BEETHOVEN R. – Sábado 23 de febrero de 2002, Sala Stereo (Alicante)

¡ Comparte esta noticia !

El grupo del mítico Pepe Mari (componente de Bella Bestia) aterrizó con su furgoneta en la costa alicantina a eso de las 14’30h., con lo que mi hermana Patro y yo (como buenas anfitrionas) fuimos a buscarles al hotel. Vimos que no perdían el tiempo, pues cuando llegamos ya estaban disfrutando del solecito y del buen tiempo tomándose unas cañas en una terracita al lado del hotel. Cuando encontraron un sitio cercano para aparcar la furgoneta, nos fuimos a llenar un poco el estómago. No paramos de reírnos en toda la comida, porque no sólo son un encanto ellos, sino también la gente que les acompaña (léase “el Mule” (pipa), “el Fari” (hermano de Pepe Mari),…). Además, con eso de que la brisa marina revoluciona el cuerpo y las hormonas… ; )

Sobre las 18’00h llegamos a la sala Stereo para descargar y empezar a montar el tinglao. Cuando llegó Pepe Rubio (técnico de sonido) comenzaron a hacer la prueba de sonido. En ese momento, mi hermana y yo nos dirigíamos a la estación de autobuses a recoger a Bubba, Aguskill, Rust in Pears y Mr. Thunder. Nos tomamos una caña allí en la estación. He de decir que el señor Thunder Flames es tanto o más caballero en persona que en el Foro. ¡Y que es la caña! (Pero no trajo la espada…).

Por fin llegamos a la sala. Serían así como las 23’00h y, para mi sorpresa, no había demasiada gente. Estuvimos esperando un buen rato y por fin, a eso de las 00’00h de la noche comenzó a sonar la 5ª sinfonía de Beethoven. El espectáculo iba a comenzar. Había ya más peña y todos apelotonados en las primeras filas. Comenzó la descarga con “La voy a liar”, segundo tema de su segundo disco, que tiene una caña increíble. La peña no paraba de botar y de pegar empujones. ¡Todos locos! Y Kiko comenzó a cantar. Yo había ido un poco nerviosa por saber si me iba a gustar o no, ya que Beethoven es uno de mis grupos favoritos y la voz de Iván me encanta. Sinceramente he de decir que al principio me sonó un poco raro, pero a medida que avanzaba el concierto me gustaba más la voz. Además de ser un tío que se mueve mucho más en el escenario que Iván y más extrovertido, su voz tiene muchísima potencia. Me gusta.

Tras el primer tema, Kiko comenzó a hablar, a presentarse y a meterse en el bolsillo al público. Continuaron con su nuevo álbum, esta vez con “Quien irá a por ti soy yo”. Aquí Kiko pegó un grito que nos dejó a todos con la boca abierta. Los coros sonaban muy bien y el buen rollo que transmitían los temas te hacían no poder dejar de bailar. A continuación tocaba echar la vista atrás. Todo el mundo reconoció el tema al instante: “Ja, ja”. Ayudado por el énfasis y las gargantas del público, la banda consiguió que el tema les quedara realmente bien y que no nos importara una mierda que la voz no fuera la misma. A continuación sonó “Frío”, un tema que me recuerda mucho a Sangre Azul. Sólo les faltaba ir vestidos y pintados como en sus tiempos de Bella Bestia. Y entonces comenzaron a despotricar de la gente que se lo pone difícil, que no quiere que triunfe (con un grandioso “a la mierda” por parte de Jose). Estaba claro: “Viejo corazón de acero”. Me encanta esa canción. Es un trallazo, y en directo mucho más. La gente movía las greñas a más no poder y, la verdad, no es para menos con la caña que le metieron.

Por fin llegó el tema que estaba esperando. Vale, todo el mundo piensa que es una mariconada, pero a mí me encanta. Es “Yo me pierdo”. Tiene un encanto especial ese tema, no sé por qué. ¿Y qué me decís de la parte de: “Vaya tela, nena”? Lo más! No me podéis negar que esa canción es sexy… Siguieron con su primer disco. Le tocaba el turno a “Sangriento y mortal”. Aunque no es de mis temas favoritos, reconozco que funciona bastante bien en directo, siempre la tocan y a la gente le gusta. No es muy rápida, pero tiene muchísima fuerza, y eso en directo lo saben potenciar. Vuelven con su nuevo disco, recordando “Una noche de pasión”. Otro tema que me vuelve loca. Bastante movidita, potente y con una letra muy sugerente. Y es que guardan el encanto sexy y provocador de los grupos de los ochenta, pero muy cañeros y muy macarrillas en directo. Y continuaron con “Libre” y con la mítica “Que no, que no”. Con este tema finalizaba el concierto. La gente lo coreaba a grito pelado y con los puños en alto. Vale, no éramos 300 personas, pero los que estábamos nos hacíamos notar. ¡¡Y de qué forma!! Cuando terminó el tema Kiko se despedía, alegando que ellos también tenían derecho a tomarse unos cubatas y a emborracharse. Pero el público no parecía estar muy de acuerdo, por lo que decidieron volver y nada más y nada menos que con un tema nuevo. Se llamaba “Hermanos de Sangre”. La verdad es que el tema estaba bastante bien. Muy cañero y potente y, quizás, más acoplado a la voz de Kiko. No sé, habrá que oírlo en el disco. Ahora Kiko bromeaba diciendo que venía otra canción que no conocíamos, y entonces comenzó a cantar “El Guardián de tu Piel” en versión acústica, como en su momento lo hacía Iván con esa voz tan sexual que tenía. Cuando terminó el primer estribillo en acústico ya comenzaron a meterle caña. Ahí también pudimos bailar a base de bien. Aunque a los “jebis” más duros no les mole esa canción, pienso que es un temazo y la letra me mola un huevo (¿quién describe de esa manera un buen polvo?).

Y, bueno, para terminar ya se sabe, ¿no? “Más sexy”. Para ello, Kiko llamó al escenario a sus amigos Overlife, que se encontraban por allí. Subieron Javi, Robert y Sergio. No se quedaron todo el tema, pero seguro que se lo pasaron en grande. Les quedó muy bien el tema, a pesar de que Kiko se liara un poco con la letra…; ) En fin, poco a poco, que es muy chunga…

Tras esta canción comenzó a sonar el final de Barrio Sésamo, lo cual indicaba ya el final del concierto. Agradecieron todo lo que tuvieron que agradecer y tiraron todas las púas y baquetas que tuvieron que tirar. Después estuvieron por allí charlando con el público, ¡casi aún con la guitarra colgada! Haciéndose algunas fotillos y firmando alguna cosilla. La gente se les acercaba a darles la enhorabuena… En fin, que había muy buen ambiente. Nada flipaos ni prepotentes ni nada de nada. Como colegas todo el mundo y a planear la juerga de después… Evidentemente, no se puede contar todo lo que vino después…jeje. ¡¡Censurado!! Sólo os puedo decir que lo pasamos de puta madre esa noche y que algunos ni se acostaron hasta el día siguiente… Haber venido a vernos como hicieron Thunder y Rust…!!

Texto y fotos: Clara González Lobo (Kiky)