SARATOGA – Sábado 25 de marzo de 2017, Sala Fanatic (Sevilla)

¡ Comparte esta noticia !

Después de una exitosa gira por América, Saratoga, que continúan con la gira presentación de su último trabajo de estudio, “Morir en el Bien, vivir en el Mal” (2016), harían parada en Sevilla, habiendo tocado el día anterior en Granada. Lo harían defendiendo los 25 años de carrera que llevan a las espaldas, formando con los componentes que decidieron volverse a reunir allá en 2014.

La apertura de puertas estaba prevista para las 21:00 h. y el comienzo del concierto a las 22:00 h. Con bastante puntualidad la banda empezó a dejarse asomar por las tablas, en primer lugar lo hicieron Dani Pérez a la batería, Niko del Hierro al bajo, Jero Ramiro a la guitarra y por último Tete Novoa a los micros.

No tardaríamos mucho en escuchar los primeros temas de su último trabajo, “Volverás” y “Perseguido” abrieron la noche. Uno se daba cuenta pronto que la banda pasa por un gran momento de forma, sobre todo por un Tete Novoa que a los micros derrocha voz por todos los poros de su piel, dejando en innumerables ocasiones boquiabiertos al público asistente en la noche de hoy.

No sólo tendríamos canciones de esta última etapa, la banda ha elaborado un setlist que agarra temas de sus 25 años de carrera, prueba de ello serían las 3 siguientes canciones en sonar, “Maldito corazón”, “Ángel de barro” y “Tras las rejas”, sacados de “El clan de la lucha” (2004) y “Agotarás” (2002), con el público sevillano empezando a calentarse al escuchar temas clásicos de la banda.

Hay que decir que el sonido que estaba ofreciendo Saratoga era muy bueno, la batería de Dani junto al bajo de Niko eran un cañón que llevaban el ritmo del concierto, la guitarra de Jero muy limpia y la voz de Tete, como hemos mencionado anteriormente, colosal.

Con “No sufriré jamás por ti” la banda también recordaba esa etapa de 2009 donde sólo estaban de la actual formación Niko y Tete. De nuevo volveríamos a su último trabajo de estudio, en este caso la banda nos presentaba “Mi venganza”, tema del cual hemos podido ver hace muy poco su Videoclip, continuando con “Morir en el Bien, vivir en el Mal”, canción que da nombre al disco.

En este momento llegaría uno de los grandes momentos de la noche, con “Vientos de guerra”, posiblemente uno de los muchos himnos con los que cuenta la banda, el público estaba encendido y disfrutando del concierto, la banda entregada y agradecida durante todo el concierto.

La banda se tomaría un descanso mientras Dani se quedaba en el escenario para deleitar al público con un extenso solo de batería, que precedería a otro tema del “Vientos de guerra”(1999), “Heavy Metal”, dejando claro que la banda siente orgullo del género que defienden en los escenario después de tantos años.

El concierto transcurre con descargas de clásicos, ahora sería el turno de “A morir”, después otro de los momentos especiales de la noche, cuando Jero sacó su guitarra acústica, y Tete nos pedía que diéramos un gesto de cariño a aquella persona con la que hubiésemos asistido al concierto: era el momento de “Si amaneciera”, descarga de flashes en la sala (por petición de la banda para iluminar el foso del público), ejecutada de forma maestra la primera parte en acústico, sólo con la guitarra y luego con todos los instrumentos.

Para el último tramo del concierto, la banda decidió tocar “El vals de la rosa herida”, tema del último disco donde hacen referencia a ese cáncer de la sociedad llamado violencia de género. Para despedirse del escenario, tocaron un apoteósico “Resurrección”.

La despedida fue corta, pronto volvieron entre cánticos de ánimos; Saratoga se había guardado tres potentes Bises para acabar la noche, “Lejos de ti”, el single del último disco “Como el viento”, y por último un “Perro traidor” que no puede faltar en un repertorio estrella de la banda.

Gran concierto el que se marcó la banda, con una entrega absoluta, sin teloneros llenaron la noche sin problemas y demostraron que están en unos de sus mejores momentos. Anunciaron que pronto habría una gira de aniversario y que esperan estar de vuelta en Sevilla, ciudad que siempre le da una calurosa acogida.

Texto y fotos: Alonso Gonce