GAMMA RAY + SONATA ARCTICA + VANISHING POINT – Jueves 18 de octubre de 2001, Sala Macumba (Madrid)

¡ Comparte esta noticia !

Difícil tarea la de describir con palabras en una crónica, los sentimientos que afloraron aquella tarde-noche en la madrileña sala Macumba. Cuando la previa emoción e inquietud que precede al ver a dos de tus grupos favoritos juntos en un mismo concierto, se suma a dos conciertazos, dicho sumando no puede dar como resultado otra cosa diferente a lo denominado por muchos aficionados a la música  como “orgasmo auditivo”. Quizá peque de demasiado subjetivista y es posible que alguno de los asistentes a tal magno acontecimiento piensen que exagero, bien, no puedo describir los sentimientos que dicho concierto provocó en los demás pero si puedo intentar, transmitir lo que fue y lo que en mi  produjo tal descarga.

El ambiente estaba caldeado ya de por si, debido a  que recibir juntos a Gamma Ray y Sonata Arctica no le pasa a uno todos los días, las ganas de verlos se acentúan mucho mas teniendo en cuenta los dos discazos que nos presentaban, recién salidos del horno (sobre todo en el caso de Gamma Ray, cuyo “No World Order”, se convertirá a buen seguro en un clásico del Heavy Metal) y magníficamente acogidos tanto por la critica como por el público (por algo será…)

La tarde comenzó con el primer y único toque de atención ya sea al propio grupo (Gamma Ray) o al organizador de la firma de discos: señores no se puede empezar dicha firma a las 19.20 cuando el concierto abre puertas a las 19.30, máxime si tenemos en cuenta la lejanía del lugar de la firma con la sala del concierto, me parece una falta de respeto hacia los australianos Vanishing Point ya que la mayoría de los que asistimos, nos perdimos buena parte de su actuación (por no decir casi toda). Desde mi humilde crónica esperemos que alguien lo pueda leer y tomar nota para próximas ocasiones.

Una vez en la sala, y como comenté antes, pudiendo disfrutar únicamente de los últimos minutos de los australianos (por lo que no soy capaz de aventurarme en un juicio a su actuación), empezaba la tensión en el ambiente mezclada con unas ganas locas de que comenzaran la descarga los finlandeses Sonata Arctica. Empezaron con “San Sebastian” perteneciente tanto a su ultimo disco “Silence” como al EP “Succesor” y durante su interpretación se notó un sonido pésimo que AFORTUNADAMENTE mejoraría mucho más adelante.

Sonata Arctica me sorprendieron gratamente en comparación con la anterior vez que les vi (junto con Stratovarius en mayo de 2000) si ya de por sí antes me gustaron, podéis imaginar lo que me provocó su concierto. Cierto es que al cantante Tony Kakko se le notan carencias en los tonos más altos, puestas de manifiesto al recurrir a la desgraciadamente tan habitual cesión de micrófono al público en esos tonos y a la diferente interpretación del estribillo en “Wolf And Raven”, pero no se puede negar que es un buen cantante y mucho mejor compositor. El resto del grupo estuvo muy bien, muy sólidos especialmente la sección rítmica y ese teclista que es una maravilla.

Interpretaron diferentes temas de sus dos discos, tales como: “My Land” (impresionante), “Kingdom For A Heart””Replica”“FullMoon” (momento álgido del concierto, donde la hermandad entre publico y grupo se puso más de manifiesto), “False News Travel Fast”“Black Sheep” o la instrumental “Revontulet”, cerrando la actuación con un grandioso “Wolf And Raven” (del que por cierto tienen un videoclip): Gran concierto de los Sonata que ponían el listón muy alto para Gamma Ray.

Y atención, pocos meses después de su actuación-triunfo en el Machina 2001, aparecían Gamma Ray, con el por todos idolatrado Kai Hansen a la cabeza. Los momentos previos los podéis imaginar parecidos a los descritos con Sonata pero elevados al cubo.

Empezaba la introducción que abre su ultimo plástico, “Illuminati!! You´ve Come To Take Control…”. El ambiente de autentica locura coreando el publico desde el principio todos los temas era sobrecogedor, al instante de terminar la intro comenzaban con “Dethrone Tyranny” donde tal y como pasó con Sonata en el primer tema el sonido fue pésimo haciendo casi irreconocible la canción pero  mas adelante mejoraría increíblemente.

Me gustaría poner de relieve la magnífica compenetración de la que hacen gala Gamma Ray, eso es un grupo, al margen de que el liderato indiscutible sea de Kai, secundado en la guitarras por Henjo. Me gustó especialmente, como ocurriera con sonata, la sección rítmica bajo-batería, impresionante Dan Zimmermann sin olvidarnos del otro alma del grupo: Dirk Schlachter. Sobre la controvertida voz de Kai en directo he de decir que cantó correctamente aunque se le notaron algunas carencias evidentes, personalmente creo q cantó mejor en la actuación de este mismo año en el Machina 2001.

El set-list, en contra de muchas opiniones, para mí fue muy bien elegido si salvamos el pecado para muchos imperdonable de no tocar nada de sus tres primeras obras maestras.

Momentos que recordaré toda mi vida fueron especialmente cuando interpretaron los temas pertenecientes al “Land Of The Free” tales como: “Man On A Mission”, la agradable sorpresa “Abyss Of The Void”, la propia “Land Of The Free” (quizá interpretada demasiado pronto), y lo que fue el punto culminante del concierto (algo así como nuestro “punto G”): “Rebellion In Dreamland”, increíble, emocionante, sobrecogedora, se me acaban los adjetivos para denominar la sensación de tener a toda una sala repleta coreando con el puño en alto aquello de: “have….no fear…rebellion! is here!!” para entonces quedaban olvidados algunos fallos técnicos (el sonido de las guitarras en algún tema desapareció por completo durante unos instantes).

Tocaron muchos temas de su último disco: “Dethrone Tyranny”“New World Order”“Fire Bellow”“Eagle” y “Follow Me”. Sin olvidar el pequeñísimo recuerdo a “Powerplant” con “Short As Hell”.

Las canciones de “Somewhere Out In Space” las dejaron para el final y ahí vino el único punto negativo, la aparición de “Gorgar” invitándonos a corear durante unos 10 minutos la melodía de “S.O.I.S” lo cual cansó al público, subsanado con la interpretación de “Beyond The Black Hole” o “Valley Of The Kings”, para cerrar una noche inolvidable con “I Want Out”, locura total, desmadre absoluto, olvidándonos por completo del extremo cansancio imperante hasta entonces.

En definitiva: podéis comprobar que me he extendido mucho, pero me quedo corto, esta noche perdurará para siempre, palabra.  

Texto: Ricardo Arias “SINNER”