AC/DC “Let There Be Rock” (2011)

¡ Comparte esta noticia !

acdc_letthereberock_dvdCon este título, la banda rinde tributo a su antiguo líder, el cantante Bon Scott. El título es el mismo del CD del ‘77, pero en esta ocasión, se trata de una caja de lata, con un Blu-Ray (o DVD) en su interior, con varios extras. Esos extras incluyen una púa de Angus, poster anunciando la única película hecha por la banda, con Angus en el medio, un bonito libreto con la historia del grupo más unas fantásticas fotos de los chicos que lo formaban por aquel entonces. Todo esto acompaña a un vídeo donde tenemos un concierto de la era Bon Scott, de 13 de sus temazos clásicos, así como un documental, con imágenes de los ACDC, especialmente Bon Scott, contándonos diversas historias. Todo ello es parte de la historia de ACDC, de cuando yo apenas era un niño, pues Bon Scott se unió a la banda cuando tendría el que escribe un año de edad. El vídeo fue publicado originalmente en 1980, año en que murió Bon Scott.

Así que quito el plástico, saco el cartón que cubre parte de la lata. Por cierto, con los mensajes en francés, pues aquí a la península, la Warner no nos ha obsequiado con edición en alguna de nuestras lenguas, así que nos debemos contentar con lo que nos mandan. No se por qué, pero se trata de la edición francesa lo que tengo en mis manos. No me preocupa. Abro la lata y recojo el contenido: primero una carpetita con fotos de los chicos de ACDC, cuando aún eran unos jovenazos. Bueno, Bon Scott, no pudo envejecer. Luego la otra carpeta, con el póster y la púa de Angus, finalmente el Blu-Ray.

Así que abro la cajita del Blu-Ray, y saco el disco, lo meto en mi reproductor que arranca contundentemente. El disco ofrece las opciones de sonido Stereo y DTS-HD, que se adapta a mi 5.1 a la perfección. Se han molestado en remasterizar el sonido, permitiendo que algo con más de treinta años de edad suene estupendamente en mi equipo Yamaha. El video se presenta en un 4:3 propio de la época, con lo que perdemos los extremos de la pantalla, pero vemos un video arreglado, limpio y de calidad, sin unos efectos actuales, pero muy decente.

Si lo que queremos es ver sólo el concierto, aviso, no todo es directo, alguna de las canciones se presentan en formato videoclip. Tenemos que navegar por los menús, a la zona extras, en Features, donde podremos seleccionar los temas que queramos, o bien, visionarlo todo como si de un bolo se tratase. De esta forma podemos disfrutar de la música de la banda con su cantante original, sin apenas interrupciones. Interrupciones de los propios chicos, durante la entrevista que forma parte del documental sobre ellos.

acdc_letthereberock_dvd2El playlist incluye las siguientes canciones: “Live Wire”, “Shot Down In Flames”, “Hell Ain’t A Bad Place To Be”, “Sin City”, “Walk All Over You”, “Bad Boy Boogie”, “The Jack”, “High Way To Hell”, “Girls Got Rhythm”, “High Voltage”, “Whole Lotta Rosie”, “Rocker” y “Let There Be Rock”.

En la opción Documental, tenemos a los chicos en un hotel, donde les entrevistan, y nos cuentan su historia. Bon Scott nos cuenta como fue la primera vez que les vio: Un tipo muy pequeñito, vestido de colegial, con su mochila al hombro, con su guitarra volviéndose loco sobre el escenario.

Otra de las historias que nos cuenta el cantante es de cuando conoció a otro peculiar cantante. Apenas había comenzado su relación con ACDC, que Bon Scott se encontró con quien sería su sustituto, y al parecer hicieron muy buenas migas, pues les llegó a los chicos diciéndoles “he conocido a un tipo genial, se llama Brian Johnson”. No se volvieron a ver, aunque los demás miembros de la banda no le conocieron por aquel entonces pero se quedaron con su nombre. Y como comentan en el propio documental, parece como si Bon Scott hubiera presentado a su sustituto. Es el momento donde se encuentran las dos grandes eras de la banda de rock más grande de todos los tiempos (con permiso de otras grandes bandazas).

El documental principal incluye las canciones dentro del mismo. O sea, si seleccionas ver el documental principal, verás a los chicos contándonos su historia con cortes para disfrutar de su música.

Otros pequeños documentales, actuales, nos dan otras visiones sobre la banda. Tenemos en ellos a Lemmy, Billy Corgan (Smashing Pumpkins), Matt Sorum (Guns’n’Roses, The Cult), Scott Ian (Anthrax), Rick Allen (Def Leppard), escritores, y otros músicos que se han influenciado por AC/DC, comentarnos su relación con el rock y como AC/DC les influenció desde pequeños. Nos cuentan cómo les intentaban asustar con el malvado rock, diciendo que AC/DC significaba Anti Christus… como comentario del primero de los varios documentos, lo que nos dice Scott Ian, ese ruido le hace sentir como si estuvieran tatuando sus oídos, y muestra orgulloso sus brazos tatuados. Recuerda estar junto con Slash, de críos escuchando a los AC/DC, que ya eran los monstruos sobre el escenario.

Con unos pequeños documentos, nos van introduciendo a la realidad. Desde el miedo que los puritanos quieren meternos con el rock, o los riffs de la banda, donde llegan a citar a los Borg (Star Trek): “La resistencia es fútil… déjate llevar por el garfio del riff…” haciendo hincapié en los interminables riffs de Angus. “Que se mete en el riff y no se acaba, media hora de riff”, dice Scott Ian. Nos hablan de los miembros de la banda, de Angus, de Malcom. De cómo cada uno de los hermanos tiene su importancia. De cómo Malcom está atrás, de cómo sin aparecer, es tan importante como su hermano Angus, aunque sea por el mérito compositor de todos esos titulazos que nos han dado. Pero también por mantener el acorde musical. Scott Ian nos muestra los tatuajes que tiene de cada hermano en sus brazos. Como se complementan ambos hermanos, el Showman y el tipo que dirige el cotarro. Uno lo dirige, el otro los hace volar.

No puede faltar un documento sobre Bon Scott, el pirata del rock. Le describen como el perfecto rockero, borracho o sobrio, siempre ruidoso. Una dinamo humana que lo mueve todo. Nos definen su voz, su capacidad para cantar con el falsete, sin perder la continuidad, dándole una firma a su forma de cantar. Como influenció a otros, como a Steve Tyler de Aerosmith, que hasta entonces no había definido su forma de cantar. Su forma de escribir, pues era un prolífico escritor de canciones. Muchas de ellas se habrán quedado en el papel. Describen su personalidad, como maestro de ceremonias, como persona que ha tenido que trabajar en todo tipo de trabajos, que le permitió  convertirse en el escritor que hemos conocido. En definitiva nos lo definen como la gran estrella del rock que es. Incluso las “Thunderstruck”, banda femenina, reconocen que esconderían a sus hijas de Bon Scott, que como dice otra de las participantes del documental, era de esos que les gustan las mujeres, y que a las mujeres les gustaba él, uno que desnuda con la mirada…

Otra parte de esta serie de documentos es la que hace referencia a las diferentes canciones, como “Highway to Hell”, donde la actriz y cantante Pauley Perrete (Navy: NCIS), nos comenta como la bombardeaban de niña con el tema del satanismo del rock. Lemmy se ríe de toda esa tontería que se dijo en su momento sobre la canción, sobre si los aliens les habían influenciado, o lo que fuera. Pero como dice Matt Sorum, en realidad es una canción para romper las reglas, “vamos, adelante, se malote.” Pero nada más. Y como con esta canción, las demás. Nos comentan también la relación de la banda con su público. Incluso Scot Ian nos cuenta de cómo él, en un concierto de ACDC, siendo un crio, tuvo un pequeño percance con la seguridad del concierto.

Es pues un pack indispensable para todos los fans de la banda, en especial, los que saben inglés, para poder entender a los participantes del mismo, lo que dicen, aunque alguno (Lemmy), sea jodidamente complicado, por su manera de hablar. Pero no os preocupéis, pues tenemos subtítulos en castellano y en castellano de las américas. Merece la pena.

Imagen de previsualización de YouTube

Octavio Almendros