FAUSTO TARANTO “El reflejo del espanto” (2017)

¡ Comparte esta noticia !

Nunca había escuchado nada como Fausto Taranto. A pesar de que este “El reflejo del espanto” es ya su segundo disco y que dos de sus componentes, Paco Luque y Quini Valdivia provienen de Hora Zulú, he de decir que este último no es tampoco un grupo al que haya prestado especial atención anteriormente, siendo más bien un grupo de esos que “conoces de nombre” pero poco más. Esta circunstancia significa dos cosas de cara a plantear una reseña de este CD que tengo en mis manos: una buena y una mala. La mala es que, al no conocer apenas la trayectoria de Hora Zulú, ni de los músicos que conforman Fausto Taranto así como tampoco el primer LP del grupo (he tenido la posibilidad de escucharlo por internet pero he preferido no hacerlo), no tengo la posibilidad de analizar su evolución ni de comparar nada con sus anteriores trabajos. La buena, que es la que mola, es que eso me permite encarar la escucha con una mentalidad mucho más proclive a dejarse sorprender, sin prejuicio alguno ni condicionantes previos. Si tú que lees esto ya conocías a Fausto Taranto o seguías a Hora Zulú, tómatelo como cuando un amigo lejano visita tu ciudad por primera vez, te lo llevas a ver esas calles, esos baretos y esos monumentos tan famosos que a ti ya no te impresionan de la cantidad de veces que has pasado por delante de ellos pero sabes apreciar el disfrute de tu huésped, que es capaz incluso de fijarse y no pasar por alto aquellos detalles de quien mira un cuadro por primera vez. Si en cambio, como yo, visitas las sonoridades de Fausto Taranto por primera vez, prepárate, porque vas a ver como eso de que en el rock ya está todo inventado no es más que un cuento chino.

Al leer la hoja promocional que acompaña el CD y ver que me hablaban de la fusión de metal y flamenco, he de reconocer que no me impresionó en demasía, incluso diría que me echó un pelín “patrás”. Fusiones, buf qué peligro. Los experimentos mejor con gaseosa, que se dice. Pero, venga, vamos a ver qué es esto de Fausto Taranto. ¿será un señor? Pues no sé si será un señor o no pero sí que sé que es un señor disco.

He de decir que he pasado por tres fases con este disco. La primera, al ponerlo por primera vez, sorpresa e impacto por lo inesperado ¿y esto? La segunda, pasado el golpe inicial, de pendiente descendiente en cuanto a disfrute, eso de que… de que cuando les has dado tres o cuatro escuchas sientes que no te está aportando gran cosa, que está bien pero psé. Y una tercera, que se recrudece mientras escribo estas líneas, de que este disco no sólo es la mar de recomendable para quien quiera salirse de lo que es el metal más estándar, sino que se disfruta más y más a medida que se descubren sus entrañas sonoras, su calidad compositiva, su buen hacer, en que se aprecia en oídos veteranos que esto no es un zumo de frutas donde todo está mezclado al tuntún. Todo tiene su porqué y su momento. No sé si los entendidos en flamenco, que no es mi caso, tendrán una opinión distinta a la mía en cuanto a la correcta conjugación de estilos que nos ofrece “El reflejo del espanto”.

No sabría decir si este disco bebe más del metal o del flamenco, no lo sé. Sí que sé que, en lo referente a su vertiente metálica, aquí encontraremos ritmos muy pesados y riffs tremendamente contundentes pero no, como tal vez alguien pudiera esperar, una voz típicamente rockera. El cante de Ismael de la Torre me suena claramente flamenco y, además, conservando un bellísimo acento andaluz, granaíno, que es algo que me gustaría oír más a menudo en tantos otros grupos de Andalucía. Tenemos zapateaos, guitarras flamencas, palmas… y una base rítmica contundente y poderosa que da al conjunto un acabado que me atrevo a calificar sencillamente de bello.

No sé si los Fausto Taranto se dejarán caer por tierras barcelonesas, pero si es así no pienso perdérmelos. Si además vienen acompañados por la retahíla de colaboradores que participan en el disco, la atmosfera que se puede llegar a crear tiene que valer mucho la pena. ¡Olé!

Imagen de previsualización de YouTube

Jebimetal