ELEPHANT RIDERS “Slave of the new age” (2017)

¡ Comparte esta noticia !

Una de las cosas que más me gustan de ser colaborador de medios como The Sentinel es que esta actividad me permite conocer grupos que, sin esta colaboración, probablemente no habría llegado a catar nunca. Bien porque no conoces a nadie que te los presente, bien porque no se te pone el clic delante, la cuestión es que, por una u otra razón, todos los aficionados a la música nos perdemos a veces trabajos muy interesantes simplemente por desconocer su existencia. La parte buena de esto es que si no ves ese billete de 20 euros que está arrugado en el suelo en medio de la calle, no has perdido 20 euros pero, si lo ves y lo recoges, ese gustirrinín ya no te lo quita nadie. Algo así me ha pasado con los Elephant Riders. ¿Me habría perdido algo si jamás hubiera oído hablar de este grupo? No, porque no se puede echar de menos a quien no se conoce. ¿Me siento afortunado tras haberlos conocido? ¡Sí! Hombre, no es que me hayan cambiado la vida ni nada por el estilo, pero me han resultado un agradable descubrimiento.

A pesar de ser un grupo nuevo para mí, Elephant Riders no son unos novatos en esto de la música. De hecho, el grupo malagueño tiene en su haber dos trabajos anteriores, un LP de 2014 llamado “Supernova” y un single digital del año siguiente llamado “Challenger”. Ambos podéis conseguirlos a través de su Bandcamp. En esta ocasión, estrenan “Slave Of The New Age”, que está concebido como la primera parte de un LP más extenso y que, desde mi punto de vista, merece mucho la pena ser escuchado y tenido en cuenta.

¿Y a qué suena este Slave Of The New Age? Nada más empezar a sonar en mi reproductor de CD y escuchar las melodías de guitarra (a cargo de Ignacio Córdoba) y vocales (J. Carlos González) pensé por un instante que estaban sonando los Black Sabbath de los inicios. No lo son, claro, pero el tema que abre el EP, “Übermensch”, os recordará a los británicos, seguro. No es que el CD corra por los derroteros de los de Ozzy, Iommi y compañía en el sentido “heavy”, es más bien una pesadez Stoner, de afinación baja, contundente, de riffs marcados y cante desgarrado.

A pesar de que las canciones son, en general, de tempo medio, también encontramos momentos tremendamente rabiosos, como, por ejemplo, en el tema que da título al CD y que es, tal vez, la canción más representativa de todo el EP. Tras la inmersiva pausa del cuarto corte, llegamos a la recta final con dos temas más que, aunque siguen en la tónica general de la primera parte del CD, tal vez tengan (o me recuerdan) a lo que viene a etiquetarse como “metal alternativo” pero, aunque use este término, no quiero dar pie a confusión, esto es rock con mucha influencia de lo que tanto se practicó a mediados de la década de los ‘90 pero donde predomina el rock más pesado que pudo hacerse en los ‘70. ¿Dónde quedan los ‘80? Pues en este “Slave Of The New Age” no están, se los han saltado. Eso si entendemos ’80 como heavy metal de ese “maideniano” de guitarras dobladas en solos trepidantes y voces melódicas. Aquí no encontraréis nada de eso. Sí que encontraréis buenas canciones, en un CD que pasa volando (no llega a la media hora de duración), con un sonido magnífico, nada saturado, que permite apreciar con claridad cada una de sus notas y de sus bien ejecutados instrumentos. ¡Vale la pena echarle una oreja!

Imagen de previsualización de YouTube

Jebimetal