NOCTURNIA “Tierra de cobardes” (2016)

¡ Comparte esta noticia !

nocturnia_tierradecobardesEs curioso que algunas veces hay una circunstancia concreta por la cual te cuelgan un “San Benito” y parece que no se puede pasar sin hablar de ello. Para muchos, Nocturnia siempre será el grupo en el que estuvo Rafa Blas antes de participar y ganar el concurso “La Voz” de la tele. Sin embargo, si rascamos un poco vemos que Rafa solo participó en una etapa no demasiado larga de la banda toledana, grabando sólo un disco y saliendo del grupo poco después.

Nocturnia ya tenía tres discos previos: “En busca del tiempo” (2004), “Espejismos” (2007) y “Días de ceniza” (2009) antes de la llegada de Rafa, con quien grabaron “Sin retorno” (2012), por lo que este “Tierra de cobardes” es el 5º de su discografía.

La banda la forman los guitarristas Salva González y Roberto Moreno, el batería José Roldán, el bajista César Arroyo, el teclista José Gómez y el vocalista Alberto Symón, quien entró en la banda para defender los conciertos del disco anterior, por lo que ya está plenamente integrado en el grupo.

Siempre se presenta a Nocturnia como un grupo de power metal. Discrepo, al menos en su totalidad. Si bien es cierto que hay temas del disco que apoyan esa afirmación, como “Rencor” o la propia “Tierra de cobardes”, en otras ocasiones nos encontramos con una banda de puro heavy metal (“Baraka”, “Mi voluntad”) e incluso hard rock con buena dosis de melodía (“Sin olvidar quién eres”, “Para siempre”).

El grupo suena duro y contundente, con buenas guitarras y una base rítmica rompedora, con una batería que usa el doble bombo como un recurso y no como única opción, lo cual se agradece. Los teclados de José Gómez introducen muchos de los temas, aportando además un colchón sobre el que se basa la instrumentación más dura.

Por el hecho de quien fue su predecesor, el reto de Alberto Symon no es fácil. Muchos de sus seguidores temían el siempre crítico asunto del cambio de cantante, más aún cuando el anterior tiene tanta atención mediática. Pues bien, Alberto sale más que airoso del envite, demostrando que, además de buena voz y un amplio registro, tiene la personalidad suficiente para imprimir su propio estilo a la banda.

La variedad de los temas del disco hace que su escucha sea amena. Hay temas más o menos duros, melodías pegadizas y registros agresivos, incluso en un par de ocasiones se permiten añadir estrofas de voz gutural, obra del bajista César Arroyo, tal y como hace en su otro grupo, Dulcamara, donde ejerce labores de vocalista. Incluso hay dos temas donde levantan el pie del acelerador para ofrecernos un tempo más comedido, como en el hard rock de “Última esperanza” o la power-ballad “Duele la noche sin ti”, dos cortes que muestran su lado más sentimental.

Los cambios de componentes en un grupo siempre son un problema para su asentamiento. Si, como en el caso de Nocturnia, los cambios afectan a la figura del vocalista, el problema es aún mayor. A pesar de ello, han conseguido la estabilidad necesaria para construir discos atractivos como este “Tierra de cobardes”. Espero que finalmente esta formación logre la estabilidad necesaria para crecer y convertirse en un referente del metal nacional. Este paso, el 5º en su carrera, es firme para ello.

Imagen de previsualización de YouTube

Shan Tee