HORA LÍMITE “Resultado de un error” (2018)

¡ Comparte esta noticia !

Nacidos en 2008 como The Past Rice, con el cambio de cantante y su elección por la voz femenina de una vocalista llamada Raquel, esta banda madrileña migró su nombre a “Hora Límite”, cuya consecuencia fue la edición de “Cuerdo o no”, su debut discográfico datado en 2014. Tras un incesante baile de músicos desde su formación hasta nuestros días, el único miembro fundador que queda en la actualidad es Francisco José Macías (guitarra), acompañado ahora por Raúl Martos (bajo), Jesús Troitiño (guitarra), David Cortés (batería) y Sara Sánchez (voz).

Con esta nueva formación, de la que sólo repiten ambos guitarristas desde aquel primer disco, Hora Límite ha editado su segundo trabajo, “Resultado de un error”, que debido a mi desconocimiento de su ópera prima me he enfrentado a su escucha como si de su primer disco se tratara.

En este trabajo nos encontramos a una banda que navega a medio camino entre el hard rock y el rock melódico, capitaneados por la cantante Sara Sánchez, cuya voz es protagonista de unos temas atractivos que entran a las primeras de cambio. Con buenas facultades vocales, acertada entonación y una dicción clara que permite disfrutar de las trabajadas letras, su participación es crucial para las buenas sensaciones que produce la escucha del disco.

En la parte instrumental del grupo, las guitarras son la otra punta de lanza, con momentos brillantes como en “Dos historias de dos”, “Última soledad” y “Suerte esquiva”. La base rítmica formada por Raúl Martos y David Cortés es el soporte necesario para el lucimiento de sus compañeros, sin mayores momentos de protagonismo.

El disco contiene buenos cortes más orientados al hard rock como “Luna de abril”, “Resultado de un error” y “Todo lo hago por ti”, aunque es en el rock melódico donde se siente a la banda más en su salsa y donde se encuentran los mejores temas de este trabajo como son “Dos historias de dos” y “Princesas”, que además cuenta con acierto una historia basada en la violencia de género.

También hay un par de temas a mitad de camino entre ambos estilos, como “Lárgate” y “Suerte esquiva”, que comienza de modo dulce para ganar en fuerza a partir de su parte central. Y, por supuesto, no podía faltar la inevitable balada, en este caso llamada “Voces silenciosas” con la que se cierra un disco que nos deja buenas sensaciones.

La escena en España nunca ha sido muy proclive para los grupos de rock melódico. Aún así, buenas bandas como Hora Límite surgen con asiduidad en todos los rincones de nuestra geografía. Espero que en esta ocasión la Diosa Fortuna les sea proclive y Hora Límite alcance las mieles del éxito. Talento no les falta.

Santi Fernández “Shan Tee”