IN FLAMES + PAIN – Sabado 19 de octubre de 2002, Sala Jam (Bergara)

¡ Comparte esta noticia !

Ver a In Flames en directo era una de mis asignaturas pendientes y por este motivo tenía un especial interés en que llegase el día 19 y acercarme hasta Bergara. Después de unos 40 minutos en coche llego a las inmediaciones de la sala Jam y una vez aparcado el vehículo me dispongo a repostar en el bar que esta justo al lado del local, y de paso mirar si están Gorka (Renegade), Javi (Javieruss) y Sunthunder ,visto que no rondaban por allí y después de meterme un trago me adentro en la sala con el concierto de PAIN ya empezado. Nada mas entrar al local, Javieruss sale a mi encuentro después de reconocerme por la camiseta de los Sentinel, acompañado por su novia Angélica charlamos durante un buen rato, hasta el final del concierto de Pain. En esto aparece Gorka (Renegade) también con su camiseta y por fin conozco a tres foreros de la zona del norte, faltaba Sunthunder, el cual nos había escrito en el foro que probablemente se pasaría por Gipuzkoa para ver a los suecos, pero al final ni rastro de el.

Como comentaba anteriormente entré a la sala con el concierto de Pain ya empezado y a pesar de no haber escuchado nada de esta banda la sensación que me causaron en directo fue bastante positiva. Presentaban su tercer álbum titulado “Nothing Remain the Same”. Pain contó con un sonido bastante aceptable, por lo menos desde donde yo me encontraba e incluso se atrevieron a versionear un tema de Beatles el cual creo que era “Eleanor Rigby” y que por lo visto viene editado en su ultimo trabajo. Para mi cumplieron bastante bien. De Soilwork poco que decir, mas bien que no me gustaron mucho, quizás porque fue de lo peor en sonido y también porque me despisté bastante hablando con los amigos

Voy a comenzar con la parte negativa de la noche como fue la corta duración que estuvo esta gente sobre las tablas, alrededor de 1h 20m y es que esto ya se está convirtiendo en una malsana costumbre por parte de las bandas a las que vamos a ver, las cuales precisamente no es que nos cobran la voluntad por una entrada. Bajo mi punto de vista una duración tan corta no es de recibo y más viniendo de una banda que ya se ha hecho un hueco entre las mas importantes. Cierto es como comentaba antes que esto ya es una costumbre, y mucho me temo que salvo en contadas excepciones (Dream Theater, Iron Maiden, Barón Rojo etc) esto es lo que vamos a tener. Eso si los precios no los abaratan, y los bolsillos siguen rasgándose.

Pero olvidándome de este tema lo poco que estuvieron In Flames en escena fue absolutamente demoledor, fue como una especie de tornado en forma de música lo que pasó por Bergara. Con la sala Jam prácticamente llena comienza una intro bastante larga ,la cual sirvió para ver el escenario en el cual estaban instaladas dos estrellas luminosas a los lados, y dos letras detrás, la “I” y la “F” que también se iluminaban, la batería estaba a una considerable altura, para lo que es el escenario de la Jam.

Una vez finalizada la intro, la banda sale rápidamente y sin darnos cuenta ya están abriendo el concierto con “System”, uno de los mejores temas de “Reroute to Remain”, y enseguida me doy cuenta de que lo que se avecina parece interesante, un sonido buenísimo con todos los instrumentos muy bien acoplados aunque la banda al principio un poco acelerada, para poco a poco ir asentándose. 

Seguidamente enlazan con un tema del disco “Clayman” como fue “Pinball Map” y esto ya es una olla a presión. A pesar de mostrarse un poco fríos, saben lo que tienen que hacer y eso es suficiente. Una vez descargado “Pinball Map” Anders Friden da la bienvenida y nos saluda, para enseguida presentar el tercer tema de la noche, que seria uno de los mejores que incluyeron en su disco verde “Whoracle”. Esta no fue otra que “Episode 666”, canción con la que yo pensaba que podrían cerrar el concierto, pero que optaron por tocarla al principio. Este si que sonó bestial, y aquí ya me fijo en que Daniel Svensson es un batería mas bien tosco que, eso si, cumple a la perfección, pero con unas limitaciones bastante evidentes. También me fijo en los dos guitarras: Jesper Stromblad y Bjorn Gelotte literalmente clavan los temas y tienen una compenetración absoluta y de Anders Friden pues qué decir, que el tío tiene una capacidad absoluta para conducir al publico hasta lo mas alto.

A partir de aquí un repertorio de temas muy bien seleccionados. “Bullet Ride” y “Embody The Invisible” los descargan seguidos y en este ultimo tema y debido a la intensidad del concierto decido pegar un toque telefónico a Javibackyard para saludarle y de paso darle un poco de envidia (sana por supuesto), aquí ya todo era perfecto sonido, ambiente y grupo. Seguidamente descargarían el segundo tema de “Reroute to Remain” como fue “Cloud Connected”, soberbio y clavado al tema del estudio, ni yo mismo me imaginaba que el sonido sería tan bueno. Más tarde caerían del cielo “Clayman”“Food for the Goods” (este ultimo el único tema que descargaron junto con “Episode 666” del disco “Whoracle”), “Reroute To Remain”“Trigger” y “Drifter”, estos dos últimos y bajo mi modesta opinión los mejorcito de toda la noche (con permiso de “Only for the Week”) ,sobre todo “Trigger”, en esta fase un par de respetables espectadores deciden practicar un poco de moshing ,al primero le sale bien la jugada y prácticamente la gente lo lleva en volandas de un lado a otro de la sala ,el segundo creo que se pego un batacazo de aúpa ,por lo menos eso creí ver desde mi posición.

Y aquí ya nos metemos en la recta final del concierto con los últimos seis temas que descargarían, entre los que destacaría sin ninguna duda “Only For The Week”. La atmósfera que produjo esta canción fue increíble y aquí sí que definitivamente nos entregamos totalmente, coreando toda la sala el estribillo, fue alucinante. Así llegamos a las dos últimas descargas de la noche, “Black And White” canción que cierra el disco que presentaban y que me sorprendió bastante que incluyeran en el set-list y que bajo mi gusto se lo podrían haber ahorrado sustituyéndolo por otra (por ejemplo “Egonomic” que al no ser que se me haya ido la olla, creo que no la tocaron) y la última de la noche fue “Colony”, un tema poco apropiado para cerrar, pero donde manda patrón no manda marinero.

Y aquí es cuando nos damos cuenta de que este cuento se ha acabado y de que solo han estado esa hora y veinte, dejándonos (por lo menos a mi) bastante decepcionados por la poca duración, porque repito, esta gente tiene repertorio para eso y mucho más, y estar tan poco tiempo tocando lo considero una tomadura de pelo hacía el personal, que al fin y al cabo es el que paga.

En fin una tarde noche, la cual se tenía haber alargado un poco mas ,pero que mientras duró estuvo sensacional.

Texto: Victor Urrutia (Bittor)