DREAM THEATER + PORCUPINE TREE – Sábado 21 de octubre de 2000, London Apollo Hammersmith (Londres)

¡ Comparte esta noticia !

El paso de Dream Theater por la capital británica levanto la suficiente expectación como para llenar casi por completo el London Apollo Hammersmith. Y no era para menos, LaBrie, Petrucci y compañía son a estas alturas una banda de culto cuya reputación no deja de crecer. Para esta ocasión eligieron como teloneros a una banda llamada Porcupine Tree, que presentaba su nuevo álbum, «Lightbulb sun», y que tienen otro a la venta bajo el titulo de «Stupid dream». El grupo fue ideal para calentar la actuación de Dream Theater. Su rock progresivo es complejo, los temas están muy elaborados y trabajados aunque su estilo no es tan heavy como el de los Theater. Se acerca mas bien al pop/rock sin caer en estereotipos. Tras 45 minutos, dejaron huella de su buen hacer y cumplieron su papel a la perfección.

Mientras los roadies preparaban todo el equipo de sonido y hacían las ultimas pruebas, las tres pantallas, situadas a ambos lados y al fondo del escenario, proyectaban secuencias de películas como «Reservoir dogs», «South Park», «This is Spinal Tap» o «Austin Powers». Las luces se apagaron y las pantallas mostraban imágenes con las portadas de los distintos discos de la banda mientras sonaba la introducción de «Metropolis». Fue esta la canción que abrió el show.

Cada uno mandaba en su puesto: LaBrie hacia las veces de frontman y evindeciaba la calidad que atesora como cantante, llegando a cualquier tono con una claridad asombrosa; Petrucci fue el maestro de ceremonias, actúa como el director de la orquesta que es Dream Theater y cada nota que sale de su guitarra guía al resto del grupo; Myung y Portnoy son la base perfecta a partir de la cual se desarrolla cada canción (un muy destacable Mike Portnoy, con una técnica y fuerza impresionantes además de no parar de animar al respetable ni un segundo, muy buen showman); y un Rudess cumplidor en los teclados.

Tras el comienzo, llegaría un medley de temas de «Awake» y «Falling into infinity» que acabo con «Caught In A Web», seguido por una versión emocionante de «Another Day» (preciosa, que feeling transmitía, todavía no encuentro palabras…). A partir de ahí le dieron cancha al ultimo álbum interpretando «Strange Deja-Vu» y «Fatal Tragedy».

Un solo de John Petrucci encandilo a los asistentes con unos pasajes melódicos que acabaron en la parte intermedia de «Master Of Puppets», con coros del publico incluidos y con Mike Portnoy acompañando la pieza. Tras este pequeño parón, siguieron con el repertorio al completo: «Take The Time»«Surrounded»«Voices»«Lines In The Sand»«Home»«The Spirit Carries On» y el final con un «Learning To Live» grandioso, rematado con un fragmento del «Whole Lotta Love».

Para acabar de redondear la noche, y tras dos horas y media de concierto, el encore (o sea, los bises), nos trajo la extensa «A Change Of Seasons», que puso el broche de oro a una actuación impecable. Esta vez no tocaron «Pull me under» pero nadie pareció echarla en falta después del espectáculo presenciado. Y es que, además de virtuosos en sus respectivos instrumentos, Dream Theater son hoy en día una excelente banda de directo que ejercen como grandes porque saben que lo son. ¡Palabra!

J.A. Puerta