ALICE COOPER “Love It To Death” (1971)

¡ Comparte esta noticia !

alicecooper_loveittodeathEn la fecha en que escribimos esto (4 de febrero), Alice Cooper se encuentra celebrando su aniversario número 61. Mejor dicho, quien cumple esa cifra es Vicent Furnier, el cristiano y moderadamente republicano que aprovecha ratos libres para jugar al golf.

Para quien no conozca la extensa historia de Alice Cooper, es necesario separar dos etapas. La primera es la del Alice Cooper Group, quinteto nacido en Phoenix (Arizona) que se convertiría en uno de los grandes puntales del Shock-Rock, el espectáculo trasladado al genero rockero. Luego el vocalista tomó para sí el nombre genérico, al parecer aprovechando un parón que la banda se había tomado en 1974. A partir de ahí, Alice/Vicent es una dualidad que corre por los escenarios incluso en la actualidad. Y con buena salud, según parece.

Para centrarnos en el disco, diremos que “Love It To Death” fue el tercer álbum del Alice Cooper Group, y primero de éxito en 1971. Antes, el combo publicó un par de alicecooperdiscos más o menos formativos que registró para el sello del visionario Frank Zappa. Bajo el mando de Jack Richardson y, especialmente, de Bob Ezrin, “Love It To Death” provocó el primer single destacado, “I´m Eighteen”, todavía incluido en el repertorio en vivo del actual Alice Cooper. Ese puesto estelar también podía haber sido ocupado por “Hallowed By The Name” (del batería Neal Smith), corta tonada con estribillo a resaltar.

En la labor de composición, destaca el guitarrista Michael Bruce, que parecía ser el principal cerebro de la formación. No obstante, había un razonable equilibrio en cuanto a la firma de canciones. Así, el bajista Dennis Dunaway escribía la radical “Black Juju”, un trayecto de nueve minutos que a ratos parece obra de unos Doors oscuros y cabreados. En esa línea, “Ballad Of Dwight Fry” (Bruce/Cooper) es otra canción torturada, que tanto se prodigará en el futuro del grupo.

“Love It To Death” marcó la línea a seguir: en años inmediatos “School´s Out” y “Billion Dollar Babies” hicieron enormes a Alice Cooper en Estados Unidos y media Europa. A partir de 1975, el Alice por su cuenta desarrolló una carrera irregular pero muy recomendable en álbumes como “Welcome To My Nightmare” o diversos momentos en los ochenta, los noventa o incluso en la década que estamos a punto de concluir.

[youtube]http://youtu.be/OX84thiSy30[/youtube]

Pedro Giner