FROM NORTH TO SOUTH METAL FEST – Sábado 18 de febrero de 2017, sala Custom (Sevilla)

¡ Comparte esta noticia !

La tarde-noche del sábado se avecinaba entretenida para los amantes del Folk, Pagan y Viking Metal; la promotora Saga ProMusic nos traería a Sevilla un festival con 4 grandes bandas, 3 de ellas del panorama nacional: Vikingore, Northland y Celtibeerian, y como cabezas del cartel, los finlandeses Moonsorrow.

La apertura de puerta estaba prevista a las 18:30 h, y sin mucha dilación así fue. La primera banda a la que tocaría subirse para abrir el festival fue los locales Vikingore, que cuentan cada día con más adeptos en todo el país. Su estilo vikingo y sus dos grandes discos de estudio en el mercado: “Wolves in the Battlefront” y su reciente “Enraged” disfrutan de un gran reconocimiento en el género.

No se retrasaron sobre la hora de comienzo. A las 19:00 h. Ángel, vocalista de la banda, ya estaba dando los primeros alientos de “Sons Of War”, tema con el que decidieron abrir el setlist, siguiendo con “Unchained”, ambos temas del reciente disco. Se les veía muy cómodos en el escenario, el público asiduo de conciertos en Sevilla está acostumbrado a disfrutar de la banda, y viceversa, los temas son conocidos y el público ayuda a calentar el ambiente.

“The Wrath”, del primer disco, fue la tercera en sonar, seguida de “Swallowed By The Sea” y “The Undead’s Rising”.

“Forgotten by the Gods” es sin duda uno de los platos fuertes de la banda, donde siempre piden el apoyo del público para cantar parte de la canción, y éste no suele fallar. Los pogos y Wall of Death se repiten a lo largo de todo el concierto, la banda alienta al público a ello y los más atrevidos lo disfrutan.

“Shield Wall” y “Justice’s Fall” prolongaban un concierto que en líneas generales sonó muy bien. A medida que se acercaba el final, la entrada en la sala había mejorado bastante y la asistencia empezó a ser notoria.

Para despedir el concierto, la banda escogió “Enraged”, título que da nombre al último trabajo y “Stomped And Raped”; 45 minutos de concierto, que supo a muy poco, prueba de ello fue la insistencia del público en que tocasen un tema más, pero por horarios fue imposible.

En apenas 10 minutos desde el final del concierto de Vikingore, ya asomaban por las tablas los miembros de Northland, la siguiente banda en tocar. Desde Barcelona, la banda comandada por Pau a la guitarra y voz salen a darlo todo, ya los pudimos ver el año pasado en nuestra ciudad presentando su último disco, “Downfall and Rebirth” junto a Vikingore, en un concierto que dejó muy buen sabor de boca.

Abrieron con la intro “The Rite” y “Fury’s Unleashed” fue el tema donde podemos escuchar las primeras notas vocales. La banda agradece mucho la asistencia y a la promotora por permitirles tocar en el festival, el público tiene gana de disfrutar del buen rollo y la calidad musical que desprende la banda.

Continuaron con el tema que da nombre a la banda, “Northland”, e “Inmortal Forest Song”, dos grandes temas de su primer disco. El segundo tramo del concierto lo afrontaron con “Bloodred Sunrise” y un alegre “The Old Town’s Inn”, demostrando que pasan por un gran momento musical. A Pau lo acompañan a las Alex guitarras, Vic al bajo y Pol al piano. Durante el concierto, tuvieron la amabilidad de compartir con el público, en hermandad, una botella de hidromiel que ellos mismos se encargaron de abrir y catar, luego se la pasaron al público con la única consigna de que la fueran pasando una vez probado.

Por último, en la recta final, sonaron “Whispers In The Wind”, “Where The Heroes Die” y “Revenge”, para acabar un concierto de casi 50 minutos, donde hubo una gran conexión banda/público, pudiendo ver a un Pau muy activo y agradecido con los allí presente, algo que siempre es de agradecer.

Desde Ciudad Real, Celtibeerian serían la siguiente banda en formar, con el carismático Gus al bajo y voces, Patri al violín y voz, el multiinstrumentista Dadga a la viola, gaita, etc., Vity a la batería, y de vuelta a la banda Julián a la guitarra. Gus nos contaba que están en proceso de grabación de lo que será su siguiente disco, pero que estaban encantados de hacer un parón en el camino para tocar junto a bandas amigas en Sevilla. Siempre es un gusto ver a una banda que transmite tanta alegría sobre el escenario y esa hermandad musical.

“Keltorevolution” fue la primera en sonar, un gran tema que da nombre a su último trabajo de estudio (2014), y podemos escuchar la voz (algo más dulce que Gus) de Patri en ciertos momentos de la canción.

“Unbury The Horn” y “Praise To The Vineyards” continuaron la fiesta, que marchaba según lo previsto, buenos músicos, público entregado y cervezas y vino quien las tuviera en sus manos.

“Fields Of Celtiberia”, “Under The Lug’s Sight” y “Kladimoi” fueron otras de las incluidas en el setlist de la noche. Tuvieron un problemilla con la batería, un pequeño parón que no entorpeció demasiado la noche. Hay tablas sobre el escenario, y lo demuestran en cada tema.

No he podido ver a la banda con la anterior guitarrista, por lo que no sé decir que tal funcionaban, pero la vuelta de Julián para los que conocíamos bien a la banda es una alegría, porque están muy acoplados todos, musicalmente hablando.

“Win Another Battle“, “The Path” y “This Simple Life” dejaba ver que la actuación iba llegando a su fin, al igual que las anteriores bandas, agradecían al público y a la promotora Saga ProMusic la apuesta de hacer un festival, con el riesgo que hoy día conlleva teniendo en cuenta la pobre asistencia que suelen tener la mayoría de los conciertos de Heavy en nuestro país.

“The Booze Song” y su particular versión del “Rock Out” de los desaparecidos Motörhead, sonaron para dar por finalizado el concierto, de aproximadamente 1 hora. De nuevo se me hizo muy corto, señal de que las cosas se hicieron bien. Estaremos atentos a cuando el nuevo trabajo de Celtibeerian vea luz, y esperemos poderlos tener pronto por aquí presentándolo.

El festival va llegando a su fin y con ello, el colofón final, los cabezas de cartel, desde tierras finlandesas uno de los máximos exponentes del Pagan Metal: Moonsorrow. Formando en el escenario, Ville Sorvali al bajo y a las voces principales, Mitja Harvilahti y Janne Perttilä a las guitarras y a la batería Marko Tarvonen.

Caracterizados con sus pinturas y atuendos empezaron su descarga con “Sankarihauta”. Sonido muy contundente como se les cabía esperar, una luz muy tenue y fría para ambientar el escenario, donde se podía vislumbrar las caras pintadas y meterse en con ello en su música.

Al contrario que las otras actuaciones, Moonsorrow es una banda que interactuaría poco con el público, por el idioma y porque es una banda que podemos llamar “fría”, al igual que su música, donde los ritmos marcados y composiciones prolongadas marcan el ritmo del concierto.

“Jumalten Aika” y “Rauniolla” hilaron el show, después vino “Suden Tunti”, uno de sus últimos singles del disco que da nombre a uno de los temas tocado con anterioridad.

Con “Ruttolehto” y “Kilän Päässä”, la banda nos va haciendo un repaso a sus más de 20 años de carrera y 8 discos de estudios, aunque debido a la extensión en minutos que tienen sus temas, pocos son los que nos pudieron dejar. Uno de los últimos fue “Jotunheim” que, con sus casi 20 minutos, dejaron boquiabiertos a gran parte de los allí presentes.

Para finalizar, el tema escogido fue “Ihmisen Aika (Kumarrus Pimeyteen)”, con ello acabaron un repertorio de 8 temas en aproximadamente 1 hora y 30 minutos de concierto. Noche con tintes épicos la que hemos podido disfrutar gracias a 4 grandes bandas, que se entregaron al máximo y dejaron su sello en cada actuación. La asistencia fue buena, aunque siempre echaremos de menos un “Sold out” en este tipo de eventos, ya que por calidad musical y precio debería haber sido así, pero sabemos lo difícil que es hoy día conseguir eso en una sala con una capacidad grande, si hablamos de Heavy & Rock, claro.

Texto y fotos: Alonso Gonce