TÁLESIEN “Tálesien” (2016)

¡ Comparte esta noticia !

Cuatro años han pasado desde que los coruñeses Tálesien editaran lo que hasta ahora era su último disco. Aquel “El Silencio” (2012) venía precedido de otros dos discos más un EP, por lo que este nuevo trabajo, llamado simplemente “Tálesien”, es el cuarto disco completo de su carrera. La elección del nombre del disco sugiere un renacer del grupo, más aún cuando el intervalo desde la grabación del anterior es bastante más extenso de lo que nos tenían acostumbrados.

Escuchando atentamente este trabajo, no considero que estemos ante una ruptura total con su anterior etapa, sino una evolución lógica de unos músicos más expertos y con más carretera a sus espaldas. Esta evolución, ya presente en el disco anterior, es ahora más acusada, dejando atrás el power metal primigenio con el que la banda nació, manteniéndolo como un recurso más en un estilo rico que también combina heavy metal moderno, pasajes melódicos e incluso una pizca de progresivo. En líneas generales, tenemos aquí los Tálesien más complejos y trabajados de toda su carrera.

Los componentes de Tálesien demuestran buen dominio de sus respectivas parcelas. El trabajo de las guitarras de Juan Carlos Cotelo y Nano Vikendi es uno de los puntos fuertes de este disco, tanto por la fuerza de los riffs como por la destreza en los solos. La base rítmica formada por M.A. Justo “Macaco” (bajo) y Anxo Silveira (batería), precisa y contundente, es el soporte necesario para el sonido poderoso del disco. La aportación de Iñigo Uribe (teclados y orquestaciones) tiene menos presencia solista, salvo en contadas ocasiones, pero ayuda a completar el sonido de la banda, rellenando huecos y dotando de epicidad a los temas. Finalmente, la voz de Javier García aparece un tanto apagada en la mezcla, aunque en su haber podemos anotar su buena entonación y sus dotes melódicas, sin gritos innecesarios y desplegando buen gusto en su forma de cantar.

Los temas incluidos en el disco forman un cóctel en el que los ingredientes se mezclan en diferente proporción según el caso. Así, tenemos algunos realmente contundentes (“Insomnio”) al lado de otros más melódicos (“Alma encadenada”), pasando por otros cuyo componente progresivo es más acusado (“Mártires”). Incluso para finalizar incluyen una balada (“Sublime”), no exenta de fuerza. Pero si tuviera que quedarme con uno de los temas del disco, mi opción sería “A-Legato” por conseguir llevar a lo más alto las virtudes que atesora la banda: directo, contundente y melódico a la vez.

Quizás este nuevo disco no sea un punto de partida nuevo para la banda coruñesa, pero sí muestra un grado de madurez completo y asienta definitivamente las bases de Tálesien para conquistar el mercado nacional. Esperemos que así sea.

Imagen de previsualización de YouTube

Shan Tee