MERCURY REX “Averno” (2017)

¡ Comparte esta noticia !

Mercury Rex nació como proyecto en solitario del cantante Iñaki “Averno” Salas. Pronto encontró su alter ego ideal en el guitarrista Pedro J. Monge, de Vhaldemar, con quien formó una fructífera unión que dio a luz un disco llamado “Instinto animal” (2012), ayudados por varios músicos invitados y producido por el propio Monge. En su día comentamos el disco aquí, por si os apetece refrescar la memoria: http://www.thesentinel.es/wpsentinel/?p=4531

Cinco años después el buen cantante zaragozano vuelve a la carga con “Averno”, segunda entrega de este proyecto. El nombre del disco es un homenaje al primer grupo del que formó parte Iñaki Salas y que le dejó tanta huella como para incluirlo habitualmente como su alias personal.

Tal y como ocurrió con aquel “Instinto animal”, las labores de composición han recaído en el tándem Iñaki Salas / Pedro J. Monge, volviendo a ejercer este último las labores de guitarrista, bajista, batería y eventual corista, amén de repetir como productor. Además, el disco cuenta con la colaboración de Diego Zapatero como teclista, más algunos solos de guitarra puntuales por parte de David Rodríguez, Tony Martínez y Manolo Arias.

En líneas generales, “Averno” es la continuación lógica de “Instinto animal”, revisada y mejorada. En él nos encontramos las virtudes de su debut, ampliadas y potenciadas, en un disco realmente brillante, tanto por el espectacular sonido conseguido como por la calidad de las composiciones y su interpretación.

El disco camina por esa línea que divide al hard rock y el heavy metal con buenas melodías vocales, un camino últimamente habitual en varios grupos de nueva hornada y que se antoja muy atractivo para seguidores de varias tendencias dentro del metal. La voz de Iñaki Salas es potente y melódica, con un registro amplio y una constante sensación de ir sobrado. Instrumentalmente la labor de Pedro J. Monje es sobresaliente, sobre todo en lo concerniente a las guitarras. Además, la aportación de teclados le da al disco un plus de colorido que le sienta muy bien.

Los temas suenan frescos y dinámicos, en especial “Mi pasión” y “Dame mi calor”, que comparten además letras que expresan el orgullo por la música que nos apasiona. El disco es variado, lo que permite tener temas más duros como “Averno”, el trepidante “Confianza rota” y “Lobo”. En este último es Manolo Arias, actual guitarrista de Ñu y Monterrey, quien firma excelentes solos. En el otro lado de la balanza encontramos la power-ballad “Estrella fugaz”, que aparece por partida doble, ya que al final del disco nos la volvemos a encontrar, en este caso más tierna, sólo a piano y voz.

Al igual que sucedió en su primer disco, en este nuevo trabajo encontramos una versión, en este caso del clásico “Don’t Stop Me Now”, demostrando la pasión indisimulada de Iñaki Salas por Queen. Esta revisión respeta escrupulosamente el original, únicamente adaptada al sonido de Mercury Rex y al timbre de voz de Iñaki Salas.

Tras la grabación del disco, Iñaki Salas ha decidido formar ya Mercury Rex como banda estable, con la inclusión en el grupo de David “Lawless” Rodríguez (guitarra), Alberto Moreno “Peque” (bajo) y Juanjo Martínez (batería), además del teclista Diego Zapatero, quien sí interviene en el disco. Esta formación ya aparece en las fotos del libreto que acompaña el CD. Una buena noticia para los que pensamos que Mercury Rex es un excelente proyecto al que hay que seguir de cerca. Sus discos que tiene hasta la fecha así lo demuestran.

Imagen de previsualización de YouTube

Santi Fernández “Shan Tee”