SILVER FIST “No quedan héroes?” (2022)

¡ Comparte esta noticia !

Reseña originalmente publicada en catalán en El Rock-Òdrom

Introducción y contexto:

Todo cambia con el tiempo, es una obviedad. Los paisajes, los gobiernos, las sociedades de todas partes y, también, cada uno de nosotros. Hoy somos un poco diferentes a cómo éramos ayer y a cómo lo seremos mañana. Solo con el tiempo cogemos bastante perspectiva para darnos cuenta. A veces, cuando damos un vistazo atrás nos abraza la nostalgia porque (pura supervivencia) tenemos tendencia a quedarnos con los buenos recuerdos y podemos llegar a idealizar épocas o momentos del pasado.

Con este disco de Silver Fist, “No quedan héroes?” (sin signo de interrogación al inicio de la frase), el cantante Silverio Solórzano Meca hace un ejercicio de aquellos que denominaríamos de madurez. Un hombre que vivió la explosión del Heavy Metal justo entrando en la veintena, que encabezó el grupo que hizo estallar el Speed Metal en castellano… y que se está haciendo mayor (58 años según Metal Archives), que nos habla de que ya no están ni Lemmy, ni Dio… ¿ya no quedan héroes del metal?

Sin duda, él es uno. Él y todos quienes (aunque sea con intermitencia) han mantenido encendida la llama del metal a pesar de todas las trabas. Tiene que gustarte mucho todo esto como para estarte años y años sacrificando tiempo libre, familia y dinero a cambio… de la satisfacción personal y poco o nada más.

Este “No quedan héroes?” es el cuarto LP que saca como Silver Fist desde 2004 y con la fallida reactivación entremedias de sus Muro y un álbum, “El cuarto jinete”.

A pesar de que su último trabajo, “Fe ciega”, data de 2016, Silver Fist ha conservado buena parte de la formación de entonces, es decir, además de Silver a la voz, están Ismael Filteau “Filthó” a los teclados más protagonistas que nunca, Álex Escorza al la guitarra y Carlos García al bajo. Completan la actual formación de Silver Fist Adrián Aguilera a la otra guitarra y Erick Raya a la batería, a pesar de que este último no ha participado en la grabación del disco.

Escuchando el disco de Silver Fist, “No quedan héroes?”

El disco se abre con la primera parte de la canción que da nombre al álbum. “No quedan héroes (El legado)” hace referencia a lo que os he comentado en la introducción de esta reseña. ¿Dónde ha quedado aquel espíritu de los 80? ¿Cuál es el legado?

Me ha llamado la atención la fuerte presencia del teclado, con un protagonismo cada vez más presente. Si en “Fe Ciega” ya jugaba un papel importante, aquí acontece todavía más determinante, algo que lo aleja de las sonoridades con las que lo conocimos en los tiempos de Muro.

“Nunca dejes de creer” es de las que tienen un estribillo más coreable, con unos solos de guitarra y teclado sencillos pero eficaces. Es quizás una de las canciones que mejor pueden funcionar en directo y de la cual han hecho un videoclip.

“Sangra la tierra” nos habla de cómo de jodida está la cosa del planeta pero aportando una brizna de esperanza en que nosotros, la humanidad, todavía estamos a tiempo de dar la vuelta a la situación. “Hijo mío” es un acto de perdón hacia su hijo en una de aquellas canciones que empiezan en acústico para dar a momentos más potentes.

Con “No quedan héroes (La lucha)” tenemos la continuación a la canción que abre el disco. Una declaración que quiere alentar a seguir luchando para mantener viva la llama de nuestro movimiento.

Fijaos que, en esta reseña, estoy refiriéndome generalmente más a lo que dicen las canciones que a cómo suenan. Y esta característica no es un buen agüero porque, gustos particulares a parte, el conjunto del disco se me hace un poco repetitivo musicalmente hablando. Y qué queréis que os diga, en un disco me interesa la música más que nada.

El disco tiene momentos y detalles pero ninguna canción que me haya gustado especialmente (que no es lo mismo que decir que me haya desagradado). Lamento no saber deciros muy bien el por qué. ¿Quizás el sonido de la guitarra rítmica con una distorsión de las que yo denomino “de bola”? Me gustaría saber expresarlo mejor pero no me sale, es lo que hay. Hoy no me acompaña la inspiración.

En conclusión:

Lo más importante de todo es que músicos como Silver sigan al pie del cañón, por todo lo que representan. Que él y otros de su generación sigan haciendo canciones nuevas y sacando discos merece nuestro aplauso y reconocimiento. Si, como es el caso, el trabajo es una declaración de principios como la que encontramos en “No Quedan Héroes?”, todavía más.

Otra cosa es que el álbum no haya logrado colmar mis expectativas. Con su segundo trabajo en solitario, “Lágrimas de sangre”, sí que me hizo prisionero. Pero ya el siguiente, “Fe ciega”, no fue muy de mi gusto y, este nuevo trabajo de Silver Fist, “No quedan héroes?”, sigue bastante el estilo del anterior con la consecuente valoración personal.

Como siempre digo en estos casos, mi opinión es tan personal como la de cualquier otro. Ojalá a ti te guste bastante como para comprártelo. ¡Silver se lo merece!

César Rojas