LÈPOKA “Bibere Vivere” (2018)

¡ Comparte esta noticia !

Fieles a su cita bi-anual, Lèpoka ha editado el tercer disco de su carrera, dando continuidad a sus predecesores “Folkoholic Metal” (2014) y “Beerserkers” (2016).

En esta ocasión, la banda de Castellón ha añadido un evidente componente de seriedad y madurez en este nuevo disco. Que nadie espere cambios bruscos: “Bibere Vivere” mantiene sus señas de identidad, con ese folk metal fresco y divertido que les ha acompañado en toda su carrera, lo que a bien seguro mantendrá a los seguidores que ha ido sumando en estos años. Con esas premisas, este nuevo trabajo ya no gira únicamente sobre la temática alcohólico-festiva de cervezas y bares, sino que “Bibere Vivere” está basado en una novela del mismo nombre, de temática medieval, cuyo autor es Zarach Llach, a la sazón compositor y el músico del grupo encargado de instrumentos de viento como whistles y gaitas.

El resto de la banda la componen Daniel Nogués (voz), Samuel Amatriain (violín), Popez Pérez (guitarra), Dionis Torralba (guitarra), Carlos “Zaph” (bajo) y Jaume Felip (batería). Un extenso combo que consigue una instrumentación muy rica, llena de matices y que combina con acierto la caña del metal con los adornos folkies de instrumentos poco habituales en el rock. Todos ellos cumplen sobradamente con su cometido, con buenas guitarras y una compacta base rítmica. Se agradece, además, que Daniel Noghés no se lance a buscar agudos imposibles, cantando en una tesitura cómoda que permite, además, seguir las letras de esta historia con comodidad.

Además de los mencionados, el grupo tiene dos llamativas colaboraciones: el cantante noruego Kai Somby (Intrigue) en “Ukon laulu” y la bonita voz de Alba Rico en la balada “Ulls Verds”, tema cantado en valenciano, además de una más corta intervención en “Nimue”.

Como decía, la temática del disco está basada en el libro del mismo título, correspondiendo cada tema a uno de sus capítulos. En él se cuentan las andanzas de un personaje llamado Simon Barrel. Bajo su prisma nos encontramos una temática mucho más amplia y “seria” de lo que fue habitual en los discos anteriores de Lèpoka. Si bien seguimos teniendo temas enfocados hacia la cerveza y los bares, como la festiva “Yo controlo” o la más folkie “Robin Booze”, nos encontramos con otros textos que abordan asuntos de mayor enjundia, entre los que me ha gustado especialmente el alegato a la libertad de elección sexual de “Confessio”.

En el plano estrictamente musical también se nota una mayor complejidad en algunos temas, tanto por la ya mencionada riqueza instrumental que ofrece el disco como por la composición en sí de algunos cortes. En este sentido destacan “Confessio” y la compleja “Nimue”, que en su mayor extensión la banda ha construido un tema bien trabajado y estructurado en diferentes partes, en contraposición con su estilo habitual.

Por supuesto, en el disco también tenemos temas simples y directos como “Yo controlo” o “Villabirra” (este quizás demasiado simple) que seguro funcionan muy bien en sus conciertos y que son el nexo de unión con su pasado.

En general, “Bibere Vivere” es un paso adelante en la carrera de Lèpoka en el que se deja ver su madurez como grupo, sin perder de vista sus orígenes. La evolución natural de un buen grupo que está cada vez más asentado en el folk metal nacional.

Santi Fernández “Shan Tee”