MONASTHYR “Templo del terror” (2017)

¡ Comparte esta noticia !

El Principado de Asturias ha sido y es conocido no sólo por sus verdes paisajes o la sidra. Lo es, también, como tierra prolífica en grupos de heavy y power. Avalanch o Warcry son sin duda las más conocidas pero son también de Asturias bandas clásicas como Antídoto o Marvel, además de Darna, Edén, Darksun, Brecha, Vendaval, Nörthwind o Rivendel Lords entre muchos otros. La escena heavy asturiana mereció incluso la publicación en 2014 de un completísimo libro llamado “Olimpo del metal” escrito por Julia María Martínez Lombó y que repasa en sus más de 500 páginas el origen y evolución del heavy metal en Asturias desde 1980 hasta 2012.

En esta ocasión, reseño para The Sentinel el segundo trabajo de Monasthyr llamado “Templo del terror”. A pesar de ser su segundo trabajo de estudio, ellos mismos nos comentan en el libreto del CD que este “Templo del terror” podría ser también su re-debut, ya que desde sus inicios en 2008, pasando por su primer disco de 2012, “Mil noches bajo el sol”, y hasta hoy, han sufrido tantos cambios en su formación que lo nuevo de Monasthyr es, prácticamente, el nuevo disco de una nueva banda. De hecho, Julio Gayo en las labores de bajista es el único miembro que repite tras “Mil noches bajo el sol”. Para este “Templo del terror”, Monasthyr cuentan entre sus filas con ex componentes de algunas de las bandas asturianas que he mencionado al principio de la reseña. Se trata del batería Imanol Castela, quien formó parte de Rivendel Lords y de Axel Ruidíaz y Jorge Sanz (ambos antiguos miembros de Edén) ocupándose de la guitarra y la voz respectivamente. Completa la actual formación de Monasthyr el guitarra solista Javy González, quien perteneció a unos hasta ahora desconocidos para mí Scärr quienes, según he podido averiguar, solamente editaron una maqueta llamada “Destinos cruzados” en 2014 y es quien, a su vez y desde mi punto de vista, hace el trabajo más destacado (y agradecido) en esta ocasión.

Ciertamente, los continuos cambios de formación en las bandas no suele ser buena compañera de viaje. A la hora de componer, ensayar o tocar en directo, la inestabilidad dificulta la necesaria regularidad que todo grupo necesita para asentarse y crecer. Ahora bien, si tal y como ellos mismos nos dicen, este “Templo del terror” es como su redebut, podemos tomarnos la actual formación de Monasthyr como, prácticamente, una “nueva” banda que conserva el nombre de la “vieja” que nació en 2008. En su dosier de prensa, nos cuentan que la banda lleva ya más de dos años con la formación estabilizada, lo cual les ha permitido trabajar más adecuadamente y dar forma a este EP de 6 canciones que llegó a mis manos hace un par de semanas.

¿Y bien? Teniendo en cuenta que la banda ya lleva tiempo estable, que provienen de una tierra asturiana cuyas bandas casi siempre me han llamado positivamente la atención, que sus miembros tienen experiencia en esto y que tres de sus componentes formaron parte de dos grupos que para mi gusto sacaron discos notables… “Templo del terror” no me ha llegado a convencer como esperaba. ¿Los motivos? Básicamente dos:

El primero son las melodías vocales. No es que el timbre de voz de Jorge Sanz no me guste, no es el caso. De hecho, se mueve en tonos medios atractivos y se le percibe cómodo tras el micro, pero me resulta su trabajo poco rico y variado. Un pelín monótono y repetitivo. Es como (y que me disculpen) si cantase la misma canción a lo largo de todo el EP. Tengo la impresión de que si hubiese jugado un poco más con su voz, arriesgando más en los tonos, el trabajo en su conjunto hubiese ganado bastantes enteros.

El segundo, tal vez consecuencia del primero o viceversa, es debido a que melódicamente las canciones me han parecido, a grandes rasgos, demasiado parecidas las unas a las otras. Obviamente, hay 6 canciones y las 6 son distintas pero, por general, me han resultado poco “atrapadoras”. No es una cuestión de estilo, por supuesto, el estilo marca un patrón, Monasthyr siguen el suyo y bien que está, aunque… A lo largo de todo el CD, los solos de Javy González dan un punto interesante a las canciones pero, lamentablemente, desde mi particular punto de vista, no llegan a compensar la cierta monotonía que he sentido tras las repetidas escuchas del EP. Para mí, los puntos fuertes de “Templo del terror” están en la canción que abre el trabajo, “Seis infiernos”, la que lo cierra, “Desafío” y, sobre todo, en “Ángel vengador”. Ésta, además de ser la más larga del CD, es la que me ha parecido más atractiva de todas. Es, probablemente, la más variada, con más melodías y en la que el cante de Jorge me ha parecido más interesante.

En conclusión: “Templo del terror”, el redebut de Monasthyr, me ha parecido un trabajo correcto pero nada más. Creo que hay posibilidades de sacar más petróleo a la actual formación del grupo que la que nos han mostrado en este trabajo. Principalmente, haber jugado y arriesgado más con las melodías vocales creo que habría hecho más atractivo el resultado final pero, como siempre digo en estos casos, esto no es más que la opinión de quien esto escribe. Les animo a que sigan en el empeño, mantengan la estabilidad lograda y nos regalen en no mucho tiempo un nuevo trabajo en el que se refleje mejor el potencial que sin duda tienen.

Imagen de previsualización de YouTube

Jebimetal