XVI SKULL OF METAL FESTIVAL – Sábado 26 de agosto, Las Escuelas, (Jaén)

¡ Comparte esta noticia !

En esta ocasión nos dirigiríamos hacía Las Escuelas, Jaén, para asistir a la decimosexta edición del Skull of Metal Fest, con un cartel repleto de grandes bandas, nacionales e internacionales como los míticos RIOT (ahora como RIOT V), los alemanes Warrant o la banda formada por el mítico guitarra de Nazareth, Manny Charlton, con su “Manny Charlton Band”, seguidas de otras bandas del sur como Cenizas del Edén o Witchtower.

Con algo de retraso respecto a la hora de comienzo anunciada, la primera banda en tocar suben a las 15:40 h., era el turno de GULAH, un trío formado por Paco al bajo y voces, Carlos a la guitarra y Antonio a la batería, que practican un heavy con tintes thrash con momentos incluso de rock urbano.

Dieron un buen concierto que duró algo más de media hora, hay que decir que aún hacía demasiado calor, y eso se notaba mucho en la pobre asistencia con la que contaba el festival a esa hora. Aún así, la banda no tuvo problemas para tocar para pocas personas.

El concierto empezó con “El Rock es mi Dios” y “Gulah”, dos temas potentes para ir calentando al escaso público. Particularmente no conocía a la banda, pero me llevé buena impresión con ellos, buena actitud y saber hacer, me gustó verlos tocar con un telón de fondo, hoy día muchas bandas no invierten nada en publicidad e imagen.

“Predicador”, “Sangre de Rock”, “Huellas” y “Verdugo y juez” fueron las elegidas para la parte intermedia del concierto y para acabar sonaron “A buen puerto” y “No más dolor”. Realmente es una pena que cualquier banda tenga que tocar a esas horas y con dicho calor, sobretodo porque a pesar de su buen hacer, el público delante del escenario no llegaría ni a 10 personas.

Ya las 17:00 h. saldría NEXT STEP, que serían los siguientes en tocar, con algo más de asistencia, pero todavía muy pobre, el calor apretaba demasiado.

La banda madrileña liderada por Guillermo a las voces y guitarra, Jesús Hernando al bajo y Diego Solana a la batería, venía con un pequeño cambio para esta actuación, su guitarra habitual Irene Génova no pudo asistir y en sustitución tocó Paco Sabido, quien defendió sin problemas los temas.

Tocaron media hora aproximadamente para dejarnos muestras de su rock/heavy alternativo, con temas como “Follow”, extraído de su último trabajo de estudio “Legacy”, con el que abrieron el concierto, y un genial cover de “Rolling In The Deep” que adaptaron a su estilo.

Siguieron con “Wounds Become Stars” y “Nature Calls”, en las que a pesar de no contar con la línea habitual en su formación, la banda sonó muy bien y sin mayores problemas. Suponiendo que recortaron algo su setlist por retrasos previos, acabaron con “Echoes Of A Life” y “Eternal”, del que incluso podemos ver un genial videoclip grabado en 2016. Sin duda nos apuntaremos la banda para seguirla más adelante y ver qué tal evoluciona.

Casi media hora de espera para que la siguiente banda comenzara su concierto, era el caso de CENIZAS DEL EDÉN, banda habitual por nuestras tierras, procedente de Huelva. Vemos un cambio en la formación, y es que al bajo ahora encontramos a Jorge que ha sustituido a Jonathan, acompañando al nuevo miembro, David al micro y guitarra, Dani a la otra guitarra y Joaquín a la batería.

El concierto empezaría con “Revolución” y “Perder el control”. He visto a la banda en múltiples ocasiones y quizás haya sido de las veces que menos me convenciera su sonido, para mi gusto algo saturado y no terminaba de escuchar la voz con toda claridad, también apreciamos que tuvieron problemas con el bajo y el amplificador, que en algún tema directamente se fue la conexión y tuvieron que terminarlo sin el instrumento.

Para acabar la banda eligió “Sententia” y “Sangre”. He tenido la suerte de haber podido ver a la banda varias veces, y creo que no tuvieron su mejor actuación, que sin haber sido mala, en otras ocasiones lo bordaron. Sin duda eché en falta la voz gutural de los discos y que defendía en directo el anterior bajista, sumado a que el sonido no me pareció el mejor, los problemas técnicos y el calor que hacía aún, hay que decirlo todo, hizo que no disfrutase como otras veces del concierto.

Sería el turno de una de las bandas que más ganas tenía de ver, he seguido sus trabajos y siempre me han parecido muy buenos, la banda local WITCHTOWER salía a escena. Cuenta con una legión de fieles seguidores, prueba de ello es que pese al calor que todavía hacía, eran las 19:05 h., el foso de público estaba abarrotado para verlos.

Es inevitable que no se venga a la mente escuchando sus discos, o viéndolos en directos, la primera época de Iron Maiden, con las guitarras perfectamente compenetradas y esa voz que en ocasiones tira más al punk como decía Paul Di’Anno. Dieron un auténtico conciertazo, para mi quizás fueron los vencedores de la tarde, por encima de los cabezas de cartel. 50 minutos de heavy rock clásico que hicieron las delicias de todos los asistentes.

Nos contaron al principio de concierto que el guitarra titular Alex no podía tocar por una lesión (estaría en el merchandising), pero su sustituto lo hizo realmente bien, no noté en ningún momento que no fuera miembro habitual de la banda.

Abrieron el concierto con “Salem Witch Trials”, extraído de su trabajo de estudio “Hammer Of Witches” (2016), que sin duda es muy recomendable. Continuaron con “Fast Broomsticks”, como dije anteriormente hubo un salto muy grande en asistencia, la gente animaba mucho a la banda comandada por el guitarra y cantante Víctor.

También nos hicieron un repaso de su anterior trabajo “Witchtower” (2014) del cual pudimos escuchar algunos temas como “Heavy Metal Sign”, “Stronger Than You” y “Don`T Turn Of The Lights”, los dos últimos fueron los escogidos para acabar el concierto. Antes de ello pudimos escuchar “Better Run” y “November Of 1786”. Genial repertorio para un concierto que superó mis expectativas en calidad, ya que no sólo tienen un gran sonido en estudio, sino que en directo supieron defenderlo perfectamente y me dejaron con muchas ganas de volverlos a ver pronto. Por lo que he podido leer, la gente pide que sea una banda fija en el festival para las futuras ediciones.

Justo antes del concierto de PERCUTOR empezó a llover con algo de fuerza. Durante la tarde apenas cayeron algunas tímidas gotas, pero ahora era algo más continuo y la gente se refugiaba en los toldos cercanos a la barra.

La banda sale valiente con Luiz Zabala al micro y guitarra, Lucas Sicilia al bajo y Roberto Durán a la batería, con un thrash metal agresivo y rápido. Abren con “Al gaucho”, sin parecerles importar la lluvia a la banda y su entrega es máxima, también hay gente que apoya desde las primeras filas.

“Rebelión” y “Barriobajero” continúan el concierto que va aumentando el número de público a medida que la lluvia da una tregua, no así los truenos que se ven a lo lejos. Me gustó especialmente la interpretación de los temas “Vientos del pueblo” y “De metal pesado”.

Media hora de muy buen concierto el ofrecido por Percutor, speed y thrash metal de la vieja escuela muy bien ejecutado.

Llegaba el momento de THE MANNY CHARLTON BAND, la banda formada por Manny Charlton (ex Nazareth) e integrantes españoles como Manuel Escudero (ex Medina Azahara y ex Sacramento) y Mikel (El Hombre Gancho).

Su repertorio se centraría como es lógico en temas de la época de Nazareth: Para empezar “This Month’s Messiah”, tema extraído del gran disco “The Catch” (1984). Para la siguiente iríamos a los años setenta, y sonaría “Razamanaz”. La banda sonaba muy bien, poco hay que decir sobre Manny salvo que parece que la guitarra es un brazo más del maestro, ejecuta con perfección los temas y Manuel Escudero es un buen acompañante con su chorro de voz. Hay mucha experiencia encima del escenario, se demuestra en el buen tándem que forman junto con Manuel Reyes y Charly Rivera (ambos ex Medina Azahara) y Maikel de la Riva.

Sonaron “Lady Luck” y “Signed, Sealed & Delivered”, tema cosecha de Manny. El repertorio se cortó algo por los retrasos y no pudimos escuchar un cover habitual en sus conciertos como es “Rocking In The Free World”, pero antes de irse dejaron clásicos como “Dream On” que sonó de maravilla y “Boys In The Band”.

Muy buen concierto de la banda, que en breve saldrá de gira por Alemania, esperemos que pueda tener continuidad el proyecto y sigamos viéndolos sobre el escenario.

Salía el organizador del festival para presentarnos a la siguiente banda, desde Italia llegaría VIOLENTOR, como bien decía, posiblemente la más “cañera” del festival. Trío formado por Cane a la guitarra, Rot a las voces y bajo y a la batería Iago.

“Italian Bastards” fue la escogida para abrir el concierto, seguida de “Schizophrenic Paranoic”. Su último trabajo sacado en 2015, “Maniacs”, es un disco potente que no deja indiferente, cargado de temas muy rápidos.

“Dismiss The Evil”, “Maniacs” o “ROT” fueron otros temas que pudimos escuchar, algunos extraídos de su primer disco de estudio cuyo nombre homónimo “Violentor” fue sacado en 2011.

Con “Cunts Must Die”, “Rabid Dog” y “Go To Hell” dieron por acabado el concierto. Mucha gente apostada delante del escenario para ver a los italianos, que a pesar de que muchos no los conocían, dejaron muy buena impresión. Estuvieron firmando y vendiendo sus discos durante toda la tarde para quien se quisiera acercar.

Se iba acercando el final, y con ello las últimas bandas y la noche se adentraba. Turno ahora de los alemanes WARRANT, la banda venía de haber tocado en el Wacken. De nuevo nos encontraríamos con otro trío, en este caso formando Jörg Juraschek al bajo y voces, Michael Dietz a la guitarra y Thomas Rosemann a la batería. Acompañando a la formación saldría de vez en cuando un cuarto miembro para dar espectáculo vestido de verdugo con su hacha en la que tocaría solos imaginarios de guitarra.

La banda, nacida a comienzos de los ochenta, vuelve tras muchos años de desaparición en 2014, con su último trabajo “Metal Bridge”. Hoy nos presentarían muchos de estos temas y rescataron alguno antiguo. Empezaron con “Come And Get It” y “Ordeal Of Death”, como mencionamos anteriormente un cuarto miembro vestido de verdugo sale a animar al público, yendo de un lado a otro del escenario con su hacha.

Buen sonido y los temas van sonando muy bien. “Asylum”, “All The Kings Horses” y “You Keep Me In Hell” son algunos de los que van dejando en el escenario. Parece que por fin la lluvia es cosa del pasado, incluso empieza a refrescar algo. El foso cuenta con muy buena asistencia y éste disfruta al máximo del concierto.

“Nuns Have No Fun”, “Immortal”, “The Enforcer” y “Antisocial” completan el tramo final del show. Hasta ahora el concierto más largo del festival, pero se hizo corto con el buen hacer de los alemanes.

Llegaba el turno de los cabezas de cartel, RIOT V, y con ello para mi, el gran problema que sufrió el festival. Si ya de por si íbamos acumulando retrasos, con los americanos fue el remate. Deberían haber salido a las 00:20 h., (esto se antojaba imposible cuando Warrant acabó a las 00:40 h.), pero el problema fue que por problemas técnicos de la batería, RIOT V salió a las 1.45 h. a tocar, más de una hora de espera desde que acabaron los alemanes. Esto obviamente merma y cansa mucho al personal, sobre todo a los que estábamos desde las dos de la tarde allí apostados bajo el sol.

Aún con estas, las ganas por ver a la banda estaban intactas y mucha gente esperaba con ansia la salida de Don Van Stavern y los suyos. Con el mencionado bajista, Todd Michael Hall a las voces, Mike Flyntz y Nick Lee a las guitarras y Frank Gilchriest a la batería, y el siempre recuerdo de la leyenda Mark Reale, la banda salió por fin a escena.

Con “Ride Hard Live Free” inauguraron el concierto, de su disco “Unleash the Fire” (2014) ya sin el fallecido guitarra, y como nueva formación (pasando de Riot a Riot V por motivos legales). El sonido era muy bueno y la voz de Todd era muy clara y potente. Las guitarras sonaban muy bien y Nick Lee animaba mucho al personal, Don Van tiene muchas tablas y sabe ofrecer también lo que la gente quiere, la batería y el doble bombo de Frank, que tantos problemas dio para comenzar, parece que tampoco sufre ningún percance y todo fluye con normalidad.

Evidentemente no se iban a centrar sólo en su último disco, que a mi parecer es un grandísimo trabajo y cuenta con muy buenos temas, tocarían canciones de toda la época de Riot, que muchos es que lo querían escuchar, pues es una banda que cuenta con miles de seguidores por todo el mundo. “On Your Knees”, “Metal Soldiers”, “Flight Of The Warrior”… uno tras otro iban sonando los temas en una banda que sin duda ha sabido hacer piña y suenan tremendamente bien. Atrás quedaba la inmensa espera para verlos subir, y ahora sólo era disfrute entre el público.

Otros temas como “Angel Eyes”, “Return Of The Outlaw”, “Bloodstreets” y “Take Me Back” iban dando cuerpo al repertorio que sonaría esa noche en el festival. Para la parte final se dejarian “Swords And Tequila”, “Warrior” y “Thundersteel”, un seguro de vida para acabar un gran concierto.

Genial concierto el ofrecido por los americanos, con el problema de la demora en salir al escenario, pero que nada tuvo luego que ver en que ofrecieran un gran show. Nosotros decidimos tras la actuación de Riot V dar por concluido el festival, con dolor por no poder ver a Hitten, una banda que siempre nos ha dejado con muy buen sabor de boca, pero teníamos de vuelta un viaje en coche y debido a los retrasos la hora se nos había echado demasiado encima.

Nos volvimos con muy buenas impresiones del festival, vivimos grandes conciertos y con muy buena calidad de sonido. Creo que la hora de comienzo era demasiada temprana, teniendo en cuenta que hablamos del sur y agosto, una combinación difícil para bandas y público a ciertas horas del día y aunque siempre es un lujo poder ver a 10 bandas en un solo día, quizás sea mejor para todos reducir el número de grupos y empezar a una hora de más fresco.

Esperamos poder asistir a lo que sería ya su XVII edición al año que viene, que seguro ya tienen que estar planeando como sorprender con las bandas a anunciar.

Texto y fotos: Alonso Gonce y Pilar Robles