Editorial Junio 2018 “Hermanos del Rock and Roll”

¡ Comparte esta noticia !

Aún con el concierto homenaje a Manzano resonándome en la cabeza, no se me olvidan las palabras que Óscar Sancho pronunció sobre el escenario. Su arenga en pos de recuperar la hermandad del heavy metal, del rock en definitiva, caló entre los asistentes, sobre todo los que tenemos más o menos la misma edad y tuvimos la fortuna de vivir aquella época en la que había un sentimiento de colectividad que se ha perdido con el tiempo.

Tan malo es desechar el pasado como idealizarlo. Aquellos ’80 tuvieron muchas cosas malas, no todo era de color de rosa y no nos eran ajenos los enfrentamientos entre facciones dentro del rock y también entre los propios músicos. Pero sí es cierto que teníamos un sentimiento común, un orgullo de ser lo que éramos y una complicidad con nuestros compañeros.

Aquello era real. Te cruzabas en el metro o simplemente en la calle con un rockero con camiseta de uno de tus grupos y/o con melena y te salía la sonrisa. A veces te saludabas, sin conocerte. Te sentías especial por pertenecer a este colectivo y sacabas pecho con orgullo cuando alguien te decía “¿Eres heavy?”.

A los conciertos íbamos en masa. Grupos maqueteros como Cráneo o Marshall Monroe convocaban a más de mil personas. Había colas en Discoplay para comprar el nuevo disco de Barón Rojo, Obús o Ñu. El rock sonaba en los parques como ahora suena el reguetón. El rock convocaba masas como ahora convoca el rap. Las salas se llenaban para los conciertos y ahora se llenan DESPUÉS de los conciertos, en sesión discoteca.

¿Cuándo perdimos todo esto? Y sobre todo ¿por qué lo perdimos? ¿Seremos capaces de recuperarlo? Eventos como el homenaje a Manzano nos dan esperanza. Seguimos estando ahí, no hemos desaparecido. Sólo hace falta un catalizador que gestione esta unión. Que nos enseñe que el rock nos debe unir, no dividir. Que es parte de nuestra vida y siempre será un refugio donde nos podamos acoger cuando la vida nos dé un puñetazo en la cara.

Hago mías las palabras de Óscar Sancho. Recuperemos la calle. Recuperemos el sentimiento de unidad. Salgamos de casa a disfrutar de los grupos en directo, aunque sean poco conocidos. Hay bandas con mucha calidad peleando en pequeños escenarios esperando ser descubiertos. Dejemos de ser marujas criticonas en Facebook, de buscar sólo los defectos y provocar confrontaciones. Respetemos a nuestros clásicos y demos una oportunidad a los que vienen. El día que lo consigamos estaremos donde nos merecemos y de donde nunca debimos salir.

“Yo comprendí la situación, hermano soy del Rock and Roll”

Santi Fernández “Shan Tee”