocasión, si no me equivoco, fueron cinco los sitios donde descargaron su enérgico y adrenalítico Rock & Roll (Estepona, Valencia, Castellón, Burgos y Madrid). Ahora, de nuevo junto a la promotora Microsurco, se lanzaban a otra gira por la Península Ibérica, para presentar su primer álbum, «Saigon Kiss» (High Roller Rercords, 2014), y con un calendario mucho más extenso que la gira anterior: empezando con la actuación para los Conciertos de Radio 3 el lunes 13 de octubre, siguiendo con dos fechas en Portugal (Cascais y Coimbra), para continuar sin descanso por Cangas, Santiago, Madrid, Donosti, Santander, Bilbao, Zaragoza, Barcelona, Castellón, Almería… En la ciudad mediterránea teníamos la suerte de que el concierto fuera en sábado, sabadete… ocupándose de la organización Microsurco y Ligre Producciones (o lo que es lo mismo, Jesús Alonso García, a quien hay que agradecer mucho el número considerable de conciertos que nos ha traído hasta ahora, principalmente de grupos internacionales, a diversos garitos de la capital almeriense).

conciertos2014_cartelheavytiger_2510Para esta fecha almeriense se eligieron dos grupos locales para acompañar a las chicas de Estocolmo. Los Llorssairs últimamente están metidos en cualquier sarao que se realiza en Almería. El grupo de veloz Punk, con un par de componentes (el batería / voz Pakotemkin y la guitarra / voz Reich Potiomkin) de los antiguos Dick Casiotone (a quienes tuve la desgracia de padecer en aquel concierto en el desaparecido pub La Bolerita, más tarde, Lili Marlene, acompañando a los alicantinos Harry Sons y los también almerienses Los Sucios el viernes 18 de mayo de 2007). Dentro de lo que cabe, bajo el nombre de Los Llorsairs están para mi gusto algo mejor que en su etapa como Dick Casiotone, habiéndolos / as visto en los últimos meses, si mal no recuerdo, un par de veces: abriendo para los extremeños K-tólicos el viernes 29 de noviembre de 2013 en el pub La Cueva y en el mismo local compartir escenario también con el trío noruego femenino Lucky Malice el martes 15 de abril de 2014. Podría haber visto a la banda también el segundo sábado, y último, del Ligre Festival ´14, que tuvo lugar el sábado 17 de mayo del presente en el Madchester Club, estando compuesto el cartel por los suecos The Kendolls, las alicantinas Las Bravas y otro par de formaciones almerienses: Los Beverlies y The Blackadders; pero nos los perdimos, igual que sucedió esta vez.

Cuando llegamos a eso de la media noche a la puerta del local, el grupo que más tarde descubrimos que estaban tocando no eran Los Llorssairs, si no los segundos del cartel, Arny Division, el grupo de Punk-Pop surgido en la década de los 90 en Almería y a quienes había visto por última vez abrir el concierto de Marky Ramone & Friends realizado el sábado 30 de diciembre de 2006 en la desaparecida sala El Rockero y cuya reseña puedes leer en la web antigua. Tras estar un rato esperando a que llegara un amigo y charlar, pasamos a comprar las «entradas» que sólo había la posibilidad de adquirirlas en taquilla a ocho «eurogallos». Sé que la crisis hace estragos, pero quedarte de «recuerdo» del concierto un pequeño sello marcado en la piel durante sólo unas cuantas horas, no lo veo nada correcto. No pido una entrada colorida y en buen papel, pero al menos aunque fuera el cartel del concierto reducido en fotocopia en blanco y negro y en el reverso el sello, por ejemplo, no cuesta tanto y quedas mejor. Total, que ya vimos los último temas de Arny Division, a quienes en la posición en las que los vimos, próximos al lateral derecho del escenario al entrar al recinto, no sonaban nada bien, sobre todo las voces del vocalista / guitarra Manuel Alcalá y del bajista Javier, ambos aún permanecen en la banda de aquel último concierto que vi de ellos años atrás en El Rockero, acompañándoles en los últimos años un joven guitarrista y desde hace poco tiempo Jesús Alonso García (Les Rauchen Verboten, Corcobado…) tras la batería. Sinceramente, y sintiéndolo mucho, su Punk-Pop con letras cachondas pero con esa voz tan suave y blandengue de Miguel no es de mi agrado, aún tocando los temas a saco. Llegando a comentarle a los amigos que con una voz más visceral y grave quizá quedaría mucho mejor. Al final se marcaron una versión de Los Nikis (¡gracias al soplo del amigo Antonio Sierra!), subiéndose a cantarla con ellos Chema «Tormento», con quienes Miguel y Jesús forman una banda tributo a dicho grupo madrileño, haciéndose llamar Los Tiquisniquis. Fue acabar el concierto de Arny Division, y hasta en el lugar donde estábamos la música enlatada que empezó a sonar se escuchaba horriblemente, así que optamos por movernos de allí y ubicarnos en una zona mejor, al lado de la mesa de sonido, donde ya nos quedamos para ver a las crías suecas.

conciertos2014_heavytiger_2510aSería la una de la madrugada, o poco más, cuando aparecieron las tres chiquillas de la capital se Suecia enfundadas en monos rojos (al más puro estilo de The Runaways, como bien me dijo Antonio Sierra) y con el logo de la banda en sus espaldas. Logo que he visto que lucían en un telón de fondo en otros conciertos, pero aquí no lo pusieron. El público, realmente podría y debería haber sido un poco más numeroso, aunque los que estuvimos nos pegamos al escenario, y creo que en su gran mayoría sobrepasábamos la edad de las féminas, incluso pudiendo ser algunos los padres de ellas. Maja Linn (guitarra / voz) y Sara Frendin (bajo y coros) nos daban la espalda en el comienzo, mirando hacia Astrid Carsbring (batería / voz), tocando de inicio el riff de «Riff Raff» de los grandiosos AC/DC, pero sólo sirvió como introducción, ya que rápidamente tocaron «Saigon Kiss», el tema-título y con el que comienzan su álbum, además de ser el único que había escuchado antes de la descarga. A éste le siguió, al igual que en el álbum, «Chinatown», nada que ver con la canción de los Thin Lizzy, aunque sí tiene algo de regusto a los irlandeses, siendo uno de los grupos que influencian a las suecas, de hecho en su EP realizan una versión al «No One Told Him» de los Lizzy. Realmente esos temas rockeros pero con melodías y coros pegadizos y asequibles no me dijeron mucho en directo, al igual que otra del larga duración, «Mover».

Sin embargo «Superstar», incluida en el EP, sí me convenció mucho más. Cantada, si no me equivoco, por Astrid, quien en variadas ocasiones a lo largo del concierto animó efusivamente con su voz desde el kit de batería.

conciertos2014_heavytiger_2510bLa primera versión que se marcaron, y que me sorprendió, fue el «Guilty Of Love» de Whitesnake, aunque no llegó a tener apenas reconocimiento, y es que el público tardó algo en reaccionar durante el directo del trío, excepto algunos que se encontraban pegados al escenario.

Fueron realizando y presentando otras canciones del álbum como «Little Sister», «Seven Days Fool» (también en el EP), «Girls Got Balls»… que me gustaron más que las iniciales, al sonarme más rockeras y duras; y otras, imagino que propias, pero aún no registradas en estudio como «Jemma», «Tonight»

Otro riff homenajeando a la banda más exitosa de Australia, desembocó en la versión a «Highway Star» de Deep Purple, y donde parte del público la acogió con entusiasmo y movimientos. Al histórico tema le siguió «Highway Knees», si no me equivoco, otra composición de cosecha propia, porque no me sonó en absoluto al tema de igual título de T. Rex.

conciertos2014_heavytiger_2510cEn la recta final realizaban otra versión de uno de los grandes del Rock y Hard Rock, «Living Loving Maid (She´s Just A Woman)» de Led Zeppelin, y que en voz femenina me costó un rato reconocer a quien pertenecía, sinceramente.

Para el bis salían al instante y se marcaban un «Whole Lotta Rosie» de AC/DC, cantada al principio por la guitarrista, pero tomando el relevo la batería, y después haciéndonos creer que acababan para hacernos callar y rematar el tema metiendo caña. Durante la versión de los australianos Maja se llegó a aproximar al filo del escenario de la parte derecha, para estar más en contacto con el público, siendo la componente que más se movió durante su descarga por el escenario, saltando, ocupando el centro de las tablas en el momento de algunos solos, coreografía junto a la bajista en una canción… llegando hasta bajarse a tocar un poco entre el público, y saltar, si no recuerdo mal, en el último tema antes del bis (al no llevar libreta para apuntar, no aseguraría plenamente si fue «Heavy Tiger», versión de los fineses The Flaming Sideburns), desde el bombo de la batería. Y también la que pidió unas cuantas veces al técnico de sonido (Nacho Ruiz de Les Rauchen Verboten, antiguo componente de los ochenteros almerienses Los Reincidentes) que le subiera el volumen.

Faltando cinco minutos para las dos de la madrugada (esa noche tuvimos doble ración de las dos en el reloj, debido al cambio horario) acabé al final contento del concierto, ya que aunque algunos temas de las chiquillas no me llegaron a calar, otros con más dureza y crudeza, junto a las versiones, hicieron que mereciera la pena haber acudido. Eso sí, leo por allí y por allá y se las alaba en todo, y realmente están por el buen camino, pero he visto grupos masculinos rockeando y descargando más adrenalina que las féminas, incluso mujeres igual o con más pelotas, y sin embargo no se les sube a un pedestal o reconoce tanto. Seamos consecuentes y no por ser féminas son mejores… aunque tampoco peores o a denostar, que conste.

Al día siguiente, el trío femenino tocaban en la sala Quilombo de Granada, acompañándoles los granadinos Perro Mojado y de nuevo Arny Division. Pero lamentablemente las dos siguientes, y últimas, fechas de la gira (Málaga y Estepona) tuvieron que ser suspendidas por enfermedad de Maja y Sara. Dentro de unos pocos días viajan a Japón y Vietnam para realizar un par de conciertos en Tokio y otros tres en Vietnam.

Texto y fotos: Starbreaker