HYSTERIA “Rebelde” (2019)

¡ Comparte esta noticia !

Cinco años después de la edición de su debut homónimo, la banda de Gandía (Valencia) vuelve a la carga con un nuevo trabajo, de nombre “Rebelde”, demostrando que en este tiempo no se han dormido en los laureles. En este segundo trabajo encontramos a una banda más hecha, más madura, con temas más trabajados en un disco que cuenta con un indudable mejor sonido que el anterior, algo que siempre ayuda a disfrutar de los temas que nos ofrece.

Con respecto a aquel debut de 2014, sólo nos encontramos un cambio en la formación de la banda, el nuevo batería Charlie Cloquell que acompaña a los ya habituales Daniel Carmona (voz), Juan Tormo (guitarra), Enrique Picó (guitarra) y Gonzalo Just (bajo).

Como digo, en este nuevo disco nos encontramos a los mismos Hysteria corregidos y mejorados. Mantienen su pasión por el Hard Rock, sus influencias del Sleazy (Guns ‘n Roses, Motley Crüe, Poison…) y su gusto por la melodía, haciendo de ello un cocktail de agradable escucha. La banda suena compacta y con fuerza, con el mayor atractivo enfocado en sus guitarras, con un juego fantástico de Juan Tormo y Enrique Picó. En el debe, sin embargo, seguimos teniendo en la voz de Daniel Carmona el punto con mayor margen de mejora. Aun teniendo buena entonación, su timbre chillón y algo forzado no termina de sonar redondo. En cuanto a la base rítmica formada por Gonzalo Just y Charlie Cloquell, nada que objetar, suena compacta y precisa, dotando a los temas de esta fuerza siempre necesaria en un grupo de Hard Rock.

El disco se mueve entre temas en cuyo gusto por la melodía es evidente como “Tienes el poder”, “Olvidó soñar” (lástima de voz demasiado forzada), “Síguelo” o “Salir del agua”, al lado de otros cuya concepción del Hard Rock es bastante más contundente, como “Sal de mi cabeza” o “Abducción”, así como “Rebelde”, que da nombre al disco y que aparece por partida doble, ya que aparece también como bonus-track con la colaboración de Rebeca Montón, cantante de los valencianos 4 Bajo Zero, quien se luce en un dueto con Daniel Carmona.

También tenemos una balada no exenta de fuerza llamada “Nostalgia” y un tema de puro sleazy angelino como “En cuanto apareces”, donde las influencias de Guns ‘n Roses y Poison son bastante más evidentes.

Me he dejado en el tintero “Quédatelo tú” ya que me parece el corte más flojo del disco, en el que sólo se salva el estribillo y el buen solo de guitarra. Está en las antípodas de las sensaciones que me han dejado temas realmente brillantes como “Síguelo”, con una bonita y lograda parte intermedia y “Olvidó soñar”, los dos temas que más me han gustado del disco junto con el despliegue de energía que es “Rebelde”.

Sin duda, Hysteria ha dado un claro paso adelante con este segundo disco. Aún les quedan cosas por pulir, pero pueden (y deben) sentirse orgullosos del camino recorrido. Espero que la banda siga esta línea ascendente para editar en el futuro discos aún mejores. Mimbres tienen para ello.

Santi Fernández “Shan Tee”

 

Puedes leer esta reseña en catalán en El Rock-Òdrom