Editorial Marzo 2020 “A cuenta del Coronavirus”

¡ Comparte esta noticia !

Está en todas las conversaciones, en todos los programas de TV, ya sean informativos o de tertulias. En los memes, en los chistes, en las sobremesas familiares. En la mente de todos. El Coronavirus se ha convertido en la primera preocupación mundial.

No tengo los datos suficientes para saber si tal alarma es justificada, aunque todo parece indicar que sí. La enfermedad pasó a ser epidemia y ahora ya es pandemia, lo que quiere decir que el espectro de afectados ya es de nivel mundial. Todo apunta que es una especie de gripe especialmente agresiva y fácilmente contagiosa, así que hasta que se desarrollen las vacunas o antivíricos específicamente eficaces contra este virus, la principal solución es esquivar el contagio, evitando el contacto con personas afectadas, lo que lleva a evitar dos tipos de actividades: viajes y aglomeraciones.

Por supuesto, el Rock no es ajeno a estos problemas. Como cualquier otra actividad cultural o social, estas restricciones nos van a crear no pocos problemas. Un análisis rápido nos arroja las siguientes dos escenarios que serán afectados:

  • VIAJES:

Ya se han cancelado algunas giras de grupos importantes, en principio en lo referente a conciertos y festivales en Italia, el país europeo con mayor número de afectados. Si no cambia la tendencia a corto plazo, estas cancelaciones irán aplicándose a un mayor número de países, entre los que se encuentra España. No sería de extrañar un efecto dominó en el que la precaución (o el miedo) provoque una cascada de cancelaciones de conciertos y festivales.

  • AGLOMERACIONES:

Los conciertos, como cualquier otra actividad social en la que se reúne mucha gente con contacto muy cercano, es caldo de cultivo para contagios. A día de hoy no existen en España limitaciones para estas actividades, que incluirían no sólo conciertos sino cualquier otro tipo de espectáculos (cine, teatro, partidos de fútbol o baloncesto, etc.). En China, principal país afectado y con un número de casos extremadamente alto (es vox populi que el número real es muy superior al oficial), este tipo de espectáculos ya han sido prohibidos. Así que, como no me imagino la escena de que todos los asistentes a un concierto lleven mascarilla, sólo nos queda desear que la solución se encuentre antes de que las medidas preventivas nos impidan tener actividad social.

Existe una teoría de la conspiración que asegura que este es un virus creado en un laboratorio con el fin de controlar la superpoblación. Yo no soy amigo de las teorías de la conspiración, así que mi impresión personal es que estas pandemias han surgido en varias ocasiones en la historia de la Humanidad, desde la Peste Negra que mató a un tercio de la población europea en el siglo XIV a la Gripe Española, que sólo en un año (1918) mató a entre 40 y 100 millones de personas (el 6% de la población mundial). Tenemos más reciente el caso del SIDA, que hasta 2014 llevaba 39 millones de muertos. Eso sin contar las innumerables que, como esperemos que sea el caso del Coronavirus, aparecieron sin dejar este reguero de muerte a su paso.

Afortunadamente, la investigación y la tecnología están cada vez más avanzadas y tengo la esperanza de que la enfermedad esté pronto controlada, así que es posible que estas medidas tan restrictivas sean sólo temporales. Pero no descartéis que varios grupos (sobre todo extranjeros) que tienen previstas giras por nuestro país empiecen a anunciar cancelaciones.

Tiempo al tiempo.

Santi Fernández “Shan Tee”