SYLVANIA “Testigos de las estrellas” (2019)

¡ Comparte esta noticia !

No hace ni un mes de la salida del nuevo trabajo de Sylvania y ya tenemos la reseña en marcha. Tras dos LPs anteriores, un EP y una maqueta homónima de presentación de hace más de diez años, nos envían para su análisis en The Sentinel su tercer disco salido del horno el pasado 16 de febrero.

El grupo valenciano (¿me lo parece a mí o la escena valenciana está más fuerte que nunca?) nos ofrece en “Testigos de las estrellas” un disco bien equilibrado entre el Power Metal y el Sinfónico, con mucha melodía, excelentes voces, algunos solos magníficos y presencia constante de orquestaciones que, sabiendo ocupar su espacio en la mezcla, quedan en un lugar secundario que les permite ejercer adecuadamente su labor de soporte, cobrando protagonismo en su justa medida. Esta vez sí (y como casi siempre), Enrique Mompó y Fernando Asensi han vuelto a hacer un excelente trabajo en los Fireworks Estudios. Antes de entrar de lleno en el contenido del disco, cabe destacar también la larga retahíla de colaboraciones que participan en las diez canciones que conforman el largo. Son muchas, y cada una de ellas contribuye con su buen hacer a enriquecer el conjunto. A veces con pequeños detalles y otras con una presencia mucho más determinante en la canción resultante.

“Testigos de las estrellas” es un todo, una historia narrativa, lo que viene a conocerse (a menudo) como disco conceptual. He de decir que la historia narrada en el libreto me parece lo menos interesante de este trabajo. No por el concepto en sí (viajes en el tiempo, lucha entre el bien y el mal, amor materno filial) sino porque, a mi parecer, el cuento es flojito, flojito; un mero hilo conductor entre canciones que, sea dicho, son lo suficientemente buenas como para sostenerse solas sin necesidad de nada más.

Las canciones en sí entran con facilidad. Aunque son profusas en detalles (un gutural por ahí, un violín por allá, una flauta por allí) son, como decía al principio, muy melódicas, tarareables, con un punto épico y, por decirlo a bote pronto, aptas para todos los públicos y/o aquellos quienes se estén iniciando en esto del heavy y no estén aún adaptados a sonoridades excesivamente duras o crudas. Más allá del nivel de dureza al que uno tenga acostumbrado el oído, lo importante es como casa el conjunto, logrando o no buenas canciones, y “Testigos de las estrellas” las tiene.

Alberto Tramoyeres, encargado de las guitarras y orquestaciones además de ser el compositor principal, junto a Alfonso Arróniz (voz), Álvaro Chillarón (bajo) y Sergio Pinar, nos ofrecen aquí un conjunto de buenas canciones entre las que destaco “El reino de los sueños”, “Sangre, sudor y lágrimas”, “Testigos de las estrellas” (la más “rhapsodyana” de todas) y la que cierra el disco, “Por nuestra libertad”. Un disco que me ha parecido notable, con excelente sonido y grandes momentos. ¡Vale la pena!

Jebimetal