THE LIMERICK “Go The Limerick” (2016)

¡ Comparte esta noticia !

De todas partes de la península surgen grupos de todos los estilos. Esta circunstancia es sorprendente, tanto y cuanto el mercado del rock en España no está muy boyante, precisamente. Aún así, de todos los rincones nacen bandas con ilusión y ganas de hacerse un hueco en el panorama nacional.

The Limerick vienen desde Alicante y lo tienen claro: Lo suyo es divertir y divertirse, haciendo un punk rock sin muchas complicaciones, con su buena dosis de melodías pegadizas y sin ninguna complicación técnica. “Go The Limerick” es su segundo disco completo, si exceptuamos un EP (“Meaningful Stories”) editado en 2010. Su verdadera carrera discográfica comienza con su primer disco oficial, “Meaningful Stories of Meaningless Stills”, editado en 2012 y del cual han rescatado dos temas, “A Chance To Give Up” y “Let Me Be”, los cuales han sido convenientemente regrabados para incluirlos como bonus tracks en este nuevo trabajo.

La banda la forman David Amo (voz y guitarra), Guillermo Sanz (bajo), Rubén Navarro (guitarra), José Antonio “Chinche” (guitarra) y Miguel Ordóñez (batería). Una formación con tres guitarristas que, lejos de propiciar una mayor complejidad instrumental, suman su sonido para ganar únicamente en energía.

El disco comienza con “You’d Better Do It”, tema elegido como single y del cual podéis ver el vídeo-clip que acompaña a mis palabras. A partir de ahí, las canciones se van sucediendo con el denominador de energía y simpleza, con melodías fáciles que buscan quedarse pronto en la cabeza del oyente.

Los referentes se nos antojan evidentes: Ramones, Offspring, The Clash… y todos aquellos grupos que han bebido de estas fuentes para hacer del estilo algo bastante repetitivo y homogéneo.

“Samu8” es otro cañonazo, a partir del cual la banda va abriendo la puerta a temas más comerciales, sin abandonar su estilo. A veces con acierto, como con “Don’t Wanna Know”, que engancha rápidamente, y otras con menos fortuna, ya que la repetición constante de un estribillo tan simple como el de “Much About My Life” hace que un tema de poco más de 4 minutos se haga eterno.

El resto del disco gira constantemente en la misma fórmula. Es reseñable la frescura de “The Beauty Of Lies” y las guitarras de “Rainbow You”. Los demás temas añaden poco más que la insistencia en el estilo.

Un disco entretenido para oídos poco exigentes con la destreza técnica pero que valoren la frescura y las ganas de pasar un buen rato.

Imagen de previsualización de YouTube

Shan Tee