SONIC WEAPON “Showtime” (2017)

¡ Comparte esta noticia !

Quizás el devenir de los grupos consista en hacer un compendio de sus influencias y llevarlas un poco más allá, añadiendo la propia personalidad de los músicos que lo componen. Es por eso que pocas veces nos encontramos con un grupo nuevo que rompa con todo lo anterior, bien al contrario, lo habitual es que cada banda muestre sus raíces, sobre todo al principio de su carrera. Eso sí, a algunos se les nota más que a otros.

A Sonic Weapon se le nota bastante. Vienen de la localidad barcelonesa de Sant Joan Despí y se presentan en sociedad con su primer disco, “Showtime”. 9 temas en el que muestran su clara preferencia por grupos como Guns ‘n Roses, L.A. Guns o Aerosmith, tanto en estilo como en su actitud en la interpretación.

La banda está liderada por el guitarrista, Frank Gala, compositor de la mayoría de los temas y alma máter de Sonic Weapon. Junto a él, la formación mezcla juventud y veteranía con Alex Sendoya (voz), Dani Rubio (guitarra rítmica), Carlos Andrade (bajo) y Felipe Corvo (batería).

La producción es algo cruda, cuyo mejor tratamiento va hacia las guitarras, uno de los mayores activos del disco. La base rítmica, en especial la batería, queda algo apagada aunque en su favor hay que decir que su sonido es muy natural, sin los efectos de estudio habituales en otros discos y que restan pureza al instrumento. La voz de Alex Sendoya se escucha algo forzada en los temas más exigentes, al límite de su registro, lo que provoca sensación de inseguridad, algo que mejora en los momentos en los que no necesita cantar en una tesitura tan alta.

El disco contiene temas frescos y trepidantes como “Hollywood 307”, “Showtime” y “I Don’t Give A Damn ‘Bout Your Love”, en el más puro estilo sleazy angelino de finales de los ‘80. Más adelante encontramos más versatilidad, con temas destacados como “Everytime She Do It”, de marcada influencia Aerosmith y que cuenta con la destacada aportación de las voces femeninas de The Molly Varlet.

​Tampoco falta la balada pertinente: “Still Believing” cumple esta función, con un comienzo tierno al que se le va añadiendo fuerza. Del resto del disco, destacar “The Biggest Sinner”, en el que, además de las influencias comunes del resto del disco, también se muestra un aroma a AC/DC que le da otro punto de frescura.

Resumiendo, Sonic Weapon no inventan nada nuevo, recorriendo un camino ya transitado por cientos de bandas a rebufo de los grandes del género. Con estas premisas, “Showtime” resulta un disco entretenido y divertido por momentos. Un buen punto de partida para una banda que, a buen seguro, seguirá creciendo y mejorando con el tiempo.

Santi Fernández “Shan Tee”