ROCKGRAMA “Hecatónquiros” (2018)

¡ Comparte esta noticia !

El disco que se reseña hoy representa el debut discográfico de los granadinos Rockgrama, grupo que, a pesar de estrenarse discográficamente con este “Hecatónquiros”, está formado por veteranos de la escena andaluza que han pasado por grupos como Freebyrds, La Resistencia y otros que no ubicaríamos directamente en el rock, tales como Al-Dar, Funkdación o La Blues Band de Granada. Sus músicos tienen trayectorias discográficas que, en muchos casos, se remontan a principios de los ’80, así que, con estos antecedentes, podemos prever que lo que encontraremos en este EP de 6 canciones de hard rock, beberá de influencias recogidas hace más de 30 años.

No por ello se debe caer en la trampa de, por mucho presuponer, creer que no habrá aportaciones de lo que se ha ido haciendo en el siglo que hoy vivimos. No fue hasta que puse el CD en el reproductor que puede confirmar o desmentir esta influencia. ¿Y bien? Pues se desmiente. Hecatónquiros está lleno de canciones del siglo XX editadas en el XXI.

Si eres de los que disfrutan del hard rock de los ’70 y ’80 sin moderneces, Rockgrama tiene muchas posibilidades de gustarte. Si, en cambio, te interesan y atraen sonoridades y composiciones más contemporáneas, es posible que este “Hecatónquiros” te parezca haberlo escuchado ya muchas veces antes. Yo tengo que deciros que lo he disfrutado. No me ha vuelto loco, ni he tenido la sensación de estar descubriendo nada especialmente novedoso, ni tiene elementos llamativos. Tiene buenas canciones y con eso me basta.

Para daros un par de referencias (que siempre serán parciales y escasas) yo he percibido sonoridades que me recordaban a los Whitesnake de los inicios (sobre todo en el 5º tema, “Todo es un cuento”) y, aún más, a los madrileños Asfalto más rockeros en el conjunto del EP aunque, está claro, cada uno tal vez percibirá fuentes distintas entre las que riegan la música de Rockgrama.

Es una lástima que en el sencillo libreto que acompaña al CD no vengan las letras de las canciones. Supongo que razones de espacio (es decir, de presupuesto) habrán determinado la no inclusión de las mismas. Aún y así, el sonido y la buena vocalización de Juanma Leiva permiten seguir sin dificultad la historia de cada una de las canciones. Fundamentalmente, hayamos aquí letras contestatarias, de crítica social, donde se tocan temas como la guerra, los refugiados, el maltrato o la indecencia política. Temas por desgracia atemporales, ya que la desigualdad, los intereses espurios y el mamoneo general siguen tan vigentes hoy como desde los albores de la humanidad.

Me ha llamado la atención (y no positivamente) un aspecto del sonido que, probablemente, me quedaré con la curiosidad de resolver. El EP se cierra con “Cielo de sangre y fuego”, la canción más cañera del CD, muy “de castroniana”, en la que he sospechado que no se grabó (o mezcló, o masterizó) de la misma manera que el resto, ya que el resultado me llega más enmarañado, más sucio… tal vez sea sólo una sensación personal y errónea, pero ahí lo dejo. Lo destaco porque, entre otras cosas, el trabajo realizado en los Starline Studios de Granada está, bajo mi punto de vista, muy bien, y es por eso que me chirría ese aspecto del sonido en la última canción. Una lástima, porque “Cielo de sangre y fuego” podría haber sido mi preferida del EP. Ese honor se lo queda el segundo corte, “No en mi nombre”, canción crítica con aquellos que se arrojan la potestad de matar por un “bien superior” y que tanto daño hacen a la convivencia.

Este EP debut de Rockgrama es, en conclusión, un conjunto de 6 canciones de hard rock bien tocadas, con letras interesantes, pero que difícilmente llamará mucho la atención fuera de sus círculos más cercanos. Ello no es impedimento para poder felicitarse por el buen rato que te hacen pasar sus 29 minutos de música. Tal vez, si estas canciones hubiesen salido hace 35 años, hoy Rockgrama sería un grupo de referencia dentro del hard rock español.

Jebimetal