ARDI BELTZA “Ardi Beltza” (2017)

¡ Comparte esta noticia !

Nacidos a partir del cese de actividad de un grupo anterior llamado Ramsay, los pamplonicas Ardi Beltza se asoman a la escena del metal con su primer disco, llamado como el grupo, tras tres años de trabajo en la soledad del local de ensayo. En consecuencia, este disco muestra toda la rabia y la crudeza acumulada desde 2014 en una banda que hace del thrash metal su bandera, con rabia y contundencia, dejando algunos (pocos) momentos a algo que no sea caña y agresividad.

La banda está formada por David Gómez (guitarra y voz), Eneko Larrea (guitarra), Edu Pardo (bajo) y Euken Ubasos (batería), contando para el disco con algunas colaboraciones en forma de invitados, en concreto Podri de Rat-Zinger, Gartxot de Guilty Brigade y Piñas de Malaputa y Marea. Visto el resultado, estas colaboraciones responden a razones de amistad más que por buscar una aportación musical al disco.

En una opinión personal, de la que seguro difieren muchos seguidores del estilo, las voces guturales y agresivas como la utilizada por David Gómez en Ardi Beltza, aseguran fiereza pero carecen de versatilidad. En otras palabras, es tan difícil la modulación que siempre tengo la sensación de estar escuchando la misma canción. Y si, como sucede en la actualidad, gran cantidad de bandas toman esa opción, debemos buscar otros signos diferenciadores para valorar a Ardi Beltza con respecto a la “competencia”. Vaya por delante que David Gómez no está ni por delante ni por detrás de los demás, ni mejor ni peor. Ni siquiera diferente. Al menos, su vocalización permite entender buena parte de las letras, tan agresivas como la música. Un punto a favor.

Con esa premisa, no nos queda sino analizar la parte instrumental para valorar el disco. Y al hacerlo nos encontramos con una banda competente, contundente pero con voluntad de mostrarnos temas que vayan más allá de una demostración de ferocidad, en un intento de mostrar una versatilidad que no siempre consiguen. Según el momento, los nombres de Pantera, Koma o Soziedad Alkohólika pueden venirnos a la mente para desaparecer poco después, y es que, como suele suceder, cada músico termina mostrando las influencias con las que se ha formado.

Teniendo en cuanta la idea básica de la que apenas se apartan, consistente en thrash rudo y enérgico, apenas encontramos elementos diferenciadores que nos den un respiro. Por ello nos aferramos a esas pocas ocasiones en las que encontramos esos soplos de aire fresco, como las guitarras de “Kaos” o la melodía de voz algo más asequible de “Princesa”, temas que destacan del hilo conductor decidido en el que transcurre todo el disco.

Tras los 10 temas que componen el disco nos encontramos con una propina en forma de bonus-track: una versión del “Grana y oro” de Reincidentes, convenientemente adaptada al estilo de Ardi Beltza.

Un disco para seguidores convencidos del estilo.

Imagen de previsualización de YouTube

Santi Fernández “Shan Tee”