ANGRA + SILENT FORCE – Jueves 14 de marzo de 2002, sala Arena (Madrid)

¡ Comparte esta noticia !

Día lluvioso en la capital. Hasta horas antes del concierto no decidí ir, y menos mal que fui ya que los brasileiros Angra dieron un concierto que me encantó. Cuando llegó la hora de salir de casa el cielo seguía encapotado, pero no llovía, ¡estupendo!. Pero desdichado de mi, a la salida de la boca de metro de Pza. de España me encuentro con que estaba diluviando, menos mal que el trayecto hasta la sala es corto, aunque me puse como una sopa.

Podemos decir que la formación de Silent Force es germana, excepto el cantante D.C. Cooper (ex-Royal Hunt), de nacionalidad americana. De este grupo sobre todo me atrae el genial vocalista, aunque, para servidor, en los dos únicos discos que tiene el grupo no llega a sacar el provecho de su voz como en su anterior grupo. Desarrollan un Heavy/Hard melódico con sonido bastante similar de Judas Priest, era “Painkiller”, en algunos temas, especialmente en su último disco editado el año pasado, “Infatuator”.

Tras un pequeño momento de espera, sobre las 20:30, comienzan a salir a escena los músicos mientras suena la Intro. El último en salir es el cantante, ataviado con una chupa de cuero con la bandera de barras y estrellas y el nombre de su país USA en la parte posterior y las barras en las mangas y las estrellas en los hombros. Comenzando con dos cañonazos: “Fall Into Oblivion” y enlazada con “Tell Me Why”, perteneciente a su primera obra “Empire of future”. Hincando una de sus rodillas en el suelo D.C. Cooper al finalizar el tema.

Cambio de guitarra de Alex Beyrodt ( conocido también por formar en Sinner). Suenan unas líneas de bajo que dan inicio a “Saints & sinners”, tras la cual se despoja Cooper de su chupa y descargan “We Must Use The Power”, y sí, usan el sonido Power Metal tan en boga hoy en día, con un pequeño problema en la guitarra antes del solo que rápidamente es solucionado por un roadie.

El sonido del teclado da paso al tema “Empire Of Future”, la 100% “Painkilliana” “Infatuator” y unos coros son el inicio a “Promised Land”.

Comienza Cooper a cantar las primeras frases del tema “All Guns Blazing” (versión de Judas Priest que hacen en “Infatuator”), pero nos sorprenden con otra versión de los británicos, “You´ve Got Another Thing Comin´”. Haciendo que la gente se vuelva loca y sea el tema que más aceptación tiene de todos los tocados, conseguido entre otras cosas por el juego de voces entre el cantante y la peña en mitad del tema. Previo a los cánticos, Cooper se zampa un botellín de cerveza de un solo trago, ¡cómo un machote!. Aprovechando también para presentar a la banda: al bajo, Jürgen Steinmetz; a las teclas, Torsten Röhre; a la batería (prestada por Angra, un detalle), André Hilgers; a la guitarra, Alex Beyrodt y este presenta a D.C. Cooper. Y finalizan con las últimas notas de la versión acabando sobre las 21:20.

Tenía ganas de ver en escena a las nuevas incorporaciones de Angra, y me impresionaron muy gratamente, especialmente el ex–Symbols Edu Falaschi. Si ya en disco hace un buen trabajo, en directo es mucho mejor, con mucha melodía en la voz, pero también con fuerza, potencia y unos buenísimos registros.

Un telón con la portada del último disco, “Rebirth”, colgaba tras la batería. En la gira Angra no lo forman cinco personas, si no seis. Un teclista les acompaña en directo.

Cerca de las 21:50 se apagan las luces y empieza a sonar la introducción “In Excelsis” aprovechando para que los músicos se vayan colocando en sus puestos. Una vez acabada nos deleitan con la rápida “Nova Era” y la peña se vuelve loca desde el principio. Otro tema más de su última obra que les ha hecho renacer cuando se les daba por acabados tras la marcha de André Matos y de la base rítmica, “Acid Rain”.

Edu con un buen castellano a lo largo del concierto nos remonta al pasado del grupo con el tema título de su primer trabajo que los dio a conocer en todo el mundo, “Angels Cry”.

Vuelta a “Rebirth” con “Heroes Of Sand” tras la cual Falaschi se despoja de su zamarra de cuero y nos deja ver mejor la camiseta que lleva con las palabras Sizilianische Boxarena y un par de manos estrechándose. Y enlazan con la “Hellowiniana” y única que tocaron del “Fireworks”, “Metal Icarus”.

Regreso a la actualidad con el que para mi es el mejor tema del disco editado el año pasado, “Millennium Sun”, vaya canción preciosa y qué melodía más bella. Tranquilidad con la balada “Make Believe” la cual es acompañada por la guitarra acústica tocada por Rafael Bittencourt. Cánticos de folcklore brasileiro con la primera parte de “Unholy wars”, “Imperial Crown” enlazada como en el CD con la segunda parte “Forgive Return”.

Descargan el tema título “Rebirth”, tras el cual nos sorprenden sacando instrumentos de percusión y dando una caña y buen rollo tocándolos, parecía que estábamos en las playas de Ipanema, sólo nos faltaban las chavalas de aquellos lugares, y empalman con “Judgement Day” tras la cual finalizan.

Un par de minutos y suena algo pregrarabado, que no es otra cosa que el comienzo del temazo del disco “Holy land”, “Nothing To Say”, la sala es un hervidero de gente saltando y cantando el tema. Vuelven a abandonar el escenario, pero falta algo… sí, “Carry On”, menudo final de concierto más apoteósico. A eso de las 23:15 los seis músicos se despiden desde el escenario tirándose un rato largo en él saludando y la gente ovacionándolos por el excelente e inolvidable concierto ofrecido.

Los componentes se lo pasaron estupendamente en escena viendo la fabulosa aceptación por parte del público, especialmente el guitarra Kiko Loureiro que no paraba de sonreír al igual que el buenísimo frotman Edu Falaschi. Con la base rítmica también han acertado de lleno en su adquisición, con el bajista Felipe Andreoli tocando un precioso bajo de cinco cuerdas con los dedos y el potente batería Aquiles Priester que acompañaba últimamente al ex–Iron Maiden, Paul Di´Anno.

Al final del concierto estaban al completo Silent Force al lado del puesto de merchandising firmando autógrafos y haciéndose fotos con la gente. Todo un detalle.

Texto: Starbreaker