LEGADO DE UNA TRAGEDIA: “III” (2016)

¡ Comparte esta noticia !

legadodeunatragedia_3Sin duda estamos ante uno de los proyectos de mayor complejidad no sólo del rock nacional, sino de todos los que se construyen fuera de nuestras fronteras. Nacido de la genial mente de Joaquín Padilla, el proyecto “Legado de una tragedia” cierra la trilogía con una entrega aún más ambiciosa que las anteriores.

Para los que aún conozcan de qué se trata, decir que “Legado de una Tragedia” es una ópera rock construida en torno a la figura de Edgar Allan Poe, escritor y periodista norteamericano que vivió en la primera mitad del siglo XIX. Su convulsa vida y su pionera forma de afrontar la literatura, inspirando a cientos de autores posteriores que cogieron el testigo del género del terror y ciencia ficción, ha sido tomado por Joaquín Padilla como inspiración para crear esta trilogía: La primera parte giró en torno a la vida de Poe y cómo vendió su alma al diablo a cambio de la genialidad. En la segunda, el alma de Poe bajó a los infiernos junto a Dante, rehaciendo el camino de “La Divina Comedia”. Y esta tercera y última entrega nos muestra a Poe en el Mundo de los Sueños, junto a Morfeo, donde se encuentra tanto con los personajes de sus obras como con su mujer fallecida, hasta que comprende que lo importante es el amor.

Una de las características más llamativas de “Legado de una Tragedia”, en todas sus entregas, es el amplio elenco de músicos y cantantes con el que se ha contado para las grabaciones. Toda una pléyade de artistas de gran calidad puestos al servicio de tan magna obra.

Analizando ya en concreto lo que nos ofrece esta tercera y última parte, nos encontramos con la agradable sensación de que cada entrega ha superado a la anterior, a todos los niveles, hasta llegar a la excelencia de este “Legado de una Tragedia III”, donde tanto la complejidad compositiva como el pulcro cuidado de todos los detalles, pasando por el excelente sonido conseguido, han llegado al máximo nivel.

“Legado de una Tragedia III” se ha compuesto expresamente para orquesta sinfónica más grupo de rock, lo que hace que la parte de música clásica tenga una importancia crucial en la obra. El propio Joaquín Padilla, compositor de toda la música y letra de la obra, se ha encargado de hacer las partituras de todos los instrumentos. Los músicos han sido elegidos uno a uno para crear exprofeso una orquesta sinfónica completa, bajo la dirección de Txema Cariñena.

El apartado coral también ha sido muy cuidado, ya que tiene una importancia transcendental en buena parte del disco, aumentando la sensación épica que ya de por sí se adquiere con la orquesta.

Sobre los músicos de rock que intervienen en la obra, nos encontramos con una excelente representación del rock nacional, con muchos de los mejores músicos que podemos encontrar en la escena española, así como un elenco de voces realmente impresionante que encarnan todos los personajes de la obra.

El papel protagonista (Edgar Alan Poe) está asignado, como en las entregas anteriores, a Leo Jiménez, quien se muestra como el vocalista ideal para ello. El propio Joaquín Padilla se ha reservado para sí el relevante papel de Morfeo, quedando el resto de personajes en manos de una excelente elección de cantantes: Tete Novoa (Saratoga), Ronnie Romero (Rainbow, Lords Of Black), Jose Broseta (Opera Magna), Miguel Angel Franco (Saurom), Israel Ramos (Alquimia), Chus Herranz (We Will Rock You), José Cano (Centinela), Alfred Romero (Darkmoor), Ignacio Prieto (Atlas), Manuel Escudero (Sacramento), Jorge Berceo (Zenobia), Roberto Castiglioni (Unreal, Beto Vazquez Infinity), Fran Vazquez (Cherokee), Carlos Sanz (Dünedain), Zyrus (Kaothic), Rubén Kelsen (Debler), Charlie Lopez (Bon Vivant), Gabrielle De Val (The Val) y Javier Lucia.

En la parte instrumental, el elenco es igual de impresionante:

Igual que sucedió en las dos entregas anteriores, el peso de las guitarras las lleva el extraordinario guitarrista Abel Franco. El resto de guitarristas participantes son Pablo Garcia (Warcry), Paco Ventura (Medina Azahara), Alberto Marin (Kaothic), Javier Nula (Opera Magna), Manuel Seoane (Burdel King) y Adrian Phoenix (Sacramento). Todos ellos incluyen solos de mucho mérito.

Las baterías están grabadas por Carlos Exposito (Leo Jimenez, Jorge Salan), Andy C. (Saratoga, Lords of Black) y Adrián Romero (Opera Magna). Los bajistas son Fernando Mainer (Mago de Oz), Dani Fernandez (Darkmoor), José Pineda (Cherokee) y Diego Miranda (El Gran Bonobo). Finalmente, los teclistas participantes son Javi Diez (Mago de Oz), Manuel Ibañez (Medina Azahara) y Txema Cariñena.

La obra está dividida en dos actos: “El Umbral de las Sombras” y “La Consumación”. Cada una de ellas contiene una serie de temas que van contando la historia, haciendo múltiples referencias a las obras de Poe, con un hilo común que permite seguir con interés el devenir del argumento. Todo ello, “vestido” con una instrumentación fastuosa, en la que tanto los instrumentos de la orquesta como los rockeros se empastan para construir una música grandiosa, épica y llena de matices.

No voy a detallar los temas ya que considero esta obra como un conjunto. No estamos ante una sucesión de canciones al uso, sino ante una Ópera Rock que tiene una continuidad lógica. Desde luego, no es un disco para ponerse de fondo en un bar mientras charlamos de nuestras cosas. Requiere una atención y una dedicación casi exclusiva. Su pleno disfrute se consigue con su escucha íntegra, libreto en mano, sin hacer nada más que imbuirse en sus textos y su música. Es una experiencia total para los amantes de la música, de la épica y de la narrativa fantástica.

Aún así, mis momentos preferidos son “La bestia de ojos dentados” y “Corazones marcados por la traición”, junto con el final de la historia (y la trilogía) que forman “El peso del perdón” y “Descansa en paz”, más el epitafio que supone “El Lamento del Hombre de Arena”. Realmente emocionante.

Presentado en un bonito digipack con una preciosa portada que representa a Edgar Alan Poe entrando en el Mundo de los Sueños, se incluye un DVD en el que se explica de forma detallada la elaboración de tan magna obra. Su visionado, que incluye opiniones de muchos de los músicos participantes, hace comprender la extraordinaria magnitud de este proyecto y el gran esfuerzo que ha sido necesario para llevarlo a cabo.

Esta tercera entrega de “Legado de una Tragedia” ha puesto broche de oro a esta trilogía. Un proyecto que no tiene nada que envidiar a grandes producciones hechas fuera de nuestras fronteras, y del que todo el reconocimiento que reciba será poco.

Imagen de previsualización de YouTube

Shan Tee