ANKOR “Last song for Venus” (2014)

¡ Comparte esta noticia !

Para un buen grupo el primer disco es el debut, el segundo la confirmación y el tercero la consagración. No todas las bandas cumplen con solvencia estos pasos, son muchas las que se quedan en el camino o, simplemente, se desinflan tras un buen comienzo.

No es el caso de Ankor. Su trayectoria y su calidad han ido creciendo exponencialmente a medida que el talento que ya poseían estos jóvenes músicos ha ido enriqueciéndose con la dosis de experiencia necesaria para completarse.

Su debut discográfico fue en 2008 con “Al fin descansar”, al que siguió “My own angel”, comentado en esta misma web, y que supuso un paso en firme hacia adelante. Ahora tenemos “Last song for Venus”, y afortunadamente el empuje y la calidad del grupo no ha decaído, sino al contrario, estamos ante un gran disco de un grupo que ha madurado sin perder su frescura, algo difícil de conseguir.

Es un disco de grandes contrastes. Ankor han conseguido combinar varios elementos en teoría incompatibles y hacer que se complementen entre sí, haciendo de ello su seña de identidad. Buenas dosis de metal, a veces incluso coqueteando con el thrash, conviviendo con algunas melodías cuasi-poperas en la bonita y tierna voz de Rosa, que tiene su contrapunto en algunas voces guturales acentuando la voluntad de sorprender al oyente en cada tema.

Precisamente Rosa de la Cruz es el elemento más destacado de la banda. Estamos ante una excelente cantante con voz potente y bonita, en torno a la cual giran las melodías de todos los temas. Pero los demás no son mancos, precisamente. Las guitarras de David Romeu y Fito Martínez tienen muchos momentos de lucimiento, guitarristas de mucha fuerza que se apoyan en la demoledora base rítmica de Julio López (bajo) y Jordi Vidal (batería), imprescindibles en el sonido de Ankor. El grupo lo completa Rubio, buen teclista cuya labor es menos protagonista, excepto en la balada “Last Song For Venus Part 2”, reprise a piano y voz del tema inicial en cuyo final la banda aparece para darle más intensidad.

En el disco hay otras dos baladas, “Moonlight” y la bonita “The Unreachable Cherry Tree Of Dreams” que cierra el disco, a dos voces con el único acompañamiento de guitarras acústicas.

El resto de temas se mueven en el metal sinfónico de la base instrumental y la voz potente pero dulce de Rosa, que aprovecha las líneas vocales asequibles de estos temas. De todos ellos, me quedo con “I’ll Fight For You” y, sobre todo, “When December Goes” como mejor tema del disco. Un temazo de los que enganchan a las primeras de cambio.

Del resto, destacar también la inicial “Last Song For Venus” y “The Dark Passenger” como las más representativas de lo que es Ankor, además de la trepidante “Tenkuu No Budokai”. También destaca épica “At Last Rest”, muy larga (más de 9 minutos) y con numerosos cambios de ritmo, en la que el grupo conjuga todos los elementos del disco: composición trabajada, instrumentación poderosa y la dulce voz de Rosa poniendo el contrapunto.

Las últimas noticias sobre el grupo nos hablan de la sorprendente marcha de Rosa. El grupo ya ha anunciado su sustituta en la persona de Jessie Williams, cantante británica con la que Ankor comenzará una nueva etapa.

Esperamos que este importante cambio no merme la presencia de Ankor en la escena nacional. Un disco como “Last song for Venus” debería llevarles a primera línea. Así lo espero.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=QzPa2_MG740[/youtube]

Santi Fernández «Shan Tee»