Editorial Mayo 2018 “Manzano: 40 años de Rock”

¡ Comparte esta noticia !

En los ’80 decían que éramos una tribu urbana. La más numerosa y la más volcada con sus grupos. Han pasado varias décadas y aquel concepto de “tribu urbana” ha quedado un tanto obsoleto, tanto por el nombre en sí como por el concepto que representaba. Muchos de aquellos con los que llenábamos los conciertos se han bajado del carro, a veces por las cargas personales que trae la madurez y otras veces por voluntad propia. El relevo generacional ha sido escaso, así que muchos de los que seguimos en esto somos los mismos que entonces, con más años y menos pelo.

Puede que ya no seamos una tribu urbana, pero al final hemos conformado una gran familia. Y como en todas las familias, tenemos nuestras filias y nuestras fobias, nuestros primos del alma y nuestros “cuñaos” insoportables. Y, por supuesto, respetamos a nuestros mayores, no tanto por la edad sino por ser los responsables de crear esta familia, por ser el motivo por los que el rock nos ha unido. La música, la idiosincrasia que conlleva y los ideales comunes han sido siempre el hilo conductor que ha propiciado esta unión.

Uno de esos “mayores” a los que todos respetamos es José Antonio Manzano, el gran cantante que tanto nos hizo disfrutar con Banzai, Niágara, Zero y tantos otros grupos. Hace tiempo que se estableció en Suiza, pero la relación con esta “familia” ha continuado intacta. Allí grabó con un grupo de la tierra llamado Emergency y ha retomado también su carrera en solitario. Y, sobre todo, siempre ha estado presente en las charlas sobre música tan habituales tanto en redes sociales como en la barra de un bar, ya que su nombre siempre surge al hablar de grandes voces de la historia del rock nacional. No tengo el gusto de conocerle personalmente, pero por los comentarios de varios amigos comunes, su valía personal va a la par de su talento como cantante.

Actualmente José Antonio Manzano lo está pasando mal. Está librando una dura batalla con una enfermedad cruel que no entiende de estrellas del rock. Una malvada lotería que le ha tocado a él como nos podía haber tocado a cualquiera. Su estado es motivo de preocupación tanto para su familia real como para esta otra familia que formamos la gente del rock. Y, haciendo bueno el dicho, Manzano está recogiendo ahora lo sembrado en todos estos años, multiplicándose por todas partes las muestras de cariño, solidaridad y apoyo hacia su persona.

Todo esta preocupación se ha terminado canalizando en la única forma en que el mundo del rock puede hacer algo para ayudar de alguna manera. La iniciativa partió de Rudy Goroskieta y pronto se unieron Gaby Alegret, Robert Mills, Marcos Sánchez Perandones y Óscar Sancho, todos ellos pesos pesados en esta familia. Y antes de que nos diéramos cuenta se había programado un festival doble, a celebrar en Madrid y Barcelona, en homenaje a José Antonio Manzano, que servirá además para recaudar fondos en beneficio de la Asociación Española Contra el Cáncer. La noticia se propagó como la pólvora para un evento en el que todo el mundo quiere participar.

Como digo, el festival está dividido en dos ediciones. La primera tendrá lugar el 13 de mayo en la sala Razzmatazz 3 de Barcelona, con las actuaciones de Tigres, Amaro, Mescaleros, Gaby y los Salvajes, Lipstick y Slavedown, que serán acompañados por la banda que Manzano ha montado para su reciente disco, “4”.

La segunda parte del festival tendrá lugar en Madrid, concretamente el 27 de mayo en la sala Sound Stage. Ese día abrirá el grupo Monterrey tras el cual habrá un pequeño acústico de Jordi Sandalinas. Tras ellos, la banda de Manzano saldrá al escenario para tocar un buen puñado de temas de su repertorio, junto a una pléyade de cantantes ilustres que saldrán a cantar sus canciones, como son Carlos Pina, El Chino, Edu Pop, Fortu, Gaby de Val, José Andrea, Leonor Marchesi, Manuel Ángel Mart, Manuel Escudero, Miguel Oñate, Oscar Sancho, Rocksa, Ronnie Romero, Rubén Kelsen, Senra, Sherpa y Tete Novoa. Además, también tendremos a los instrumentistas Salvador Domínguez y Tibu, antiguos compañeros de Manzano en Banzai, a los que se sumarán Angie Bao, José Ángel Asensio, José Martos, Josele Megía y Pepe Bao para completar una noche histórica.

Es en estos momentos cuando se muestra la pasta de la que estamos hechos. Aquella tribu urbana que hoy es una familia a veces desperdigada se levanta cuando vemos sufrir a uno de los nuestros. Gracias a José Antonio Manzano hemos recuperado algunas sensaciones que creíamos perdidas. Su lucha y su fuerza es la de todos, su energía un ejemplo para quienes siempre le hemos admirado.

Espero de todo corazón que estos dos festivales sean un éxito y que toda la energía generada llegue hasta Suiza para ayudar a Manzano en esta lucha. Además, la aportación de toda la recaudación a la Asociación Española Contra el Cáncer podría ayudar a salvar vidas en el futuro.

Yo ya tengo mi entrada ¿y tú?

Santi Fernández “Shan Tee”