NASHVILLE PUSSY “Keep on fuckin’ in Paris” (2003)

¡ Comparte esta noticia !

nashvillepussy_keeponfuckin¿Te gusta el Rock? ¿Eres un incondicional de AC/DC? ¿Un sexoadicto, tal vez? ¡Este es tu video! Aunque si conoces a la banda que nos ocupa no te digo más, porque seguro que “Keep On Fuckin’: Live In Paris” ya ronda por tu estantería.

La presentación es bastante rudimentaria, es cierto, y me refiero al contenido -porque esa SG roja en el canalillo es bastante apetitosa-, el concierto propiamente dicho y un par de secciones que recogen breves tomas de backstage y fotos del concierto respectivamente, ambas con fondo musical de la banda incluido. ¡Pero qué le vamos a hacer, si son de pueblo!

El directo en la capital franchute, que a fin de cuentas es de lo que se trata, descomunal, como no podía ser de otra forma. El concierto se grabó enmarcado en la gira de presentación de “Say Something Nasty”, y contando el tema homónimo, con el que abren, hasta el adrenalínico cierre con su clásico y primerizo “Go Motherfucker Go”, 14 son los temas que destripan de su breve pero intensísima discografía (“Let Them Eat Pussy” – 1999, “High As Hell” – 2000, “Say Something Nasty” – 2002), a los que hay que añadir dos lujosos covers, uno del mítico “Shot Down In Flames” (alguna tenía que caer de Bon Scott y los suyos) y otro del más reciente “Age Of Pamparius” de los noruegos Turbonegro, que pese a su reciente facturación se puede considerar ya todo un himno punk-rockero junto a su compañero “Get It On” (no en vano el disco que los contiene, “Apocalypse Dudes”, es ya todo un clásico).

¿Más detalles? La banda está que rompe, con un estado de forma envidiable (maduros pero lejos todavía de la senectud), y así pone de manifiesto su directo, contundente y sin fisuras, puro Rock’n’Roll 100% sin añadidos (como bien indica la portada) de ese que no te deja impasible. En la batería un Jeremy Thompson poco espectacular pero tremendamente efectivo (se me viene a la cabeza uno que podría tomar nota), al bajo Rickenbaker la dulce y escultural KatieLynn Campbell, que se ha acoplado perfectamente al grupo (y nosotros a ella), a la guitarra solista ese torbellino voluptuoso de curvas vertiginosas llamado Ruyter Suys, a la que le sobra energía y ropaje para dar y tomar, y al micrófono y como guitarra rítmica y maestro de ceremonias su esposo Blane Cartwright, todo un cowboy-frontman.

No faltan títulos necesarios como “She’s Got The Drugs”, “High As Hell”, “You Give Drugs A Bad Name”, “Go To Hell”, “Let’s Ride”, “Keep on F*ckin’” o el macarra “Fried Chicken and Coffee”, así como el numerito de Blane y Ruyter con el tercio fingiendo una felación, ya parte inevitable del show. Mrs. Suys, como de costumbre, acaba en paños menores para deleite del personal después de haber sudado la gota gorda. Eso es entrega y lo demás son tonterías.

No puede decirse que “Keep On Fuckin’ In Paris” sea una edición espectacular, ambiciosa y de grandes medios, pero tampoco lo es su música, y en ese sentido se corresponde fielmente con la realidad. Rock’n’Roll crudo y visceral en la frontera con el punk, no hay más. Un buen documento para distraer a los que todavía no hemos podido disfrutar de su furioso directo. Esperemos que no se alargue.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=CMr8WRaPPb8[/youtube]

Bubba