CÓDIZE “Preludio” (2018)

¡ Comparte esta noticia !

En los escalafones más underground del rock es habitual el baile de músicos entre grupos. Quizás el motivo sea la búsqueda de esa oportunidad que les permita subir un escalón y lograr el reconocimiento que buscan con tanto ahínco. En otros casos, simplemente este movimiento busca la satisfacción personal de encontrarse con otros músicos con intereses similares con los cuales disfrutar tocando, componiendo y grabando en una nueva andadura.

El caso es que Códize es una nueva banda en cuyo seno me encuentro con varios músicos conocidos de proyectos anteriores, con las energías renovadas que proporciona un nuevo proyecto musical.

Como vocalista está Óscar Awake, a quien conocí en las filas de Abajocero, con quienes llegó a grabar un EP llamado “Utopía”. El guitarrista Jorge Flox perteneció, entre otros, al grupo Nôa que lidera Chema Granados, con quien grabó el disco “Hijo de la madrugada”. Y el bajista José Regadera formó parte durante años de Quijotes Eléctricos, banda de versiones de rock español habitual en modestos escenarios madrileños durante años. El grupo lo completan Daniel de la Fuente (teclados) y Edu Sánchez (batería), a quien yo no conocía previamente y que repasando la biografía del grupo observo que tienen vasta experiencia en el campo musical.

Grupo de reciente creación, Códize debutan en el mercado discográfico con “Preludio”, un EP de 5 temas completos más una introducción instrumental llamada “Rising Star”, suficientes para hacerse una idea precisa del tipo de rock melódico que la banda ha elegido como forma de plasmar sus intenciones en éste su primer disco.

Tanto por la concepción de los temas como por su presencia en la producción, todos los instrumentos se muestran al mismo nivel. La tradicional pugna entre guitarra y teclados para liderar los temas en este estilo musical se muestra equidistante en la mezcla, no tanto así en su desempeño, ya que estoy especialmente satisfecho por la labor de Daniel de la Fuente a los teclados, un músico de mucho talento que tanto con su aportación al piano como en la orquestación de alguno de los temas me parece un elemento crucial en el grupo. Jorge Flox aporta con su guitarra la concepción más rockera del disco, ayudando a mantener el equilibrio.

La base rítmica está bien asentada, con José Regadera dibujando líneas de bajo que aportan a los temas más protagonismo del mero hecho de ser soporte vital junto a la batería de Edu Sánchez. Finalmente, la voz de Óscar Awake es potente y en líneas generales entona bien, con algunos momentos dubitativos como en la primera parte de la balada “Romper cadenas”, donde adolece de falta de seguridad, algo que subsana a medida que avanza un tema que va ganando en intensidad y pasión, yendo de menos a más. “Todo ha cambiado” también comienza de forma suave, convirtiéndose después en un tema alegre y decidido.

Del resto del EP, tras “El brillo extraño de la luna” viene uno de mis preferidos del disco como es “Entre la espada y la pared”, donde el grupo muestra todo su potencial, al igual que en “Inundación”, tema que cierra el disco y en cuya parte central hay un interludio con teclados que inequívocamente me recuerda a Supertramp. Todos ellos temas escritos desde el buen gusto y la intención de dotar de personalidad a cada uno de ellos.

“Preludio” es un buen comienzo para Códize. Un punto de partida desde donde la banda debe crecer y asentarse en el siempre ingrato mundo del rock melódico nacional.

Santi Fernández “Shan Tee”