Editorial Enero 2019 “Mayoría de edad”

¡ Comparte esta noticia !

Como cada año, estas fechas son proclives para echar la vista atrás y ver qué sacamos en claro de estos últimos 12 meses, lo bueno y lo malo que nos ha deparado el año que ahora termina. Tanto en lo personal como en lo profesional, cada año (cada día, realmente) pasa sin que vaya a volver. En nuestra mano está aprovecharlo para que no pase sin pena ni gloria, tomando las decisiones que creamos adecuadas en cada momento. Después, a toro pasado, será más fácil ver si esas decisiones han sido correctas o no, debiendo estar orgullosos de nuestros aciertos y haciendo examen de conciencia para aprender de nuestros errores.

En el caso de The Sentinel, el hecho de entrar en 2019 supone que la web ha alcanzado la mayoría de edad “legal”, tras 18 años de presencia ininterrumpida en la red. Una cifra importante aunque anecdótica, ya que la mayoría de edad sólo afecta a personas físicas, pero que nos lleva a ver a nuestro “bebé” como una persona hecha y derecha.

En estos 18 años ha habido muchos cambios. Tan relevantes como los que sufre cualquier persona desde su nacimiento hasta la mayoría de edad. Poco queda de aquella web fundada por cuatro amigos en Benidorm, en los albores del siglo XXI. La situación actual es tan distinta que en muchos aspectos es casi irreconocible. Ni peor ni mejor: diferente.

Un medio de comunicación, sobre todo si es amateur, depende de la ilusión de sus componentes. Por ello es lógico que el cansancio, el hastío o la falta de motivación produzcan el abandono de algunos de sus integrantes. En otros casos, desavenencias en torno a la dirección a tomar e, incluso roces personales, han hecho a antiguos compañeros tomar la decisión de abandonar el barco. No es este el sitio ni el momento para ahondar en ello, sino para agradecer a todos y cada uno de ellos su aportación, mayor o menor según cada caso, para el crecimiento de esta web, en cada momento de estos 18 años.

Como decía, son pocas las cosas que se mantienen inalteradas en estos 18 años. Por supuesto, mantenemos disponibles la gran mayoría de artículos publicados en todos estos años, con un buscador que permite, con paciencia y pericia, recuperarlos para su lectura actual. Ya os adelanto que estamos trabajando en un índice que facilite mejor el acceso a todos y cada uno de estos artículos. También mantenemos el nombre genérico de la web, aunque hace años que cambiamos, creo que con acierto, aquella primera y farragosa dirección www.thesentinelwebmag.com por la actual.

Tras un ímprobo trabajo de diseño y migración, el formato actual es mucho más atractivo y moderno que aquel primitivo FrontPage con el que se creó la web. Las herramientas de diseño web han avanzado muy deprisa y lo que era bueno a principios de 2001 se convirtió en obsoleto y, tras mucho esfuerzo, pudimos hacer este cambio.

Este cambio se ha aplicado también a los artículos publicados, sobre todo en lo referente a las fotos que acompañan las crónicas de conciertos. En este caso ha jugado a nuestro favor tanto la mejora en la tecnología (de aquellas pequeñas cámaras compactas de poca calidad a los actuales equipos semi-profesionales que utilizamos ahora) como al hecho de que, tras tantos años en la brecha, ahora somos un medio reconocido que no suele tener problemas de acreditación y facilidades para hacer nuestro trabajo. En este caso hay excepciones que ya comenté en el pasado y no voy a repetir ahora.

Este asentamiento en el panorama rockero nacional ha producido otros cambios. Grupos, managers y productoras nos consideran una opción válida para promocionar sus lanzamientos hasta el punto que estamos inundados de material promocional, al que no podemos dar salida en su totalidad. Con todo el dolor de nuestro corazón, nuestro tiempo es limitado y no podemos comentar la avalancha de discos que nos llegan semanalmente. Aún así, a todos les intentamos dar cobertura, si no es en la web, sí en nuestro programa de radio enlazado, donde suenan la mayoría de estos nuevos lanzamientos. También se han trasladado a la radio las extensas entrevistas por las que fuimos reconocidos en los primeros años. Así, vosotros podéis disfrutarlas de forma más directa, con la voz de los propios protagonistas, y nosotros nos evitamos el ímprobo trabajo de transcribir a texto horas de conversación.

Aún así, con todos estos cambios, hay algo que no ha cambiado en todos estos años: la voluntad de ofrecer una opción digna de periodismo amateur, donde jamás se ha cobrado un duro (o un euro) a ningún grupo por ningún concepto y donde, en la medida de nuestras posibilidades y conocimiento, hemos vertido la opinión más sincera posible en cada artículo.

No puedo asegurar hasta cuándo seguiremos vivos. El hecho de ser un medio amateur implica la necesidad de compatibilizar el tiempo dedicado a la música con un trabajo que nos garantice las lentejas, además de atender a la familia y vivir toda la vida que se nos ofrece cada día. Quizás nos mantengamos algunos años más o quizás pronto digamos adiós, si en algún momento vemos que no merece la pena el esfuerzo. El día que eso pase, miraremos hacia atrás y espero que sintamos el orgullo de haber dedicado tantos años a nuestra pasión con el reconocimiento de vosotros: lectores, oyentes y músicos.

Feliz 2019

Santi Fernández “Shan Tee”