11 BIS “Metal en vena” (2019)

¡ Comparte esta noticia !

Tras la bonita historia que hay detrás de la vuelta a la actividad del grupo, la auto edición de su primer disco, 36 años después, que permitió que finalmente vieran la luz y en condiciones algunas de sus canciones compuestas a principios y mediados de los 80 más una canción nueva y en homenaje al fallecido guitarrista Juan Ramón Martínez Carrasco “Giovanni”, los viejos rockeros del barrio del Carmel de Barcelona ya no pueden parar de hacer buenas canciones y, apenas dos años después, los actuales 11 bis José Luis Gutiérrez “Padrino” (voz), Santi Leal y Andrés Parra (guitarras), José Luis “Maki” García, Oscar Krasher (bajo) y Andy Cobo (batería), ya tienen, esta vez bajo el auspicio del sello The Fish Factory, segundo disco en la calle salido el 20 de diciembre de 2019 y con una edición en vinilo limitada a 100 copias que saldrá el próximo 6 de marzo.

Aunque el disco se llama “Metal en vena”, es más rockero que metálico, con nueve canciones compuestas en su totalidad por la pareja José Luis Gutiérrez “Padrino” y Santi Leal. El disco arranca con “El sabio”, una proclama a disfrutar de la vida manteniendo la cabeza sobre los hombros y, tras ella, el primer trallazo metálico del álbum, la que le da título. Con “Metal en vena”, Padrino comparte con nosotros aquel concierto de 1987 en el Palau Blaugrana 2 teloneando a Motörhead relatado como una experiencia inolvidable, tanto por Lemmy como por el público como por el ambiente que ahí se respiró.

Una de las más rockeras y pegadizas es la que sigue, “Jackie”, en una sutil alusión a la marca de whisky más conocida y con una nueva mención a Lemmy Kilmister. Parece evidente que el grupo inglés dejó su impronta en los catalanes. Buena muestra de ello es el concierto que 11 bis ofrecerá junto a la banda tributo Motörhits en Barcelona a principios de mayo y que, en la propia web de la banda se mencione a Pepe Motorbis como “el séptimo 11 bis aunque no toque ningún instrumento”.

“47 rosas” es una de las canciones más especiales del disco, al menos para José Luis que dedica una página del libreto a hablarnos en especial de esa canción. Qué afortunados somos aquellos quienes tenemos cerca a alguien que rebosa generosidad y bondad, que es capaz de levantarnos cuando parece que todo se hunde. José Luis tuvo a esa persona en la figura de su “Musa”, quien ya no está entre nosotros y a la cual le dedica y agradece esta canción tan especial.

En la rockera y divertida “Sr. Doctor” encontramos a un tipo que pide un psiquiatra que esté tan loco como él que le diga que lo que necesita para estar bien es sólo Rock & Roll. “Cadillac El Dorado” vuelve a ser una oportunidad para recordar aquellos años 80 en los que 11 bis buscó infructuosamente en “el edifico más alto de Madrid” el sueño de alcanzar ser “el rey del rock que iba en Cadillac”. Muestra de la difícil relación de 11 bis con la música de despachos, de las máquinas de hacer dinero, del negocio puro y duro y de la búsqueda de carnaza músico-televisiva por parte de determinadas productoras para su único beneficio a costa de inocentes víctimas, es la rabiosa “Ni vergüenza ni respeto”, donde nos hablan de una llamada telefónica desde televisión en la que se busca a algún músico (que consideren carnaza acabada) al cual humillar públicamente en un espectáculo de tele-realidad de los que tenemos ya tan asentados ya en las parrillas televisivas de medio mundo.

11 bis no son gente de estar con sabandijas y otros chupasangre del “bisnes”; son gente de trabajo y de picar piedra. Tal cual nos lo cuentan en “Picando piedra”, donde nos hacen una declaración de principios con vinculación eterna con el Rock and Roll, entendiendo ese vínculo como algo que va mucho más allá de la música y que es, efectivamente, una forma de entender la vida. Una vida que, nos advierten los 11 bis, puede no existir para nadie si, tal como avisa el “Guerrero Medieval” (canción que cierra el disco), aun estando tecnológicamente muy avanzados en este siglo XXI, nos autodestruimos por nuestra propia estupidez. La crisis climática en la que nos encontramos ya de pleno, nos lleva a la irremediable desaparición (si no de nuestra especie, sí de nuestra civilización) de la vida tal y como la conocemos. Creo que no somos aún (ninguno de nosotros) plenamente conscientes de la que se nos viene encima.

En conclusión: “Metal en vena” es un disco que plasma una forma de entender el amor por la música y los valores personales de cada uno en un sentido muy de tener “los pies en el suelo”, sabiendo disfrutar de lo que es realmente importante en la vida y reflejando que los principios, si nos sólidos, no se venden. ¡Larga vida a 11 bis!

Jebimetal