JOSÉ ANDREA Y URÓBOROS – Viernes 28 de septiembre de 2018, Sala Caracol (Madrid)

¡ Comparte esta noticia !

Llegado el viernes y con mucha expectación por ver a José Andrea con una banda de músicos que hasta este día tenía algo perdida la pista, me dirijo a la sala Caracol de Madrid, no sin antes dar buena cuenta de los aperitivos de la calle Embajadores. José Andrea y Uróboros, presentaban en Madrid su último trabajo titulado “La Paz, donde todo es posible” un trabajo con un recorrido por Sudamérica explosivo y cargado de éxito.

Se abre el telón de la sala y comienza la descarga con los temas “Vive” y “Vanidad” donde José Andrea expresa su agradecimiento y las ganas que tenía de volver a Madrid. “¡¡¡Buenas nooooches cabronessss!!!” (no podía ser de otro modo).

Debo decir que era algo escéptico con esta presentación en la capital de un vocalista al que tenía en cierto modo perdido en su carrera. Además, en los vídeos que había visto de él últimamente distaba de la imagen a la que le tenía encumbrado hace años, pero su presencia en el escenario, su arranque, su estado de forma física y su voz, mi hicieron abandonar por completo ese temor y pude entender que no me habían idolatrado a este cantante y que su estado de forma y su garganta gozaban de las mejores garantías para afrontar una puesta de largo en Madrid.

Además de sus ganas y de su buena voz en ese arranque de concierto, por encima de todo se le veía feliz y seguro de sí mismo, desde ese momento y hasta el final del concierto fue ganando consistencia y la fiesta fue plena.

José aprovecha la situación política actual para presentar “No cuentes con ellos”. Al finalizar pediría que subiesen al escenario dos invitados “de honor” como fueron esa noche Fernando Ponce de León y Santiago Vokram, que en muchas ocasiones y fuera de escenario se entremezclaban por el público.

Destaco ya desde este momento el perfecto sonido que tuvimos toda la noche, se agradecen técnicos en sala como este día tuvimos en Caracol, un sonido controlado y espectacular que no quiso ahondar en excentricidades y volumen ensordecedor, de ello dimos buena cuenta en nuestros oídos y fue comentado por todos los presentes. ¡Se agradece Caracol!

Clasicazo de etapa “Mago de Oz”, sonaba “El que quiera entender que entienda”, más “La canción de los deseos” con un público entregadísimo y coreando los temas. Seguían cayendo temas y era el turno para “Resurrección”, “Sobreviviendo” y el precioso “Al Otoño espero”, interpretado magistralmente por José Andrea.

Es el momento de hacer valoración a una banda (Uróboros) que me dejó alucinado, ya que tiene una calidad más que contrastada: José Rubio (Warcry) y Chino Flores (Sinkope) (pedazo de guitarras), Pedro Díaz “Peri” al bajo (Ars Amandi, Mago de Oz), Sergio Cisneros “Kiskilla” a los teclados (La Banda, Topo, Mago de Oz), Teto Viejo (Ars Amandi, Tako) a la batería y, como unos miembros más, por las veces que subieron por el escenario, Fernando Ponce de León (Mago de Oz, Judith Mateo) a la flauta y Santiago Vokram al violín.

Uno de los temas recientes de la banda, “Allá donde estés tú”, incluido como bonus track en el trabajo que se presentaba en este concierto, “La Paz, donde todo es posible”, volvió a contar con presencia de los músicos invitados Ponce de León y Santiago Vorkram. Un tema que me gustó mucho y que es de esas canciones que parece has estado escuchando toda la vida. La presencia de las guitarras en esta banda es muy notable, especialmente la de Chino Flores (menudas intros se marcó). Hubo realmente momentos muy notables y con mucha presencia de las guitarras realizando introductorios a medley en temas “Oz” como fueron: “Requiem”, “Jesús de Chamberí” (esta me revitalizó el pasado y fue de lo mejorcito) y “Astaroth”, que pusieron al personal calentito y entregados ya plenamente hacia la banda rematando con la cañera “Resurrección”.

Siempre hay un momento especial, y entre charla con algún colega por la sala y con un buen rollo en el ambiente increíble, se dio paso a ”Gaia”, canción que disfrutamos, cantando a gañote. Momento nostálgico y como no, recuerdos innumerables en el paso del tiempo, cuando esta canción a todos nos despertó ese espíritu “celta”. (que no celtarra, jajaja).

Final del concierto ya y suena el tema “Para que nunca amanezca”, donde José Andrëa tuvo una dedicatoria especial a su pareja Gema, bonita muestra de cariño. Momento de concierto realmente bueno, conexión plena entre público y músicos que dio paso a un duelo de guitarras que finalizó show con “La salida del averno”.

Despedida y cierre donde nos despedimos de colegas y amigos y donde triunfó por encima de todo un José Andrea que nos dejó con la boca abierta, pero más aún, o casi a partes iguales la pedazo de banda en forma de Uróboros que lleva al lado, impresionantes. Espero y deseo que esto sea el principio de una continuidad y de una vuelta de un pedazo de voz y de un pedazo de BANDA con mayúsculas.

Gracias a los que hicieron realidad este momento y me demostraron con un directo profesional lo que es en la actualidad José Andrea.

Texto: Carlos Guillén Arribas “DIOforever”

Fotos: Ricardo Rubio