TRANKIMACHINE “Stress” (2021)

¡ Comparte esta noticia !

Reseña originalmente publicada en catalán en El Rock-Òdrom

Introducción y contexto:

Trankimachine es un grupo de la ciudad de Albacete. Villa cuna de los internacionalmente exitosos Ángelus Apátrida pero también de otros grupos de alcance más reducido como Centinela o de clásicos de los ochenta como Zepo, también acoge grupos tales como los protagonistas de esta reseña que, entiendo, son fundamentalmente un grupo de amigos con ganas de pasárselo bien.

La elección del nombre del grupo, Trankimachine, con esta mezcla entre el castellano más coloquial y el inglés, más la suma de una píldora rompiéndose y que corona el logotipo del grupo en clara referencia a aquel medicamento del que todos hemos oído a hablar, nos da una idea del tono desenfadado con el que los cuatro miembros del grupo (Santiago Barbero a la voz, Miguel Ángel Rueda y Felipe Sahuquillo a las guitarras y Francisco Muñoz a la batería) deben de tomarse las cosas en Trankimachine. Tal y como podemos leer en la relación de miembros que explica la hoja promocional que acompaña el CD, no se menciona la presencia de bajista, a pesar de que en el libreto se denomina a Rubén Martínez categorizado como bajista de sesión de Trankimachine. En consecuencia, desconozco si en los directos del grupo hay presencia viva de bajista o llevan las pistas grabadas de casa, una práctica que desgraciadamente cada vez menudea más.

Escuchando el disco de Trankimachine, “Stress”:

A pesar de que cuando se me ofreció la posibilidad de reseñar el disco de Trankimachine antes habría podido escuchármelo entero vía YouTube o similares, cuando tengo que reseñar algo me gusta hacerlo lo más virginal posible y no acostumbro a escuchar más de una o dos canciones antes de tomar la decisión.

En este caso, la canción que aleatoriamente me salió al hacer la búsqueda por YouTube, fue la que abre el disco, “To Fall And Rise Again”, y que me dejó muy buenas sensaciones. Es una canción muy del estilo más rockero de los Judas, ochentera, con un riff acertado y un sonido de los que a mí me gustan. Así pues, enseguida tuve claro que quería dedicar mi tiempo libre a escuchar con la atención necesaria este disco para hacer la correspondiente reseña posterior.

Desgraciadamente, esta excelente sensación no se ha visto confirmada con el conjunto del álbum. No he escuchado su primer disco homónimo de 2017 y por tanto no puedo comparar su evolución, pero mi sensación es que Trankimachine debe definir su estilo o, en otras palabras, decidir qué quiere tocar.

No es que yo sea de los que creen que un grupo musical tiene que seguir un patrón fijo sin moverse ni un milímetro, ni mucho menos, me gusta la variedad dentro de los discos y me da somnolencia cualquier disco donde todo parece la misma canción de principio a fin. Ahora bien, en el caso de “Stress” lo que he percibido es indefinición musical.

Dicho esto, en el disco de Trankimachine podemos encontrar casi de todo. Desde el podio ocupado por la mencionada “To Fall And Rise Again”, pasando por “Run For Your Life” o una tercera con un nombre muy largo, “Odyssey About The Five Ravely Brave Warriors Versus The One Eyed Ragging Cyclops”. Las tres canciones enormemente disfrutables y con un estilo heavy rock muy definido, pero también hay otras canciones que no sólo hacen que parezca otro grupo quien sonaba, sino que además hacen caer la sensación general del álbum a un nivel cercano al aprobado justito.

En conclusión:

El segundo disco de Trankimachine, “Stress”, me ha parecido un trabajo con demasiadas sombras como para poder decir, sin faltar a la verdad, que tiene bastantes posibilidades de ser un CD de los que cogen polvo a la estantería. Con todo, las tres canciones antes mencionadas están realmente bien y si estos chicos de Albacete optan por definir su estilo en aquella dirección y aciertan, no sería una sorpresa inesperada encontrarme con un disco repleto de buenas canciones cuando, en un tiempo, saquen su tercer trabajo. ¡Estaremos atentos!

César Rojas “Jebimetal”