CODE NAME – Sábado 16 de abril de 2005, pub Malevaje (Almería)

¡ Comparte esta noticia !

Cuando me enteré de que los freakies valencianos tocaban en Almería y más en concreto en el diminuto escenario del Malevaje fui algo escéptico de que siete criaturas de Midian, o de donde sean, humanas o inhumanas, santas o demoniacas… con sus instrumentos pudiesen caber en el últimamente fortín de la música underground de la capital de las tapas, los calorros, del Sol, el pasotismo, de Tomatito (¡pedazo de guitarrista!), de Bisbal… y demás cosas menos buenas y buenas. Y ya visto y comprobado por mis ojos puedo decir que allí si se lo proponen cabe hasta una orquesta, jejeje.

Esta vez no hice el capullo y llegamos allí cerca de treinta minutos pasados de la hora de las brujas. Lógicamente no había empezado el concierto. Incluso había poca gente, así que nos situamos en un buen sitio para disfrutar del mismo, gracias también a que allí ya estaba estratégicamente situado el amado, u odiado, por los lectores Burninboy, sus escritos sobre grupos extremos han sido admirados o han creado a veces cierta polémica cuando han aparecido en The Sentinel. Lo acompañaban su amigo de depravaciones y actos impuros… (¡eeeeehhhhh, no pienses tan suciamente, so´ demente!) MUSICALES, “Nauj”, y la simpática y adoradora de la noche y la oscuridad Poyson.

Al final la entrada fue muy aceptable, una vez más era gratis, así que el que no quiere ver grupos en directo es porque no le da la gana. Las 00.45 y la cortina negra que tapa el escenario nos deja ver la distribución de los músicos y sus instrumentos. Los dos teclados, de Mo-Zombie 6 y Betty (ambos también forman en Fragmatic), juntos, donde se suele colocar la batería. Ésta (tocada por E Warnimong, haciendo sus servicios también en Fragmatic y Pim Pam Punk) pegada a la esquina derecha, tras el bajista Ka. El guitarrista Rock-O a la izquierda del todo y los dos cantantes (Crazy y Kemao) a sus anchas, especialmente el de la gorra (Crazy), que se pasó prácticamente todo el concierto sin parar de moverse y cantar, frente a los que estábamos allí viéndolos, a ras de suelo.

La gente no se movió mucho durante los cerca de cuarenta minutos del concierto demencial de los valencianos. En parte por el desconocimiento de los temas, ¿o por la sorpresa, estupor y pavor de las pintas de estas criaturas? El caso es que dieron un show muy intenso, cañero y dando espectáculo con sus maquillajes. Se nota la conjunción y compenetración que llevan a sus espaldas conseguida por los conciertos y trabajo en el local de ensayo.

El primer viaje terrorífico nos llevó a “Hellraiser”, con las acongojantes dos voces, tema que se incluye en el CD “Here comes a new challenger!!” (2003) – aunque en la grabación sin sintetizadores. La guapa teclista Betty hacia el final apoyaba con su voz.

Nos invitaban a la esquina del videoclub para cambiar de película de terror. La elegida esta vez era “Brain Damage”, con toques góticos y de nuevo la fémina colaborando con su voz en la recta final de la terrorífica copla.

Otro grupo más que se queda prendado por las tapas de los bares de nuestra ciudad (aunque desde hace años en la mayoría de sitios ya pagas de más la tapa con la bebida que te tomas por los precios que han alcanzado) y hacen alusión a ellas. Tras las palabras del rubio Kemao hacían la corta, caótica y demencial “Scanners”.

¿Para qué abandonar la zona del videoclub del Miedo y Terror?… ahora “Mortal Zombie”, volviendo sonidos góticos a resaltar en la composición. Acabando con teclas y con sonido de éstas, pero más estrambótico, daban paso a “Video Dead”.

“Los vampiros chupan pollas…”“¡y coños!”, dijo “alguien” por allí, jejeje, haciendo “The Lost Boys”. El hombre del gancho nos iba a atrapar, “Candyman” comenzó con teclas tranquilas y voz casi “operística” (en esta copla) de Kemao (incluyendo gestos lascivos) en contraste con la voz potente y agresiva de Crazy.

Se despedían agradeciendo a los Apelo su buena acogida y tocando “2000 Maniacs”, otra canción que se incluía en su álbum de 2003, también sin sintetizadores, aunque el sonido de éstos no me convenció del todo por sonar un poco “verbenerillos”, y en la que se presentó a la banda, para concluir musicalmente arrasando su actuación. Yo pedí otra más, pero ni caso.

Me causaron muy buena impresión en directo estos seguidores de películas de terror, aunando muy bien en sus composiciones las influencias que tienen de diversos estilos (Gótico, Nu Metal, Metal Industrial, Hardcore…) y bandas (Slipknot, Rammstein, KMPHF, NIN, Korn…). Me convencieron de sobra para comprar su CD a tan sólo 3 euros, ¡así da gusto comprar música! Espero que saquen pronto otra grabación y los podamos ver por aquí o en donde sea.

P.D.: Agradecer a Ka por ayudarme en el título de algunos temas.

La noche allí seguía con APELO, pero ya lo dije la última vez que comenté un concierto suyo, hasta que no sacaran maqueta no los volvía a ver. Está muy bien que el grupo no pare de tocar en directo, así es como se va creciendo como banda, pero creo que se pueden quemar de tocar asiduamente en el Malevaje, aunque claro, pocas más opciones de tocar en vivo hay en la ciudad. Yo no quiero pillar empacho de ningún grupo, y eso que me gustan, y tampoco vamos a convertir The Sentinel en un monográfico de los directos del cuarteto, así que opté por irme mientras tocaban su primer tema, “Instinto animal”. Imagino que el concierto estaría bien y que darían todo en escena. Seguro que sí.

Texto y fotos: Starbreaker