METRÓPOLIS VI – Sábado 30 de noviembre de 2002, Sala Hangar 19 (Madrid)

¡ Comparte esta noticia !

Ya con su primer disco en el mercado, tras esperar unos cuantos meses (se tenía previsto que se editara a principios del pasado verano, pero la discográfica prefirió ponerlo en circulación cuando pasaran los calores), realizaban su segundo concierto después de encontrarse “Saltos en el tiempo” en la mayoría de estanterías de las tiendas de discos (aunque mucha gente se queja de la mala distribución en determinadas zonas del estado). Recordad que su primera actuación con el CD publicado fue en Barcelona, abriendo para Dio, nada más y nada menos. Así que esta vez les tocaba presentarse en su ciudad y eligieron el marco de la pequeña, pero acogedora, sala “Hangar 19” y con entrada gratuita. El recinto se llenó, pero sin agobios.

Teniéndose prevista la hora de comienzo a las 22 horas no empezaron hasta una hora y unos cuantos minutos después, mala costumbre cuando se trata de descargas de grupos nacionales en salas pequeñas.

Lo primero que suena es el comienzo pregrabado de “Destino”, y aparecía el sexteto con un: “¡Buenas noches!” de Marcial, ya para tocar en vivo el tema a partir de la entrada del bajo y de la batería dando pie al segundo párrafo. Apoyo en las voces del guitarrista Dani y del teclas Jorge. Moviéndose a la par Marcial y Dani durante la parte más fuerte al final de la composición. El vocalista se queja del calor que hace allí, a pesar de estar ya casi en diciembre, pasando a presentar “Reflejos”, equivocándose y rectificando el nombre de la canción que continúa, que era “Vértigo”. Buen ambiente entre los componentes, jugueteando Marcial con los que tiene a su derecha (los dos Danis, guitarrista y el bajista zurdo). Muchos aplausos al acabar. Nos anuncian el cambio de batería, diciendo que el actual es más guapo, más joven, más alto… El martes Iván dejaba el grupo y en su lugar entraba Echedey Molina (que lo recuerdo de haber tocado la batería en el concierto que realizó el guitarrista Jorge Salán hace unos meses en Ritmo & Compás), aprendiéndose el repertorio en tan solo diez días. Tras la presentación tocan “Hay algo”, pidiendo palmas. Muy activo y animando mucho durante el concierto estuvo el agradable Marcial. El sonido era bastante bueno, a pesar de las limitaciones de espacio de la sala, tiene buena acústica.

Continuaban con “Quisiera volver”, anunciando que era un tema tranquilo pero no menos cañero. El grandote Manolo a la guitarra se marcaba el solo, haciendo que le peña cantara el estribillo dirigiendo el micro a la audiencia. Con intercambios de cánticos con el público al final. “¡¿Queréis caña?!, eso es lo que nos pregunta antes de “Reflejos” (esta vez sí), tema basado en el atentado del 11 de septiembre en USA. Nombrando al guitarrista sin pelo en el momento de su solo, dando un paso al frente de las tablas en la interpretación. Magnífica base rítmica tiene este tema, cumpliendo en el bajo de seis cuerdas Dani y el recién llegado Echedey a sus tambores, a la perfección. Saludos a la peña que hace tiempo no veían, además de acordarse de algunas revistas y de algunas páginas musicales de internet, entre ellas la vuestra/nuestra, The Sentinel. Muchísimas gracias al grupo.

Marcial se bajaba del escenario para tomarse un respiro, no sin antes presentar el único tema que no han vuelto a grabar para su CD, y que aparecía en su maqueta ´01, el instrumental “El último tren”. Muy buen tema que podría servir totalmente para cualquier sintonía de programa, anuncio… En los compases finales Dani restriega el mástil de su seis cuerdas por la barra de soporte del micrófono. No sonando en directo la voz femenina del final de la grabación. Comienza el pelón a tocar el principio de “Smells Like Teen Spirit” de Nirvana, quejándose de que en el grupo no la dejan tocarla y entre cachondeo la tocan, pero no completa. “Por qué no?”, volviendo a temas de su cosecha, comenzando a cantar el tema poniéndose las manos a modo de hueco para que la voz sonara con efectillo. Y momento para que se quedara en escena Manolo y demostrara sus dotes a la guitarra con un solo empleando el tapping y la palanca de distorsión, acompañándolo levemente las teclas. Segunda versión de la noche con introducción del teclado para iniciar “Is This Love” de Whitestnake, haciendo Marcial (¡ese inglés!), que la gente cantara, intercalan una parte bluesera para volver a finalizar la versión. Ahora venía “Tres minutos”, que en el CD es el tema que lo cierra. Dejaban al nuevo fichaje sentando tras su kit de batería y con el telón de fondo con el nombre del grupo al que le faltaba el VI, para que realizara un pequeño solo con su instrumento.

De nuevo revisión de un tema clásico de fuera de nuestras fronteras, “Shot In The Dark” de Ozzy Osbourne, con el solo a cargo de Manolo y sin convencerme la voz de Marcial cantando la composición del “Madman”. Se disculpan porque tenían pensado hacer un concierto extenso, pero debido al cambio de batería lo tenían que acortar. Y el cachondo de Dani dice que si alguien quiere algo “más largo” que lo llamen después, jajaja. Con “Mi lugar” agradecen a todos por el apoyo, uniéndonos a cantar con ese “sonreir…”

Queríamos más, anunciándonos Marcial que van a tocar un tema que compusieron hace seis años, para que comprobemos que las influencias de progresivo que tienen en su temas no son de hace poco tiempo. El genial “Saltos en el tiempo”, iniciado con un grito que no queda muy bien, y antes de acabar presenta a los componentes de la banda, finalizando con un alarido que esta vez si resulta. Saludos de todos los componentes al borde del escenario, dejándonos con una amplia sonrisa por lo bien que nos lo hemos pasado esa noche por el buen concierto ofrecido.

Texto y fotos: Starbreaker