LETHARGUS “Eclectia” (2021)

¡ Comparte esta noticia !

Apenas han pasado dos años desde que Lethargus debutara en el mercado discográfico con su ópera prima, “Origen”. Aquel trabajo fue el resultado del ímpetu de una banda casi recién formada, cuyas ganas de consolidarse y ofrecer un trabajo a sus seguidores, muchos de ellos arrastrados de las experiencias anteriores de sus músicos, les llevaron a grabar aquel disco a los pocos meses de su formación. El resultado fue bueno, ya que “Origen” sorprendía por su fuerza, madurez y aplomo, moviéndose a medio camino entre un heavy-power agresivo y unas pinceladas de progresivo.

Entre aquel 2019 en el que se publicó “Origen” y este 2021 en el que ha nacido “Eclectia”, han pasado muchas cosas. La más evidente, una pandemia mundial que han entorpecido, cuando no parado del todo, la actividad de todas las bandas. Además, en el caso de Lethargus tenemos que constatar el siempre traumático cambio de vocalista, además de un nuevo batería.

Así las cosas, la formación incluye ahora a César Ortiz, quien fue cantante durante muchos años de Nocturnia y últimamente en las filas de otra banda llamada Iridium. La otra novedad consiste en la figura de Eduardo Cervera, buen batería que viene de pertenecer a Ciclón. Ambas son las caras nuevas de Lethargus, que mantiene intacta el resto de su formación: Juanjo Alcaraz y Miguel Bueno a las guitarras, Elena Alonso a los teclados y Sergio Martínez al bajo. Estos Lethargus 2.0 llevan unidos desde poco tiempo más tarde de la edición de “Origen”, por lo que su adaptación ya estaba completada cuando apareció el Coronavirus y paró el mundo.

A pesar de esta desgracia global, cuando las ganas de sacar el grupo adelante son las adecuadas, no hay pandemia que pare el trabajo de un grupo, aunque sí lo limite. Este ha sido el caso de Lethargus, quien en estos meses de dificultad se las ha apañado para componer, arreglar y grabar su segundo disco, aprovechando los resquicios que la situación sanitaria iba dejando en cada momento.

El resultado es “Eclectia”, un nuevo trabajo donde Lethargus ha dado un paso adelante. En este segundo disco, la banda ha definido un poco más su estilo, acercándose al metal progresivo en mayor medida, si bien conserva los rasgos específicos que les acompañan desde sus inicios, como la garra de sus buenas guitarras, la contundencia de su base rítmica y la frescura de sus temas. En este sentido, la voz de César dota de más sentido melódico las líneas vocales de lo que hacía su antecesor, Alfonso de Lope, más orientado al heavy metal más convencional. Ahora, César Ortiz amplía el rango vocal, ya que además de su estilo de cantar más melódico, cambia el tercio cuando llega la ocasión, incluyendo agudos puntuales y algunas pinceladas guturales en las que también le acompaña el guitarrista Juanjo Alcaraz.

Hablando de guitarristas, el dúo formado por Juanjo Alcaraz y Miguel Bueno está entre los máximos alicientes del disco. Técnicos, enérgicos y frescos, las guitarras llevan en volandas al grupo en cada tema, con complejos arreglos, riffs sólidos e inspirados solos. Por su parte, la base rítmica ha dado un paso adelante, con contundencia y mucha fuerza. En este sentido, Eduardo Cervera tiene una aportación decisiva, ya que su escuela a lo Portnoy encaja como anillo al dedo a esta vocación más progresiva que tiene hoy Lethargus.

Last but not least, que dicen los guiris, los teclados de Elena Alonso son la guinda que corona el pastel. Afortunadamente, su presencia ahora sí es tangible, cosa que no ocurrió en “Origen”, cuya mezcla dejó los teclados ocultos casi por completo. En este nuevo disco, el color y la luz de los teclados ocupa su lugar, dando más vida a los temas, tanto cuando ocupa un colchón como en las ocasiones en las que toma un papel más protagonista, como el solo incluido en “A vida o muerte”.

En general, los temas de “Eclectia” son más largos y complejos, aumentando la sensación de imbuirnos en caminos de metal progresivo. La mitad de ellos caminan entre los 6 y 8 minutos, con muchos cambios de ritmo e intensidad. Esa mayor complejidad abre el camino a que cada músico tenga su espacio, sin que decaiga el interés ya que la melodía vocal y los riffs de guitarra hacen que no decaiga la frescura.

Dentro de una línea homogénea, los temas se dividen entre los más cercanos al metal tradicional, directos y contundentes, como “Destino cruel”, “La noche más oscura” o “Hacia ningún lugar” y aquellos con mayor vocación progresiva, con más cambios de ritmo y de intensidad como “Quiero odiarte” o, sobre todo, “Estrella fugaz”, que destaca no sólo por ser la más extensa y compleja del disco, sino porque en ella colabora Ángel Belinchón (Dry River), quien se encarga de la labor vocal en la mitad del tema, con un brillante desempeño.

En definitiva, “Eclectia” confirma a Lethargus como una de las opciones más sugerentes de las nuevas bandas de metal que pugnan por tomar protagonismo ahora que la situación parece que vuelve poco a poco a la normalidad. Espero que pronto podamos volver a las salas de conciertos y recuperar las sensaciones del metal en vivo. Seguro que Lethargus es una buena opción para este regreso.

Santi Fernández “Shan Tee”

 

Puedes leer esta reseña en catalán en El Rock-Òdrom