OBUS + BEETHOVEN R. – Domingo 20 de octubre de 2002, Estación de Metro Príncipe Pío (Madrid)

¡ Comparte esta noticia !

Nunca imaginé que en una estación de metro pudiese meterse tanta gente… ¡¡y todos heavies!! Todas las cafeterías de alrededor se vistieron de camisetas negras y muñequeras de pinchos, además de pode encontrarte con la élite del metal nacional.

Eran las 9 de la noche cuando ya no cabía un alfiler delante del escenario. Y comenzó a sonar “Viejo corazón de acero”. El sonido era bastante malo. Ya había estado hacía unos días en ese mismo lugar viendo a Porretas, y no sé si sonaba mejor o el grado de alcoholemia hacía que así lo percibiese… 😉 La voz de Kiko no estaba nada en forma. Apenas llegaba a los agudos y la mayoría de las veces dejaba que cantase el público. Además, el pobre tuvo que cantar en muchos momentos sentado en una banqueta, pues tiene rotos unos huesos del pie y no podía permanecer mucho tiempo de pie, y mucho menos ponerse a bailar.

Algo que tampoco me gustó fue el repertorio que escogieron. Ya sé que tenían apenas una hora para tocar, pero es que de su primer disco sólo tocaron “Que no, que no”. Ya sé que es una de las más conocidas y, desde luego, de las que más funcionan en directo, pero no me parece ni mucho menos de las mejores de este álbum. Eso sí, con este tema cantaron hasta los taquilleros del metro. Del segundo disco tocaron bastantes. “El guardián de tu piel” fue dedicada por Kiko a todas las mujeres que allí nos encontrábamos. Cómo no, empezaron a tocarla en la versión acústica para luego estallar con la otra versión. Además, fue acompañada por la potente y aguda voz de Leo (Saratoga). En mi opinión, ésta sonaba mucho mejor con Iván.

Después, compadeciéndose de los que trabajaban en el metro, tocaron “La voy a liar”“Un poco más” “Héroe de cristal” también estaban en el repertorio y, para mi sorpresa, una de mis favoritas, aunque no muy popular entre los fans, que es “Frío”. En mi opinión es de las más ochenteras que tienen. Nos sorprendieron con un tema de lo que va a ser su próximo disco, pero no “Hermanos de sangre”, que es a la que nos tiene acostumbrados, sino otra mucho más hard-rockera, muy al estilo Harem Scarem o Sangre Azul. No puedo deciros el título porque no entendí nada. Pero os aseguro que estaba genial. Eso sí, antes de empezarla, Kiko advirtió a los machos del recinto que agarrasen a sus chicas… ¡¡Os podéis imaginar!! Y para terminar, cómo no, tocaron “Más sexy”, coreada íntegramente por el público. ¡¡A ver si Kiko, de una vez por todas, se aprende la letra entera!!

Bueno, eran Beethoven R e inevitablemente me van a gustar, pero reconozco que no fue, ni mucho menos, de sus mejores conciertos. Todos muy entregados y muy cachondos con el público, pero ni el sonido fue propicio ni Kiko estaba en las mejores condiciones.

Casi media hora después hacían su aparición los legendarios Obús. Hicieron su ya típica entrada con “Que te jodan”, seguida de “Cualquier noche”. Sonaban un poco mejor que Beethoven R., pero tampoco es que el sonido fuera nada del otro mundo. La verdad, no sé que esperaba, ¡¡era en el Metro!! Hicieron estremecer al respetable cuando sonaron las primeras palabras de “Autopista”, todo un temazo. Y entonces comenzaron a intercalar los temas “nuevos” con los clásicos. “Cautivos”“El que más”“La Raya”“El crack” o “Siento ganas”.

Con “Dame amor” se podía observar lo colgado que sigue estando nuestro amigo Fortu. Yo no sé qué tiene esa canción que se demora tanto en ella. Luego una bomba: “Pesadilla Nuclear”. Vaya caña y vaya voz que sigue teniendo el mítico cantante. Parece que los años no pasan para su garganta. El público andaba como loco, coreando absolutamente todos los temas, como “Juego sucio” o “Dinero”. Sinceramente, me tuve que ir hacia atrás porque me estaban estrujando entre todos los peludos emocionados con el grupo…

Era el turno de que su querido amigo Óscar de Lujuria se luciera un poco, así que tocaron “Vamos muy bien”, momento siempre cumbre en los conciertos de Obús y que compartieron al micro ambos cantantes. La audiencia saltaba sin parar con los puños en alto y gritando como posesos (estuve 3 días sin poder hablar…) Y para terminar, “Te visitará la muerte”, otro mítico tema que nos dejó a todos con muy buen sabor de boca, demostrando lo que siguen valiendo Obús y que tienen todo el derecho del mundo a hacer un tema como el “Que te jodan”.

Chapeau por Obús y chapeau por la iniciativa de este Fotorrock, juntando el arte fotográfico con el rock y haciendo que la gente se dé cuenta de que nuestra música también es un arte y, por tanto, cultura. Espero ansiosamente una nueva edición de este evento.

Texto: Clara González Lobo (Kiky)