ÑU “MADRID 3 de Noviembre del 2006” (2007)

¡ Comparte esta noticia !

nu_dvdTras 30 años de trayectoria musical, por fin tenemos un documento audiovisual de Ñu, ya era hora. Y además se trata de un DVD de gran calidad, no solamente por la imagen y realización, sino porque se centra en lo que puede dar de sí una banda que suena muy bien sobre un escenario pequeño, incómodo y con pocas posibilidades, y además hacerlo sacándole todo el partido que se le puede sacar con no demasiados medios técnicos.

Por empezar por algún sitio, decir que la banda que acompaña a José Carlos Molina (voz, flauta y armónica en esta ocasión) es la compuesta por Javier Arnáiz “Bumper” tras una batería que se le queda pequeña (de tamaño), Gorka Alegre empuñando su bajo Gibson Thunderbird y haciendo coros de vez en cuando, el veterano y experimentado Víctor Manuel Arias a la guitarra y coros, y Jorge Calvo a los teclados, flauta, flautín y whistler.

Como decía, el concierto se celebró el 3 de noviembre de 2006 en la sala Heineken de Madrid, ante un público de edad no tan joven que ya sabía lo que iba a ver. La sala cuenta con un escenario que se queda bastante pequeño puesto que impide a los músicos moverse con holgura, y cuenta en su fondo con cuatro pantallas en las que se proyectaron durante toda la actuación imágenes con poco sentido o, al menos, yo no se lo he encontrado todavía.

Sin embargo, y como no todo van a ser contras, también tiene mucho a favor, especialmente algo que es seña de identidad de este DVD: Los primeros planos. En pocos conciertos grabados en vídeo se aprecian tanto los detalles como en este. La gran abundancia de primeros planos, con una buenísima realización, hace que el directo sea más directo aún, ese es el gran secreto de este magnífico vídeo. Se pueden apreciar detalles pocas veces recogidos en documentos visuales de estos, bien porque la evolución del concierto no lo permitía, porque la realización no lo consideraba oportuno, o porque el propio grupo guardaba para sí los secretos de la ejecución de sus músicos. El caso es que es una gozada ver estas imágenes, que muestran el lado más natural de los músicos a la vez que se pueden sacar conclusiones si tú también lo eres o te dedicas a intentarlo.

También pueden apreciarse acoples (escandalosos en “No hay ningún loco”), el sonido de la palanca del cambio de pastilla de la guitarra, gestos y otros detalles que hacen aumentar aún más la sensación de directo. Desconozco si Molina y su gente habrán quedado satisfechos con la grabación, pero yo lo estaría. Desde luego, eso sí, no es un vídeo para quien prefiera los directos elaborados o retocados.

Durante el desarrollo del set-list hay momentos curiosos. Por ejemplo la sorna con la que José Carlos Molina presenta “El tren”, el movimiento de la batería mientras “Bumper” hace su solo, o ver cómo Molina le regala la armónica con la que hace su solo en “Más duro que nunca” a alguien del público, primer plano del interfecto incluido.

El repertorio, aparte de los temas citados, contiene muchos de los grandes momentos musicales del grupo. “Cuentos de ayer y de hoy”, “Manicomio”, “La granja del loco”, “Preparan”, “Tocaba correr (acústico)”, un corte al que llaman “Combinado” y que consta de “Entrada al reino” y “Se quien” para empalmar con “El flautista”, su desparrame con reprise de Deep Purple llamado “De fiesta”, una especie de solo de guitarra con acompañamiento de teclados titulado “Guitarra a 20 metros”, “Imperio de paletos” y otros cuantos que no voy a destripar por no cargarme la sorpresa definitivamente. Un set-list bastante equilibrado con temas de casi todas las épocas del grupo, pero del que fácilmente pueden echarse de menos algunos (me extrañó que no incluyeran ninguno del “Acorralado por ti”, por ejemplo).

Como aliciente extra, y sin que el propio Molina lo sepa, el DVD cuenta con la participación haciendo de público de, al menos, uno de los nuestros: Shan Tee, chupando cámara en multitud de ocasiones. Eso que yo haya visto, aunque seguro que si me paro a rebuscar entre tanta calva encuentro alguno más.

No esperes un disco plagado de extras (no tiene) o excesivamente recargado, esto es una producción modesta cuyo asunto central es el concierto con la sensación real de directo como mejor cualidad. Si te gustan las cosas simples y al grano, seguro que te gusta.

Alvar de Flack